Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 23 Agosto 2017 | 

13

34

58

Secciones

Miércoles 23 Agosto 2017 | 

13

34

58

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Distinta reacción por disparos de policía afroamericano vs blanca

El Diario de Juárez | Miércoles 02 Agosto 2017 | 16:25 hrs

Archivo |

Archivo |

Kim Handy Jones se encontraba en el frente de un salón de reuniones en una parte de clase obrera del sureste de Indianapolis, en grandes pedazos de papel estraza se leía  “Cámaras corporales”, “Responsabilidad” y “Entrenamiento”, los cuales estaban colgando detrás de ella.

Meses después que un oficial de la Policía mató a su hijo en Saint Paul, Kim se ha reunido regularmente en este lugar con una docena de activistas que están a favor de la reforma policiaca en la zona conurbada que forman Saint Paul y Minneapolis, también llamada Ciudades Gemelas, dijo The Washington Post.

Sin embargo, esta reunión fue diferente. En esta ocasión, el salón estaba totalmente lleno. Algunas de las casi 80 personas que estaban en el lugar tuvieron que permanecer de pie.

Y esta vez, la mayoría eran caucásicos.

Handy Jones, quien es afroamericana, hace una pausa e inclina la cabeza, mostrando un laberinto en su cabello trenzado.  Es difícil tener que considerar sus palabras, lo que puede y debe decir.

“Me siento muy contenta, verdaderamente, mi corazón se siente contento, de ver este salón lleno”, dice suavemente, antes de hablar más fuerte.

“La mayoría de ustedes no estuvo aquí cuando mi hijo fue asesinado. Pero así es la vida, la vida humana, no la negra o la blanca, no sólo la de mi hijo o su vecino, sino la de todos nosotros”, continuó diciendo.

“Tuvo que morir Justine para que eso quedara claro. Realmente les doy la bienvenida a todos ustedes a esta lucha”.

Eso sucedió en Minneapolis, casi dos semanas después que el oficial de la Policía Mohamed Noor abatiera a Justine Damond, una mujer australiana que se mudó a este lugar en 2015 para unirse a su novio.

La ciudad está dividida: la lealtad acostumbrada se encuentra tirante y los ideales que tendían a la unión –con una justicia igualitaria de acuerdo a la ley– se ha convertido en una fuente de presión, forzando nuevas alianzas y revelando las fisuras.

Después del suceso, el sindicato de policías ha permanecido en silencio y no ha defendido a uno de los suyos.

La alcaldesa de la ciudad, quien es caucásica y está enfrentando una difícil reelección, en la que la Policía se ha convertido en el tema principal, exigió la renuncia de la jefa policiaca, quien también es blanca.

Líderes locales somalí-estadounidenses han distanciado su comunidad de Noor, expresando consternación acerca de la cobertura noticiosa y los comentarios públicos que vinculan las acciones de un oficial somalí-estadounidense a toda la comunidad y cultura.

Y aunque algunos residentes caucásicos han realizado un llamado desde hace tiempo para que haya reformas policiacas, los activistas dicen que ese número ha disminuido inesperadamente.

Esos cambios en Minneapolis reflejan un debate nacional acerca del uso de la fuerza por la Policía, un tema que se exacerbó la semana pasada cuando, durante un discurso que dio el presidente Trump a los oficiales de la Policía, les dijo que no fueran “tan educados” con los delincuentes y les aconsejó que no les protegieran la cabeza cuando los metieran a las patrullas.

@


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Sacerdote revela pasado racista y renuncia
The Washington Post | 00:01 hrs

William Aitcheson fue miembro del Ku Klux Klan y quemó cruces antes de ingresar al clero

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: