Se antoja su ritmo | Estilos

Martes 11 Diciembre 2018 | 

14

10

14

Secciones

Martes 11 Diciembre 2018 | 

14

10

14

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Se antoja su ritmo

Agencia Reforma | Domingo 02 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

 /
Imagen Galeria

/

Nueva Orleans–Si hay una ciudad estadounidense donde la fiesta nunca termina y se mezclan con sublime perfección la historia, la cultura y la diversión, esa es sin duda Nueva Orleans.

Al pasear por sus calles y contemplar sus construcciones coloniales de reminiscencias criollas, irremediablemente el visitante se siente transportado al siglo 18.

NOLA, como le dicen sus habitantes, no deja de guardar una atmósfera casi fantasmal, como si las raíces del vudú y lo paranormal, originadas por las comunidades afroamericanas, aún subsistieran en las entrañas de este lugar con 300 años de antigüedad.

Nuestro recorrido empieza por Canal Street, enmarcada por comercios de moda y el paso de los tradicionales tranvías. Sin embargo, la magia surge al ir hacia Bourbon Street para adentrarnos en el corazón del Barrio Francés, que ha sido designado Hito Histórico Nacional.

Al recorrer sus calles se observan innumerables bares, restaurantes, galerías de arte, tiendas de antigüedades y otros comercios asentados en antiguas construcciones que aún conservan sus tradicionales balcones de hierro.

Pero lo más atractivo es que la fiesta musical se vive a cada momento y en cada esquina del Barrio Francés. No es extraño que -al dar vuelta en una calle- el viajero se tope con un trompetista o con una banda de jazz tocando sus instrumentos. La mayoría logra congregar a la multitud en torno a ellos. Incluso, algunos se animan a bailar.

También es común ver parejas de recién casados recorriendo las calles, en compañía de sus invitados, mientras una banda de jazz va detrás de ellos, toda una tradición en las bodas de Nueva Orleans.

Hay que hacer una rápida parada en la Royal Praline Company, en Royal Street, para comprar los tradicionales dulces de leche, mantequilla y azúcar.

Si de día el Barrio Francés es atractivo, durante la noche resulta fascinante. La gente se vuelca a las calles para vivir la fiesta. Se escucha la música que sale de los bares y la algarabía de la multitud.

No es extraño ver en los balcones de Bourbon Street jóvenes lanzando collares de cuentas a la gente, una tradición que es propia del Mardi Gras.

Para una velada más tranquila es mejor dirigirse hacia el barrio contiguo de Faubourg Marigny, donde hay varios clubes de jazz como The Spotted Cat Music Club o d.b.a.

Al siguiente día, vale la pena continuar un recorrido por esta urbe dirigiéndose a Jackson Square, ubicada frente al Río Mississippi, con la Catedral de St. Louis dominando el panorama.

En la plaza suele haber actores vestidos con trajes de época que se toman la foto con los turistas y pintores que ofrecen su obras.

A unos pasos de ahí se encuentra el Moonwalk River Front Park, donde se puede contemplar en todo su esplendor el río Mississippi e incluso realizar un paseo en los tradicionales barcos de vapor.

 

Un destino muy sensorial

Además de escuchar buena música, nadie puede irse de este destino sin: 

* Saborear un tradicional beignet, especie de buñuelo espolvoreado con azúcar glass, en el famoso Café Du Monde.

* Ver la belleza del Garden District. Un tour a pie permite admirar la belleza de las casas de estilo victoriano.

* Gozar de los aromáticos platos tanto de la cocina cajún, como de la creole (criolla). Y, por supuesto, probarlos.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Los secretos de la Amazonia
Agencia Reforma | 11:45 hrs

Una próspera region en ecoturismo y turismo de aventura





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: