Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 27 Mayo 2017 | 

2

12

57

Secciones

Sábado 27 Mayo 2017 | 

2

12

57

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Revisan agentes de CBP teléfonos a ciudadanos

El Diario Digital | Lunes 13 Marzo 2017 | 19:09 hrs

Tomada de NBC |

Tomada de NBC |

Cuando la pareja de Buffalo, Nueva York, integrada por Akram Shibly y Kelly McCormick regresaron a los Estados Unidos de un viaje a Toronto el 1 de enero de 2017, los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) los retuvieron durante dos horas, tomaron sus teléfonos celulares y exigieron sus contraseñas, publicó la cadena NBC.

"Lo sentí como una grave violación de nuestros derechos", dijo Shibly, un cineasta de 23 años, nacido y criado en Nueva York. Pero él y McCormick accedieron, y sus teléfonos fueron revisados.

Tres días después, regresaron de otro viaje a Canadá y fueron detenidos nuevamente por CBP.

"Uno de los agentes se dirigió a mí y me dijo: Hey, dame tu teléfono'", recordó Shibly. "Y yo dije, 'No, ya he pasado por esto'".

El oficial lo volvió a pedir.

En cuestión de segundos, estaba rodeado: un hombre sostenía sus piernas, otro le apretaba la garganta por detrás. Un tercero se metió en el bolsillo y sacó el teléfono. McCormick observó cómo el rostro de su novio se ponía rojo cuando el estrangulamiento del oficial se hizo más fuerte.

Luego le preguntaron a McCormick por su teléfono.

"Yo no estaba a punto de ser sometida", dijo; sin embargo, lo entregó.

La experiencia de Shibly y McCormick no es única. En 25 casos examinados por NBC News, los ciudadanos estadounidenses dijeron que los agentes del CBP en aeropuertos y cruces fronterizos exigían que entregaran sus teléfonos y sus contraseñas, o que los desbloquearan.

Los viajeros vinieron de todo el país, y eran ciudadanos naturalizados y personas nacidas y criadas en suelo estadounidense. Viajaron en avión y en coche en diferentes momentos a través de diferentes estados. Hombres de negocios, parejas, personas de la tercera edad y familias con niños pequeños, interrogados, buscados y detenidos durante horas cuando trataban de entrar o salir de Estados Unidos, ninguno estaba en las listas de vigilancia del terrorismo. Uno tenía una multa de exceso de velocidad. A algunos se les preguntó acerca de su religión y sus orígenes étnicos, y se cuestionó la validez de su ciudadanía estadounidense.

Lo que la mayoría de ellos tienen en común -23 de los 25- es que son de ascendencia musulmana, como Shibly, cuyos padres son de Siria.

Los datos proporcionados por el Departamento de Seguridad Nacional muestran que las búsquedas de teléfonos celulares por agentes fronterizos han incrementado notablemente, creciendo cinco veces en sólo un año, de menos de 5 mil en 2015 a casi 25 mil en el año pasado.

Según los funcionarios del DHS, 2017 será un año con más casos. Sólo en febrero se registraron 5 mil dispositivos, más que en todo dos mil quince.

"Eso es impactante", dijo Mary Ellen Callahan, ex directora de privacidad del Departamento de Seguridad Nacional. Ella escribió las reglas y restricciones sobre cómo CBP debería realizar búsquedas electrónicas en 2009. "Ese (aumento) fue claramente una estrategia consciente, eso no es casualidad".

"Esto realmente pone en riesgo la seguridad y la libertad del pueblo estadounidense", dijo el senador demócrata Ron Wyden. "Los estadounidenses respetuosos de la ley están siendo atrapados en esta red de arrastre digital".

"Esto va a crecer, crecer y crecer", dijo el legislador por Oregon. "Hay un tremendo potencial de abuso en estos actos".

¿Qué cambió?

Lo que los agentes de la CBP llaman "retención" de teléfonos celulares no se inició después de la elección de Donald Trump. La práctica comenzó hace una década, tarde en el gobierno de George W. Bush, pero estaba altamente centrada en individuos específicos.

Las tácticas más agresivas de los últimos dos años, según informaron dos altos funcionarios de inteligencia a NBC News, fueron provocadas por una serie de incidentes domésticos en 2015 y 2016, en los que el sistema de vigilancia y el FBI no lograron detener a los ciudadanos estadounidenses. Las búsquedas también reflejan nuevas habilidades para extraer listas de contactos, patrones de viaje y otros datos de teléfonos muy rápidamente.

La DHS ha publicado 24 informes que detallan su amplia capacidad tecnológica para extraer datos de dispositivos móviles, independientemente de la protección o contraseña en la mayoría de los teléfonos de Apple y Android. Los informes documentan su probada capacidad para acceder a los registros de llamadas eliminadas, videos, fotos y correos electrónicos borrados, por mencionar algunos, además de las aplicaciones de Twitter, Facebook e Instagram.

Pero los funcionarios advierten que la retórica sobre un registro musulmán y la prohibición durante la campaña presidencial también parece haber envalentonado a los agentes federales para que actúen con más fuerza.

Bajo la Cuarta Enmienda, las fuerzas del orden necesitan por lo menos la duda razonable si desean registrar a gente o sus posesiones dentro de los Estados Unidos. Pero no aplica en los cruces fronterizos y no en las terminales del aeropuerto.

Los agentes de aduanas y fronteras pueden revisar a viajeros sin ningún tipo de sospecha. Tienen la autoridad legal de pasar por cualquier objeto que cruce la frontera dentro de 100 millas, incluyendo teléfonos inteligentes y computadoras portátiles. Ellos tienen el derecho de tomar los dispositivos de los pasajeros durante cinco días sin proporcionar justificación. En ausencia de causa probable, sin embargo, tienen que devolver los dispositivos.

El CBP también revisa a personas que salen del país.

El 9 de febrero, Haisam Elsharkawi fue detenido mientras trataba de abordar su vuelo desde el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Dijo que seis funcionarios de aduanas le dijeron que había sido seleccionado al azar. Ellos pidieron acceso a su teléfono y cuando se negó, Elsharkawi dijo que lo esposaron, lo encerraron en el sótano del aeropuerto y le hicieron varias preguntas, incluyendo cómo se hizo ciudadano. Elsharkawi pensó que conocía sus derechos y solicitó acceso a un abogado. Le respondieron que si necesitaba abogado, es porque seguramente es culpable de algo.

El manual de políticas de la Customs & Border Patrol dice que los dispositivos electrónicos están bajo la misma doctrina de búsqueda extendida que les permite escanear bolsas en la línea de seguridad.

Desde que esta política fue escrita en 2009, los defensores legales argumentan que varios casos judiciales han establecido nuevos precedentes que podrían hacer ilegales algunas búsquedas electrónicas del CBP.

Sin embargo, como ese caso ocurrió fuera del contexto fronterizo, los abogados del CBP han afirmado repetidamente ante el tribunal que el fallo no se aplica a las búsquedas en la frontera.

 




  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Busca Donald más recursos para ir contra indocumentados
The New York Times | 12:02 hrs

Contempla que no puedan tener acceso alguno a trabajos, a deducciones al declarar impuestos o a lugares dónde vivir

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: