Lo encañonan para confesarse culpable | Estado

Jueves 19 Julio 2018 | 

1

57

42

Secciones

Jueves 19 Julio 2018 | 

1

57

42

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Lo encañonan para confesarse culpable

Staff/
El Diario de Juárez | Lunes 25 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

De las recomendaciones que recibió la FGE por actos de tortura, existe la constancia en 16 expedientes de que agentes de aquella dependencia obligaron a las víctimas a confesarse culpables de cometer algún delito por medio de vejaciones.

En 10 de octubre de 2013 de acuerdo con un reporte policial, un vehículo estaba siendo tripulado por tres sujetos cuando éstos comenzaron a disparar a un coche Nissan. Luego de ejecutar a una persona, los tripulantes se impactaron contra un domicilio en la colonia Unidad Proletaria (UP). Después del choque, los tres tripulantes bajaron del coche y huyeron del lugar.

Los sujetos se reunirían después con un cuarto implicado que tripulaba un vehículo Chrysler.

Cuando los agentes de la FGE identificaron al vehículo Chrysler en el que tripulaban los presuntos responsables del homicidio, comenzaron a perseguirlos.

De acuerdo con el informe policial, cuando los cuatro individuos notaron la presencia de la Policía Estatal, intentaron volver a huir. Sin embargo, lograron ser detenidos a tiempo ya que los “comandos verbales, sonoros y luces” de la patrulla lograron que el coche Chrysler se detuviera, según el informe de la FGE.

A pesar de esta versión, las declaraciones en conjunto de tres de los cuatro implicados en los hechos coincidieron en que una patrulla de la Policía Estatal Única les realizó una revisión de rutina. Cuando los hombres descendieron del vehículo, los agentes comenzaron a golpearlos, les cubrieron la cabeza con sus camisetas y les dijeron que “habían participado en un homicidio”.

“(Nos) llevaron al C4, me vendaron los ojos, me pusieron una toalla en la cara y me echaban agua. Me decían que tenía que decir lo que ellos querían, si no, se les podía ‘pasar la mano’ conmigo. Después me llevaron a un baño y me metieron la cabeza en la taza del baño con el agua sucia, me decían que tenía que decir que andaba manejando un carro, que participé en un homicidio en la colonia UP. Yo les decía que no era cierto y uno de ellos sacó el arma y me la puso en la cabeza. Me dijo ‘si yo quiero, te desaparezco’. Me dieron unas hojas y que me (ordenaron) que tenía que aprender todo lo que decía y que lo tenía que declarar ante la cámara y el Ministerio Público. Declaré todo porque ya no quería me siguieran torturando”, dijo uno de las víctimas implicadas en su declaración ante la CEDH.

De acuerdo con el expediente, tres de los implicados firmaron los documentos en los que se les responsabiliza de cometer el delito de homicidio calificado. Luego de ser obligados a confesar su culpabilidad, fueron internados en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Aquiles Serdán.

La CEDH, de nuevo, determinó que existen evidencias suficientes para acreditar que la FGE violó sus derechos humanos. Tras esta conclusión se elaboró una recomendación a la dependencia estatal con el número de expediente 19/2018.

“Me pusieron un arma en mi boca, como si me fueran a matar. Al final después de tanta tortura, firmé para que no siguieran lastimándome”, contó otra de las víctimas en su testimonio.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Pascualita vuelve a casa 'muy cambiada'
Staff
El Diario de Juárez | 00:01 hrs

El legendario maniquí desata polémica en redes sociales





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: