Hispanos demandan a empresa de trenes por discriminación | Estados Unidos

Estados Unidos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 16 Octubre 2018 | 

0

00

35

Secciones

Martes 16 Octubre 2018 | 

0

00

35

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Hispanos demandan a empresa de trenes por discriminación

Associated Press | Miércoles 02 Mayo 2018 | 13:17 hrs

Associated Press /
Imagen Galeria

Associated Press /

Nueva York— "Durante esa época pensé en el suicidio. Pensé en tirarme de un puente. Había un puente en Woodside, Queens, y solía caminar hasta él por las noches".

Eso manifestó el mexicano Omar Enrique Campos en una demanda interpuesta por él y otros 17 trabajadores mexicanos, ecuatorianos y dominicanos contra una empresa ferroviaria de Nueva York que, según los denunciantes, los forzó a realizar duras tareas sin material de protección además de discriminarlos por ser inmigrantes.

El grupo asegura que los supervisores de New York & Atlantic Railway los escogían para hacer los trabajos más peligrosos en las vías del tren, sin entrenamiento ni protección, lo que a veces les provocaba lesiones. También los obligaban a trabajar jornadas de 12 y 14 horas en muy bajas temperaturas por las que recibían una paga mucho menor que la de los trabajadores estadounidenses.

La demanda, de 127 páginas, avanza en la Corte Suprema de Manhattan y podría tardar un año o más en resolverse, explicó la abogada de los demandantes Kristina Mazzocchi.

Estos trabajadores "fueron tratados como si fueran desechables y fácilmente reemplazables", dijo Mazzocchi a The Associated Press. "Creemos que el empleador fue metódico a la hora de escoger a este grupo de trabajadores para poder explotarlo".

Algunos de los hispanos, que trabajaron para la empresa en distintos periodos desde 2010 a 2016, fueron contratados por primera vez en aparcamientos de centros comerciales de Brooklyn y Queens, donde muchos inmigrantes esperan ser recogidos por patrones para llevar a cabo labores básicas de construcción ese mismo día.

En lugar de hacerlos entrar a la zona de trabajo por una puerta, como hacían con los trabajadores estadounidenses, supervisores en New York & Atlantic Railway obligaban a los hispanos a trepar cada día por una verja trasera, según la demanda. Mazzochi asume que se hacía eso para mantenerlos invisibles.

"Era un lugar de trabajo increíblemente segregado. La puerta principal quedaba reservada para los trabajadores blancos y la verja quedaba reservada para los trabajadores inmigrantes", señaló la abogada.

Sin haberles dado ningún tipo de formación los hacían instalar, cortar y reparar vías, cortar troncos de árboles con sierras eléctricas, fumigar pesticidas y herbicidas o mantener los mecanismos que permiten que un tren se desvíe de una vía a otra, entre otras labores.

Campos recordó que una vez se le cayó una vía en el pie y le pidieron que no fuera al hospital. Las largas jornadas de trabajo, en las que también eran sometidos a insultos y nombres despectivos, le impedían estar con su familia y lo afectaron psicológicamente, explicó el trabajador mexicano de 29 años.

"Me sentía humillado. Me sentía que no valía nada y eso se me quedó en la cabeza", aseguró el hispano que trabajó para la empresa desde septiembre de 2014 a marzo de 2016.

New York & Atlantic Railway transporta alimentos y material de construcción, entre otras cosas, a través de 432 kilómetros de vías en la ciudad y las afueras, de acuerdo con la demanda. Además de esta empresa, en la querella aparecen como demandados Anacostia Rail Holdings Company, que es dueña de New York & Atlantic Railway, y tres directivos de las compañías.

El abogado de New York & Atlantic Railway, Michael Hall, dijo el miércoles a AP que "en este momento estoy muy ocupado pero le conseguiré un comunicado" de la empresa.

Mario Pesantez, otro de los demandantes, dijo que aún recuerda con amargura una ocasión en la que trabajó dos días seguidos y una noche -en los que no le ofrecieron nada de comer- retirando madera de las vías tras el descarrilamiento de un tren, y sólo le pagaron 300 dólares en efectivo que recibió tres semanas después.

"Me sentía como un esclavo. Como animales nos sentíamos", aseguró el ecuatoriano de 45 años, que trabajó de forma intermitente tres años para la empresa. No se fue "por necesidad" y ahora espera ganar la demanda y recibir compensación.

"Quiero que me den algo para dar un futuro mejor a mis hijos", señaló.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Iglesia de Washington publica nombres de acusados por abuso
Excélsior | 16:13 hrs

De acuerdo con un comunicado, esos religiosos fueron 'acusados creíblemente de abusos sexuales' desde 1948





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: