Niegan vínculo migración-crimen en EU | Estados Unidos

Estados Unidos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 17 Diciembre 2018 | 

5

26

09

Secciones

Lunes 17 Diciembre 2018 | 

5

26

09

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Niegan vínculo migración-crimen en EU

The New York Times | Viernes 30 Marzo 2018 | 14:48 hrs

Reforma |

Reforma |

Ciudad de México— El primer año de la política migratoria de la Administración Trump se basó en las afirmaciones de que los inmigrantes traen crimen a Estados Unidos y, según las encuestas de Gallup, casi la mitad de los estadounidenses cree que esto es verdad.

Sin embargo, un estudio demuestra que mientras el número de migrantes en el país ha aumentado 118 por ciento desde 1980 hasta 2016, la incidencia de crímenes violentos ha disminuido 36 por ciento, por lo que no hay relación en ambos fenómenos.

Las poblaciones inmigrantes en los Estados Unidos han estado creciendo rápidamente durante décadas. La delincuencia en el mismo período, sin embargo, se ha movido en la dirección opuesta, con la tasa nacional de delitos violentos hoy muy por debajo de lo que era en 1980.

En una colaboración a gran escala de cuatro universidades, liderada por Robert Adelman, sociólogo de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, los investigadores compararon las tasas de inmigración con las tasas de criminalidad en 200 áreas metropolitanas en las últimas décadas. Las áreas seleccionadas incluían enormes centros urbanos como Nueva York y centros de fabricación más pequeños con una magnitud menor a una centésima de ese tamaño, como Muncie, Indiana, y estaban dispersos geográficamente en todo el país.

Según los datos del estudio, una gran mayoría de las áreas tienen muchos más inmigrantes hoy que en 1980 y menos delitos violentos. El Proyecto Marshall extendió los datos del estudio hasta 2016, demostrando que el crimen se redujo con más frecuencia de lo que aumentó incluso cuando las poblaciones de inmigrantes crecieron casi en todos los ámbitos.

En 136 áreas metropolitanas, casi el 70 por ciento de los estudiados, la población inmigrante aumentó entre 1980 y 2016, mientras que el crimen se mantuvo estable o disminuyó. La cantidad de áreas donde el crimen y la inmigración aumentaron fue mucho menor: 54 áreas, un poco más de una cuarta parte del total. Los 10 lugares con los mayores incrementos en inmigrantes tuvieron niveles más bajos de delincuencia en 2016 que en 1980.

Y sin embargo, el argumento de que los inmigrantes traen crimen a Estados Unidos ha impulsado muchas de las políticas promulgadas o propuestas por la Administración hasta ahora: restricciones a la entrada, viajes y visas; aumento de la aplicación de la frontera; planes para un muro a lo largo de la frontera con México.

Este mes, el Departamento de Justicia entabló una demanda contra California en respuesta a las restricciones estatales a la Policía local para ayudar a los agentes de Inmigración y Control de Aduanas a detener y deportar a inmigrantes indocumentados acusados de delitos.

El martes, el Condado de Orange de California firmó en apoyo de esa demanda. Pero mientras que la población inmigrante en el condado se ha más que duplicado desde 1980, el crimen violento en general ha disminuido en más del 50 por ciento.

Hay un patrón similar en otros dos lugares donde Trump se ha peleado recientemente con los líderes locales: Oakland, California, y Lawrence, Massachusetts.

Él describió ambas ciudades como caldo de cultivo para las drogas y el crimen traído por los inmigrantes, pero Oakland, al igual que el Condado de Orange, ha tenido una creciente inmigración y un crimen decreciente. En Lawrence, aunque las tasas de homicidios y robos crecieron, las tasas generales de delitos violentos aún cayeron en un 10 por ciento.

En general, los datos del estudio sugieren que la inmigración tiene el efecto de reducir la delincuencia promedio, o que simplemente no existe una relación entre ambas, y que las 54 áreas en el estudio donde ambas crecieron fueron casos de coincidencia, no de causa y efecto. Este fue un patrón constante en cada década desde 1980 hasta 2016, con poblaciones de inmigrantes y delincuencia que no crecen juntas.

La mayoría de las áreas experimentaron disminuciones en todos los tipos de crímenes violentos. El cambio en las tasas de asalto varió de un descenso del 34 por ciento a un aumento del 29 por ciento, mientras que las tasas de robo disminuyeron en el rango del 12 al 57 por ciento, y las tasas de homicidios disminuyeron en un rango del 15 al 54 por ciento.

Este análisis es uno de los estudios longitudinales más completos de la relación local entre inmigrantes y delincuencia. Abarca décadas de datos del área metropolitana, que incorpora lugares con antecedentes sociales, culturales y económicos muy diferentes, y una amplia gama de tipos de delitos violentos.

Las áreas fueron elegidas para reflejar un rango de composición inmigrante, desde Wheeling, Virginia Occidental, donde una de cada 100 personas nació fuera de los Estados Unidos, hasta Miami, donde una de cada dos los era. Algunas áreas albergaban comunidades de inmigrantes recién formadas; otras zonas con inmigrantes se remontan a generaciones.

Controlando las características de la población, las tasas de desempleo y otras condiciones socioeconómicas, los investigadores aún encontraron que, en promedio, a medida que aumenta la inmigración en las metrópolis estadounidenses, la delincuencia disminuye.

Los datos sobre extranjeros, que se recopilan a través del censo, probablemente subestimen el número de inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales podrían evitar el riesgo de identificarse. Sin embargo, están representados, al menos en parte, en los recuentos totales de población nacida en el extranjero.

Este no es el único estudio que muestra que la inmigración no aumenta el crimen. Una amplia encuesta publicada en enero examinó años de investigación sobre la conexión entre inmigrantes y crímenes, concluyendo que una abrumadora mayoría de los estudios no encontró ninguna relación entre los dos o una beneficiosa, en la que las comunidades de inmigrantes aportaron revitalización económica y cultural a los vecindarios a los que se unen.

@



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Descubren nueva especie de dinosaurio
El Diario | 00:01 hrs

Los huesos localizados hace aproximadamente 20 años en el sur de Arizona pertenecen a una nueva especie del ceratópsido





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: