Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 23 Abril 2017 | 

9

44

07

Secciones

Domingo 23 Abril 2017 | 

9

44

07

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

En honor a marine mexicano, bautizan a destructor de EU

Excélsior | Miércoles 04 Enero 2017 | 06:19 hrs

Excélsior |

Excélsior |

San Diego—  La Marina estadounidense informó que terminó pruebas a un barco destructor de misiles dirigidos recién construido y que llevará el nombre del sargento Rafael Peralta, un marine nacido en la Ciudad de México y héroe estadounidense en la guerra en Irak.

El barco será traído a San Diego en la primavera de este año y tendrá su base en este condado fronterizo con México.

Será el reconocimiento póstumo más importante después de la entrega de la medalla Cruz de la Naval que el Pentágono entregó a los familiares del sargento hace unos 14 meses.

Peralta nació en 1979 “por el rumbo de la Doctores”, recuerda ahora su madre, Rosa Peralta, quien lleva el apellido de su finado esposo.

Rafael Peralta fue el mayor de cuatro hermanos. La familia decidió mudarse a Tijuana cuando el sargento era adolescente, pero como don Rafael padre era residente legal en EU, tiempo después se mudaron a San Diego.

Peralta estudió en California la preparatoria y el Colegio Comunitario, y el día en que terminó sus estudios fue a darse de alta en las Fuerzas Armadas. Mientras era estudiante, su padre pereció en un accidente automovilístico en California.

La Marina lo reclutó en el año 2000 como infante de marina de la Tercera Fuerza Expedicionaria, estacionada en Hawai, con la que viajó a Irak.

Durante la ofensiva de Faluya, el 15 de noviembre de 2004, de acuerdo con soldados testigos, el sargento Peralta y su pelotón estaban sitiados en un domicilio bajo fuego enemigo nutrido.

El mexicano había sido herido de bala. En un momento, un insurgente lanzó una granada de fragmentación al interior de la habitación donde se concentraban los marines y el sargento Peralta se arrojó sobre la granada y salvó a su escuadra.

Esa acción fue contada en diversas ocasiones por los propios soldados, a quienes salvó Peralta, pero un médico del Pentágono argumentó que el sargento había perdido el conocimiento por su herida de bala y no supo lo que hacía al caer sobre la granada.

La duda obstaculizó que el Pentágono entregara a los familiares del sargento la Medalla de Honor, la máxima presea de la Armada, pero finalmente le fue entregada a su madre la Cruz de la Marina y la donó a un museo.

@


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
'Centros para inmigrantes se han convertido en campos de concentración'
AFP | 17:28 hrs

Quiso rendir homenaje a una cristiana desconocida que fue asesinada por su fe ante los ojos de su marido, musulmán

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: