miércoles 01, octubre, 2014 | hrs

Meteorito desató explosión 40 veces mayor que bomba que arrasó Hiroshima


Agencias | Sábado 16 Febrero 2013 | 23:34 hrs
El meteorito que cayó en Rusia medía aproximadamente 17 metros antes de entrar a la atmósfera de la Tierra, tenía un peso estimado de 10 mil toneladas y liberó una energía de 500 kilotones, lo que se asemeja a la fuerza de casi 40 bombas como la de Hiroshima (aproximadamente 15 kilotones).

Estas nuevas cifras divulgadas por la Agencia Espacial de Estados Unidos, (NASA, por sus siglas en inglés) se estimaron con información recabada por cinco estaciones de infrasonido alrededor del mundo.

Anteriormente, la NASA estimaba que el meteorito tenía un tamaño aproximado de 15 metros, peso de siete mil toneladas y que había liberado una energía de 30 kilotones.

Las nuevas mediciones del fragmento que el viernes pasado impactó sobre los Urales rusos, son que pesaba al menos 3 mil  toneladas más.

Hiroshima fue escenario del primer bombardeo atómico de la historia, el 6 de agosto de 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, ordenado por el ex presidente norteamericano Harry Truman.  Produjo la muerte de alrededor de 120 mil japoneses, la mayoría civiles, y unos  360 mil heridos.

Al meteorito le tomó poco más de 30 segundos desintegrarse tras penetrar la atmósfera y surcó el cielo ruso a una velocidad superior a los 60 mil kilómetros por hora (40 mil millas por hora).

Este tipo de eventos suceden uno cada 100 años, de acuerdo con expertos de la NASA. En 1908 ocurrió un fenómeno similar en Tunguska, Siberia, sin embargo éste era de menor tamaño que el “bólido de Cheliábinsk”.

Aún más sorprendente e inédito es el hecho de que dos fenómenos sucedan el mismo día y con diferencia de horas.

La NASA aclaró que el asteroide 2012 DA14, cuyo paso por la Tierra ha sido histórico por su cercanía, no tiene relación alguna con el meteorito que impactó la zona rural de Cheliábinsk, al este de los Urales.

El meteorito dejó mil 200 heridos y daños por hasta 33 millones de dólares, según estimaciones de autoridades de la región rusa.

La NASA explicó que el meteorito estalló 20 kilómetros antes de tocar tierra y los daños ocasionados fueron producto de la onda expansiva.

El meterorito desperdigó sus fragmentos hasta en seis ciudades de Rusia.

La mayor parte de los daños causados fueron consecuencia de la onda explosiva que destrozó miles de ventanas, y no de los pedazos de meteorito que impactaron en la región rusa de Cheylabinsk, mil 500 kilómetros al este de Moscú.

La NASA indicó que, con base en sus estudios, el cuerpo celeste de unos 17 metros de largo, entró en la atmósfera terrestre a una velocidad de 18 kilómetros por segundo, 30 veces más rápido que un avión Concorde.

Los datos infrasónicos recogidos indican que la caída del bólido, desde su entrada en la atmósfera hasta la desintegración, duró 32.5 segundos, y su señal fue recogida por once de las 45 estaciones de seguimiento situadas en 35 países.

Expertos del ministerio de Emergencias siguen buscando fragmentos cósmicos que, según una hipótesis, pudo haber caído en el lago Chebarkul, cerca de Cheliábinsk.

Un grupo de seis buzos se encargará de comprobar esta versión en las próximas horas.

Un portavoz militar de la región de los Urales indicó que una patrulla de reconocimiento encontró el lugar del impacto de uno de los fragmentos, al borde del lago de Cherbarkul.

“Hay un cráter de seis metros”, precisó el coronel Yaroslav Poshiupkin.

Científicos rusos han montado un laboratorio en la zona para estudiar los restos del meteorito bautizado ya como el “Bólido de Cheliábinsk”. (Agencias)

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de abajo se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.