Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 27 Mayo 2017 | 

2

13

02

Secciones

Sábado 27 Mayo 2017 | 

2

13

02

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Ejecuta Texas a homicida de padre e hijo

Associated Press | Martes 14 Marzo 2017 | 18:58 hrs

Associated Press |

Associated Press |

Huntsville– Texas ejecutó hoy a un hombre que fue acusado de matar en 1987 a un padre y a su pequeño hijo, quien tres años después durante su juicio por homicidio capital tomó un arma cargada de un cajón de la corte y trató de atacar al juez.
James Bigby de 61 años, fue declarado muerto a las 6:31 p.m.  Fue el cuarto interno de Texas y el sexto a nivel nacional que ha sido ejecutado este año mediante una inyección letal.
Bigby fue condenado por asesinar a balazos a Michael Trekell de 26 años y de asfixiar a su hijo Jayson de 4 meses, en su casa en Arlington la víspera de Navidad de 1987.
La evidencia mostró que Bigby también fue acusado pero no enjuiciado por asesinar a otros dos hombres, ya que creía que ellos y Trekell conspiraron en su contra en un caso de compensación laboral que entabló en contra de su ex empleador.
“Sé que soy culpable y ustedes también”, le dijo Bigby a la policía durante una intervención del SWAT al atrincherarse en un motel de Fort Worth antes de que fuera tomado bajo custodia.
En el 2015, la Suprema Corte de Estados Unidos se rehusó a revisar el caso de Bigby después que una corte federal de apelaciones de menor jerarquía rechazó la apelación.
En 1991, durante su juicio por homicidio capital en Fort Worth, Bigby se apoderó de un arma cargada que se encontraba detrás del juez Don Leonard durante un receso de la corte e irrumpió en la oficina de Leonard.
El juez y un fiscal forcejearon con Bigby en el suelo y le quitaron el arma, el juez continuó presidiendo el caso.
El jurado fue informado del ataque, rechazando el argumento de la defensa de que Bigby era demente y decidieron que debería morir.  Luego, en el 2005, una corte federal de apelaciones desechó la sentencia de muerte, argumentando que el jurado del juicio no fue instruido adecuadamente durante la fase de castigo.
Tres años después, otro jurado del Condado Tarrant lo regresó al pabellón de la muerte.
“No creo que nadie en esta corte no haya pensado que era un enfermo mental, pero hubo muchas personas muertes, incluyendo a un bebé”, recordó este lunes Wes Ball, uno de los abogados de la defensa de Bigby en el nuevo juicio.
“El que se haya apoderado del arma que estaba en un cajón de la corte y que haya atacado al juez, fue como la cereza del pastel”.
Bigby nunca fue juzgado por los asesinatos de Calvin Crane Jr., de 38 años, ocurrido en el cercano Fort Worth, ni de Frank Johnson de 33 años, en Arlington.
Ambos fueron asesinados en sus casas.
Documentos de la corte muestran que Bigby, quien trabajó como mecánico automotriz y pasó dos períodos en prisión por robo domiciliario, creyó que ellos y Trekell conspiraron en su contra en una demanda de compensación laboral que entabló en contra de su ex empleador, Frito Lay Inc., en donde trabajó en el taller mecánico.
En sus declaraciones a la policía, describió cómo mató a Trekell con una escopeta mientras el hombre se encontraba en la cocina preparando bistecs, luego, fue a la recámara del pequeño y le envolvió la cabeza con papel celofán que tomó del refrigerador y lo asfixió.
Posteriormente, llenó el lavabo del baño con agua y colocó al niño boca abajo.
“Me arrepiento de haber matado al bebé pero no a los demás”, le dijo Bigby a la policía.

  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Busca Donald más recursos para ir contra indocumentados
The New York Times | 12:02 hrs

Contempla que no puedan tener acceso alguno a trabajos, a deducciones al declarar impuestos o a lugares dónde vivir

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: