Facebook insiste con el reconocimiento facial y enciende alarmas | Estados Unidos

Estados Unidos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 21 Julio 2018 | 

11

42

07

Secciones

Sábado 21 Julio 2018 | 

11

42

07

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Facebook insiste con el reconocimiento facial y enciende alarmas

The New York Times | Miércoles 11 Julio 2018 | 16:34 hrs

 /

/

Cuando Facebook desplegó herramientas de reconocimiento facial en la Unión Europea este año, promocionó la tecnología como una manera de ayudar a que la gente resguarde su identidad en línea.

“La tecnología de reconocimiento facial nos permite evitar que un extraño utilice tu foto para hacerse pasar por ti”, Facebook les dijo a sus usuarios en Europa.

Fue una decisión riesgosa por parte de la red social. Seis años antes, había desactivado la tecnología en Europa después de que los reguladores plantearon preguntas acerca de su sistema de consentimiento para el reconocimiento facial. Ahora, Facebook volvía a presentar el servicio como parte de una actualización de su proceso de permisos de los usuarios en Europa.

Sin embargo, Facebook está tomando un gran riesgo para su reputación al presentar de manera agresiva esta tecnología en una época en que sus prácticas de extracción de datos están bajo un mayor escrutinio en Estados Unidos y Europa. Más de una decena de grupos de privacidad y defensa del consumidor, y por lo menos algunos funcionarios, ya argumentan que el uso que hace la empresa del reconocimiento facial ha violado la privacidad de la gente al no obtener el consentimiento del usuario de manera apropiada.

Las quejas se suman a la serie de críticas que enfrenta el gigante de Silicon Valley respecto del manejo de los detalles personales de sus usuarios. Varias agencias gubernamentales estadounidenses actualmente están investigando la respuesta de Facebook a la recolección de los datos de sus usuarios por parte de Cambridge Analytica, una firma de consultoría política.

La insistencia de Facebook para extender el uso del reconocimiento facial también pone a la empresa en el centro de un debate más amplio e intenso acerca de cómo debe manejarse esa tecnología tan poderosa, en vista de que puede usarse de manera remota para identificar a la gente por su nombre sin que lo sepan ni lo consientan. Aunque los promotores la consideran una herramienta de alta tecnología para atrapar criminales, los expertos en libertades civiles advierten que podría posibilitar un sistema de vigilancia masiva.

El reconocimiento facial funciona escaneando rostros de gente no identificada en fotografías o videos para después buscar coincidencias de los códigos de sus patrones faciales con los de una base de datos de gente identificada. Facebook ha dicho que los usuarios están a cargo de ese proceso y les ha dicho: “Ustedes controlan el reconocimiento facial”.

No obstante, los críticos dijeron que la gente en realidad no puede controlar la tecnología porque Facebook escanea sus rostros en las fotografías incluso cuando su configuración de reconocimiento facial está desactivada.

“Facebook intenta explicar sus prácticas de manera que parezca el bueno de la historia y que de alguna manera está protegiendo tu privacidad”, dijo Jennifer Lynch, una abogada sénior de Electronic Frontier Foundation, un grupo de defensa de los derechos digitales. “Pero no menciona el hecho de que escanea todas las fotografías”.

Rochelle Nadhiri, una portavoz de Facebook, dijo que su sistema analiza los rostros en las fotografías de los usuarios para revisar si coinciden con las de los que tienen activada la configuración de reconocimiento facial. Si el sistema no puede encontrar una coincidencia, dijo, no identifica el rostro desconocido y de inmediato elimina los datos faciales.

El meollo del problema es el enfoque de Facebook respecto al consentimiento de los usuarios.

En la Unión Europea, una nueva y severa ley de protección de datos llamada Regulación General de Protección de Datos ahora exige que las empresas obtengan el consentimiento explícito y “otorgado libremente” antes de recolectar información tan delicada como los datos faciales. Algunos críticos, incluido el exfuncionario de gobierno que propuso originalmente la nueva ley, sostuvieron que Facebook intentó influir de manera inapropiada en el consentimiento de los usuarios al promocionar el reconocimiento facial como una herramienta de protección de identidad.

Facebook notificó a sus usuarios en Europa este año que ellos podrían elegir activar los servicios de reconocimiento facial de la red social. Credit Consejo Noruego para los Consumidores

“Facebook en cierta forma me está amenazando con que, si no acepto el reconocimiento facial, estaré en peligro”, dijo Viviane Reding, la excomisionada de justicia de la Comisión Europea que ahora es integrante del Parlamento Europeo. “Actúa totalmente en contra de la ley europea porque intenta manipular el consentimiento”.

