Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 28 Marzo 2017 | 

17

35

32

Secciones

Martes 28 Marzo 2017 | 

17

35

32

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Noticias falsas amenazan seguridad

Tomada de El País | Martes 06 Diciembre 2016 | 00:01:00 hrs

AFP | Mensajes de apoyo dejados afuera de la pizzería Comet Ping Pong en Washington, DC

AFP | Mensajes de apoyo dejados afuera de la pizzería Comet Ping Pong en Washington, DC

Washington— En el tranquilo barrio de Chevy Chase, las historias enrevesadas de conspiraciones, oscuros secretos y hasta tiroteos suelen ser episodios salidos de las páginas de los libros que vende una de las librerías de referencia de Washington, Politics and Prose.

Pero la ficción ha pasado a ser realidad sólo unas puertas más abajo, en la pizzería Comet Ping Pong. Un individuo entró el domingo en restaurante armado con un rifle de asalto. Alegaba que quería “investigar” una teoría conspiratoria falsa sobre el local, constantemente repetida en las redes sociales, sobre una presunta red de pedofilia ligada a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

El incidente se ha convertido en una muestra de las posibles consecuencias fatales de la diseminación de noticias falsas por la web.

Una tendencia que ha tenido un fuerte impacto en la pasada campaña electoral, apoyada incluso por el círculo del candidato republicano y ahora presidente electo, Donald Trump, y que ya ha llevado a los dos gigantes de Internet, Google y Facebook, a tomar medidas para frenarlas.

Unos carteles pintados a mano y con mensajes de apoyo decoraban ayer la puerta del restaurante, que permanecía cerrado. El local, que tiene varias mesas de ping pong y un futbolín, es muy popular entre las familias del barrio.

Pero en las últimas semanas el ambiente ha estado muy alterado, producto de la oleada de noticias falsas de las que ha sido víctima.

Bajo la etiqueta #PizzaGate, en las redes se repetían falsas historias que afirmaban que su dueño, James Alefantis, dirigía una red de pedofilia en la que estaban involucrados Hillary Clinton y su jefe de campaña, John Podesta, conocido de Alefantis y cliente ocasional del restaurante.

Todo empezó cuando la plataforma WikiLeaks publicó un nuevo paquete de correos electrónicos pirateados de Podesta en los que aparece Alefantis en relación con la posibilidad de celebrar actos de recaudación de fondos para la candidata demócrata en su local.

Varios medios y redes sociales ligados a la ultraderecha empezaron a difundir falsas noticias sobre la red de pedofilia que afirmaban se dirigía desde el restaurante.

Las amenazas no tardaron en llegar contra Alefantis y sus empleados. También otros comercios como un café y Politics and Prose.

Eso llevó a varios empresarios locales a acudir a la policía y al FBI para ver cómo se podía frenar el acoso que sufrían, explicaron los dueños de la librería, el experiodista de The Washington Post Bradley Graham y su mujer Lisa Muscatine, que le escribía los discursos a Hillary Clinton cuando esta era todavía primera dama.

“Nuestra gran preocupación era que algo como esto pudiera pasar, que lo que eran amenazas verbales escalara y se convirtiera en algo físico y mucho más peligroso”, señaló Graham.

Sus temores se hicieron realidad el domingo, cuando Edgar Madison Welch, un hombre de 28 años de Carolina del Norte, entró en el local con un rifle de asalto con el que efectuó varios disparos. 


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Demandan a Georgia por impedir que niña se apellide Allah
AFP | 06:53 hrs

Los padres de la menor sostienen que el nombre de su hija no tiene nada que ver con la religión

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: