sábado 25, octubre, 2014 | hrs

Fuga de agua amenaza casa construida junto a un barranco


El Diario | Miércoles 15 Mayo 2013 | 21:09 hrs
Las cuarteaduras en las paredes de su casa y el desprendimiento del piso a causa de la humedad, mantiene a Juliana González atemorizada de que el barranco contiguo a su domicilio se venga abajo, pues desde hace cuatro meses comenzó a deslavarse a raíz de una fuga de agua, según refirió la propietaria.

“Tenemos miedo de que se nos caiga la casa de la vecina que está arriba, porque a la fecha el agua se nos sigue metiendo a los cuartos”, dijo la madre de familia, habitante de la colonia Francisco Sarabia.

Como medida desesperada, la mujer excavó una zanja para desviar el cauce del agua y evitar que la infiltración siga arqueando algunos de los cuartos de madera, que ya están en riesgo de caer.

Personal de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) que atendió el reporte aseguró que en el domicilio “hay poco qué hacer”, ya que la edificación se encuentra en una zona considerada de alto riesgo.

“Lo que vamos hacer es clausurar la toma de agua por unos tres días para ver si deja de salir; el problema es que en esa zona no podemos hacer nada porque se nos viene encima el cerro”, dijo uno de los empleados de la unidad 1249. (Francisco Chávez)



En el inmueble se pudo constatar cómo el agua emana de la tierra y deja entre las estructuras un rastro de salitre tras varios meses de fuga.

“Tuvimos que perforar aquí porque el agua entraba en los cuartos y principalmente en el baño”, dijo otra habitante del domicilio al momento que señalaba las afectaciones dentro de la casa.

Aseguró que desde enero se notificó sobre el problema a la JMAS, sin embargo la falta de respuesta, apuntó, provocó el desgajamiento de ciertas partes del cerro que se encuentra atrás de su vivienda.

Las afectaciones se aprecian en las cuarteaduras y levantamiento del piso en uno de los baños.

Las características de los daños desconcertaron a los empleados estatales, quienes no concordaban sobre si la fuga es de agua potable o drenaje.

A consecuencia de ello, los empleados de la descentralizada sólo clausuraron la toma de agua de un inmueble aledaño al de la denunciante, del que se presume se originó la fuga y que se construyó entre llantas y piedras.  En el domicilio edificado con concreto y madera habitan cuatro niños, por lo que los propietarios manifestaron su temor de que resulten lesionados por el inminente deslave de uno de los cerros.

“Con la extensión de la fuga comenzó la humedad en los cuartos, después generó afectaciones a la vivienda y ahora ya comienza a ingresar por el piso del domicilio”, dijo la propietaria mientras recogía en una cubeta el agua diseminada en el piso.

Protección Civil municipal, a través de un reporte, recomendó a la propietaria del lugar la construcción de una barda que proteja a los habitantes del domicilio.

El rastro que ha dejado el desperdicio de agua alcanza los 30 metros aproximadamente y se desliza por uno de los caminos de terracería.

Juliana González refirió que dicha situación le ha generado problemas con sus vecinos y que varios carecen del servicio de agua potable y drenaje en ese sector, al grado de conectar tomas clandestinas para su consumo, según aseguró.

La situación orilló a la mujer a cambiar sus muebles constantemente para que no se le dañen con la humedad que se ha impregnado en las paredes de su hogar. (Francisco Chávez/El Diario)

fchavez@redaccion.diario.com.mx

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de abajo se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.