Los reguladores europeos también están preocupados por las prácticas de reconocimiento facial de Facebook. En Irlanda, donde se encuentra la sede internacional de Facebook, un portavoz de la Comisión de Protección de Datos dijo que los reguladores “le han hecho algunas preguntas a Facebook respecto de esta tecnología”. Los reguladores están evaluando las respuestas de Facebook, comentó.

En Estados Unidos, Facebook está combatiendo una demanda presentada por residentes de Illinois en la que afirman que las prácticas de reconocimiento facial de la empresa violaron la ley estatal de privacidad. Los daños en el caso, certificado como una demanda colectiva en abril, podría sumar miles de millones de dólares. En mayo, un tribunal de apelaciones aceptó la petición de Facebook de retrasar el juicio y revisar la orden de certificación de la demanda.

Nikki Sokol, abogada general asociada de Facebook, dijo mediante una declaración: “Esta demanda no tiene mérito y nos defenderemos con fuerza”.

De manera independiente, los grupos de privacidad y defensa del consumidor presentaron una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) en abril diciendo que Facebook agregó servicios de reconocimiento facial, como función para ayudar a identificar a impostores, sin obtener el consentimiento previo de las personas antes de activarlo. Los grupos argumentaron que Facebook violó un decreto de consentimiento de 2011 que le prohíbe llevar a cabo prácticas engañosas de privacidad.

“Facebook de manera rutinaria tergiversa las cosas para hacer que los consumidores adopten usos más amplios y generalizados de la tecnología de reconocimiento facial”, señaló la queja.

Nadhiri dijo que Facebook había diseñado su proceso de consentimiento de manera que cumpliera con la nueva ley europea y había hecho una presentación preliminar de su enfoque ante reguladores europeos. En cuanto a la queja de los grupos de privacidad, dijo que la red social había notificado a sus usuarios acerca de los servicios expandidos de reconocimiento facial.

“Proporcionamos información clara a la gente acerca de cómo usamos la tecnología de reconocimiento facial”, escribió Nadhiri en un correo electrónico. La sección de privacidad actualizada hace poco, “le muestra a la gente cómo funciona el sistema de manera clara”, agregó.

Pero es posible que Facebook apenas esté empezando con sus servicios de reconocimiento facial. La red social ha solicitado varias patentes, lo cual demuestra cómo podría utilizar la tecnología para rastrear a sus usuarios en la vida real.

Una solicitud de patente, publicada en noviembre pasado, describe un sistema que puede detectar a los consumidores dentro de tiendas y hacer coincidir los rostros de esos compradores con sus perfiles en las redes sociales. Después puede analizar las características de sus amigos, así como otros detalles, y utilizar esa información para determinar un “nivel de confianza” para cada comprador. Los consumidores considerados “confiables” podrían obtener un trato preferencial, como acceso automático a mercancía en vitrinas bajo llave, señaló el documento.

Otra solicitud de patente de Facebook describe cómo las cámaras cercanas a las cajas de pago pueden capturar los rostros de los compradores, hacerlos coincidir con sus perfiles en las redes sociales y después enviar mensajes de confirmación de compra a sus celulares.

En su queja ante la FTC, los grupos de privacidad —encabezados por el Centro de Información sobre Privacidad Electrónica (EPIC), una institución de investigación sin fines de lucro— dijeron que las solicitudes de patentes mostraban cómo Facebook podría generar ganancias con los rostros de los usuarios. Una queja anterior del EPIC acerca de Facebook ayudó a acelerar el decreto de consentimiento con el que se exigió que la empresa les diera a los usuarios más control de sus detalles personales.

“Las solicitudes de patentes de Facebook confirman los principales propósitos comerciales de la empresa de expandir su colección de datos biométricos y los usos generalizados de la tecnología de reconocimiento facial que prevé para el futuro próximo”, señala la queja actual.

Nadhiri dijo que Facebook a menudo solicitaba patentes para tecnologías que nunca ponía en vigor y que las solicitudes de patentes no definían los planes de la empresa.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
En el limbo las políticas públicas sobre ciudades santuario
El Diario de Juárez | 15:16 hrs

Impugnaciones legales a las medidas de Jeff Sessons coloca a estos lugares en condiciones disparejas





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: