Internacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 23 Octubre 2017 | 

3

48

42

Secciones

Lunes 23 Octubre 2017 | 

3

48

42

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Clínica infantil de Viena siguió usando métodos nazis hasta los 80

AFP | Martes 14 Marzo 2017 | 15:11 hrs

Associated Press |

Associated Press |

Viena– La mayoría de empleados de una famosa clínica de Viena donde los nazis mataron a cientos de niños discapacitados siguieron trabajando en ella después de 1945, prosiguiendo con los abusos a los pacientes hasta los años 1980.

Un informe de las autoridades austriacas revela que entre 600 y 700 niños y jóvenes estuvieron internados en el "Pabellón 15" bajo un "vasto sistema de violencia" entre el final de la Segunda Guerra Mundial y principios de los años 1980.

El documento, basado en entrevistas con antiguos pacientes y trabajadores, afirma que "una insuficiente ruptura a nivel ideológico y laboral con el periodo nazi contribuyó a estas condiciones inhumanas".

Este centro, en la capital austriaca, formaba parte de la clínica Spiegelgrund, donde los nazis asesinaron a al menos 800 niños, sometiéndolos a experimentos pseudocientíficos o exterminándolos con gas.

Los empleados, muchos de ellos con una formación inadecuada, utilizaron de forma "abusiva" drogas para sedar a los niños y los pusieron en camas-jaula, con camisas de fuerza.

Al menos 70 de ellos murieron en este establecimiento, hoy cerrado, la mayoría de ellos por neumonía, debido a la falta de cuidados médicos y a la desnutrición, precisa el informe.

Las condiciones en que vivían los enfermos en el Pabellón 15, algunos de los cuales permanecieron allí varios años, estaban "lejos de las normas profesionales de la época (...) para el tratamiento de personas minusválidas", afirma Hemma Mayrhofer, una de las autoras del estudio.

Los cerebros de las jóvenes víctimas del Pabellón 15 eran luego utilizados "para fines científicos".

El profesor responsable de estas investigaciones hasta los años 80 era Heinrich Gross, un exmiembro del partido nazi, que trabajaba en esta clínica psiquiátrica durante la guerra.

Gross, que se convirtió en un destacado experto en su dominio después de la guerra, utilizó el Pabellón 15 como "marco institucional para continuar con sus investigaciones sobre la 'eutanasia infantil'", estima el informe.

Fallecido en 2005, este médico fue investigado en los años 90 pero nunca fue procesado.

Mas de 300 cerebros de niños asesinados en Spiegelgrund durante la guerra fueron conservados en la clínica durante décadas, antes de ser inhumados en los años 2000.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Arrestan a 140 'cazavampiros' en Malaui
Agencias | 17:19 hrs

Nueve personas murieron desde septiembre a manos de quienes persiguen a sospechosos de realizar rituales donde beben sangre

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: