¿Por qué Trump le teme a la lactancia materna? | Estados Unidos

Estados Unidos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

1

20

08

Secciones

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

1

20

08

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


¿Por qué Trump le teme a la lactancia materna?

The New York Times | Martes 10 Julio 2018 | 16:17 hrs

 /

/

El intento de los delegados estadounidenses en la Organización Mundial de la Salud de hundir o deshacerse de una resolución que busca promover la lactancia materna en los países no desarrollados representaba tantas cosas: era una posición acosadora, anticientífica, proindustria, en contra de la salud pública y corta de miras, por mencionar solo algunos aspectos.

Pero no sorprendió. De hecho, es solo uno de los ejemplos más recientes del sello del gobierno de Donald Trump que atormenta a los países más débiles al hacer a un lado las preocupaciones de salud pública para servir a los intereses de las empresas poderosas. La industria de la fórmula láctea tiene un valor de 70.000 millones de dólares y, debido a que la lactancia materna se ha vuelto popular en los países más desarrollados, ha puesto sus expectativas de crecimiento en los países en desarrollo.

Como The New York Times reporteó, la resolución solamente enunciaba que la leche materna es la alternativa más saludable para los niños y que se debían tomar pasos para minimizar la promoción imprecisa de sus sustitutos.

La hermosa y compleja Bogotá: guía para viajeros primerizos

La aseveración de Trump este lunes en Twitter —en la que decía que las mujeres necesitaban tener acceso a la fórmula láctea debido a la desnutrición— desafía tanto a la ciencia como al sentido común: es apabullante la evidencia de que la leche materna es la alternativa más nutritiva para los bebés, y por mucho. Entre sus beneficios, tiene la posibilidad de prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias, que son frecuentes en países de ingresos bajos.

La falta de ética en las prácticas de mercadotecnia usadas por los productores de fórmula es un problema de larga data y bien establecido que ha contribuido a un descenso de la lactancia en los países de bajos ingresos. En 2015, menos del 40 por ciento de los bebés menores de 6 meses de edad eran lactados en los países en desarrollo. Duplicar esa proporción podría salvar cientos de miles de vidas.

Es cierto que para algunas familias la fórmula láctea puede ser fundamental, pero también es menos nutritiva que la leche materna en todos los sentidos. Entre otras cosas, no contiene los anticuerpos que la leche materna sí tiene. En los países en desarrollo, esas deficiencias pueden tener un impacto devastador en la salud de los niños.

Ecuador estaba listo para presentar esta medida cuando Estados Unidos amenazó con “medidas comerciales punitivas” y el retiro de ayuda militar crucial, a menos que el país desistiera de presentarla.

Al final, triunfó el sentido común en esta ronda de acoso y la resolución pasó sin mayores cambios, por raro que parezca, gracias a Rusia. Pero los funcionarios estadounidenses están usando estas mismas tácticas en otras situaciones similares; por lo que persiste la preocupación de que puedan tener éxito en esos frentes.

En marzo, los representantes comerciales de Estados Unidos amenazaron con retirar el apoyo al acuerdo de paz colombiano y el encumbramiento de Colombia en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), a menos que los funcionarios colombianos de salud desistieran en varios esfuerzos por reducir los precios de los fármacos de prescripción. Las medidas que Colombia está considerando han sido autorizadas por la Organización Internacional del Trabajo, pero las farmacéuticas han presionado a los países para que no las apliquen, con ayuda de los representantes comerciales estadounidenses.

Los funcionarios estadounidenses han propuesto cambios a la política comercial mundial que prohibirían ese tipo de medidas, lo que también frustraría otros esfuerzos para ampliar el acceso a fármacos nuevos y muy necesitados para combatir la tuberculosis. Esta aún tiene niveles de epidemia en varios países de ingresos medios y bajos y causó la muerte de 1,7 millones de personas tan solo en 2016, según la Organización Mundial de la Salud.

Es tentador llamar trumpiano a este acercamiento a la salud pública solo porque tiene todos sus rasgos característicos: una actitud reverencial ante las compañías ricas y poderosas, el menosprecio a las necesidades de la gente pobre o enferma y ninguna atención a las consecuencias de largo plazo. Sin embargo, aunque no hayan triunfado del todo con la fórmula para bebés, otros gobiernos estadounidenses son tan responsables como el actual en lo que atañe a los fármacos.

Las administraciones de Obama y Clinton también intentaron mantener los precios altos de los medicamentos en los países de bajos ingresos; el de Obama, al impedir el mercado de los genéricos en la India y otros países, mientras que el de Clinton apoyó políticas que mantuvieron el precio del medicamento contra el VIH mucho más alto de lo necesario.

En el caso del VIH, la constancia de las protestas mundiales lograron cambiar la opinión pública y el curso de la historia de la medicina. Estados Unidos trabajó en las excepciones para los medicamentos contra el VIH y permitió que surgiera un mercado de fármacos genéricos que redujo dramáticamente la epidemia.

Si los funcionarios estadounidenses hubieran triunfado en el caso de la lactancia, el resultado sería fácil de prever: la gente sufriría; los ingresos de las empresas, no.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Trump cree que se necesita identificación para comprar cereal
Excélsior | 19:29 hrs

Insistió en una entrevista este miércoles en pedir más leyes de identificación de votantes





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: