miércoles 26, noviembre, 2014 | hrs

Familia de Chávez acusa a Capriles de ofender la memoria del presidente


AFP | Martes 12 Marzo 2013 | 20:13 hrs
Caracas— Familiares del presidente venezolano Hugo Chávez acusaron hoy al candidato presidencial de la oposición, Henrique Capriles, de ofenderlos y de faltar a la memoria del líder al poner en duda la fecha de su muerte.

"No es justo, no es humano, no es aceptable que ahora pretendan decir que hemos estado mintiendo con respecto a la fecha de su partida (...) les digo que mi padre murió luchando y murió en su patria el día 5 de marzo", dijo una de las hijas del mandatario, María Gabriela, en una carta leída por el ministro de Información, Ernesto Villegas, en el canal oficial VTV.

"Es sencillamente inconcebible pensar que una familia entera: hijos, hermanos, nietos, padres, nos hayamos podido prestar para tamaña mentira", sigue la carta, en la que la hija de Chávez pidió a Capriles y a la oposición "no ser tan sucios". Momentos antes, uno de los hermanos de Chávez, Argenis, acusó también a Capriles de "faltar el respeto a la memoria del presidente" y a su familia.

"Este señor de manera irresponsable, baja, inmoral, poco humana decía en una rueda de prensa que quién sabe cuándo murió Chávez. Es una falta de respeto a la memoria del presidente y una falta de respeto a la dignidad de la familia", dijo Argenis a VTV.

El domingo, cuando Capriles anunció que sería candidato opositor en los comicios presidenciales del 14 de abril, acusó al gobierno y específicamente al presidente encargado y candidato oficialista, Nicolás Maduro, de mentir sobre la muerte de Chávez.

"¡Quién sabe cuándo murió el presidente Chávez! Ustedes tenían todo cuadrado (...) Ahora encima ustedes utilizan el cuerpo del presidente para hacer campaña política", dijo entonces Capriles, refiriéndose a Maduro.

Maduro reaccionó el mismo domingo, acusando a Capriles de "fascista" y asegurando que la familia Chávez "se reservaba el derecho de acudir a acciones judiciales para defender el honor y la memoria del comandante" por "las graves ofensas que han lanzado" sobre su vida y su muerte.

Villegas y Argenis Chávez emitieron sus declaraciones desde la Academia Militar, donde desde el miércoles pasado yace el cuerpo del mandatario en capilla ardiente. Chávez, que falleció a los 58 años víctima de un cáncer que le fue diagnosticado en 2011, dejó a padres, hermanos, tres hijas, un hijo y varios nietos.

Mientras, el gobierno de Venezuela rindió hoy honores a Hugo Chávez a una semana de su muerte, mientras el parlamento postergó el debate de una polémica propuesta de llevar su cuerpo embalsamado al Panteón Nacional, paso clave en el proceso de mitificación del líder.

A las 16:25 locales (20:25 hora GMT), la hora exacta en la que falleció el presidente, sonaron las cornetas en el salón de honor de la Academia Militar, adonde acudieron las autoridades de gobierno, encabezados por el presidente encargado Nicolás Maduro, y el alto mando militar.

Frente al féretro cubierto con la bandera venezolana, Maduro aseguró que Chávez fue un "profeta adelantado a su tiempo" y recriminó a la oposición por tratar de "profanar su espíritu eterno".

"Los llamamos a que cedan en su odio y su rencor", manifestó el presidente interino, a quien Chávez designó como su heredero político y candidato en caso de su muerte, en diciembre, poco antes de someterse a una cuarta cirugía contra el cáncer en La Habana.

Maduro, un exchófer de bus y exsindicalista de 50 años, y el opositor Henrique Capriles, un abogado de 40 años y gobernador del importante estado de Miranda (norte), se enfrentarán el 14 de abril en unas elecciones centradas el figura de Chávez.

Aunque formalmente inicia el 2 de abril, la campaña arrancó con ácidos ataques: Los opositores acusan al gobierno de usar la muerte de Chávez para captar votos y los oficialistas de mancillar la memoria del líder.

Muestra de la confrontación directa es el nombre que cada uno eligió para su comando de campaña: Maduro lo nombró "Hugo Chávez" y Capriles llamó hoy al suyo "Simón Bolívar", enfureciendo a los oficialistas.

El candidato opositor, a quien Chávez ganó por 11 puntos en las elecciones de octubre pasado para un tercer periodo de seis años, dirige sus ataques a Maduro. "Esta campaña es entre tú y yo, Nicolás, dejen al presidente en paz", afirmó.

Al clima caldeado abonó la propuesta oficial de llevar los restos embalsamados de Chávez al Panteón, junto a los del libertador Simón Bolívar, para lo cual se requiere una enmienda constitucional, pues ese honor se reserva a ciudadanos "ilustres" después de transcurridos 25 años de su fallecimiento.

Maduro había anunciado que la Asamblea Nacional, de mayoría chavista, aprobaría hoy la enmienda, que debe ser sometida a referendo en 30 días, lo cual coincidiría con las elecciones.

Pero el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, anunció esta noche que la decisión fue postergada: "No tenemos prisa porque estamos en el duelo, estamos con una campaña que comienza", dijo y quien añadió se propiciará "un gran debate en el país porque no es cualquier cosa".

Inspirador de amores y odios, Chávez lideró un gobierno personalista de 14 años que dividió políticamente en dos a Venezuela. Sus seguidores lo aman por haberse ocupado de los amplios sectores de población relegada, con proyectos sociales como la "Misión Robinson" de educación o "Barrio adentro" de salud.

"Después de Dios, Chávez. Nos representó a los pobres. Nos enseñó a redescubrir la historia (...) Es inmortal, eterno como Simón Bolívar", expresó a AFP Grisel Fuentes, de 53 años, envuelta en una bandera venezolana, a la espera de pasar frente al ataúd.

Sus críticos lo consideran un "caudillo populista", en tanto los más acérrimos lo tildan de "dictador", y le achacan haber cimentado su popularidad en los barriles de petróleo.

"En 14 años ha hundido a este país, no hizo nada contra la violencia, los malandros (delincuentes), y la economía es un caos. Poner a ese señor junto a Bolívar es una ofensa", afirmó Pedro Delgado, un taxista de 53 años.

Omnipresente en la vida de los venezolanos, Chávez batió todos los récords de popularidad. Cantaba, recitaba, bailaba frente a las cámaras, en su programa Aló Presidente o desde el balcón del Palacio Miraflores.

"La momificación es la personificación del amor y de la preocupación por los débiles (...). El líder ocupa un espacio mítico paradigmático separado de la realidad", aseguró el psicólogo Axel Capriles. En los últimos dos años, sobre todo desde que enfermó, según la historiadora Margarita López, el oficialismo lo fue posicionando como un "héroe".

Las imágenes de un Chávez sonriente y victorioso abundan en las calles, y ahora sus seguidores le llaman "comandante supremo", "segundo libertador de Venezuela (después de Bolívar)" y "redentor de los pobres".

"Chávez ya no soy yo, Chávez es un pueblo, Chávez somos millones", había dicho el mandatario durante la campaña para su reelección en 2012. Esa frase resuena hoy en los medios oficialistas.

Bajo la consigna "Chávez al Panteón, junto con Simón", sus seguidores podrán seguir rindiéndole honores en el Cuartel de la Montaña, hoy museo, adónde su cuerpo será trasladado el viernes. Desde ese cuartel, Chávez lanzó un golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Aunque falló, salió ante las cámaras y dijo haber fracasado "por ahora". Fue allí, según los analistas, donde nació el mito.

 

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.