Renuncia al PAN Cruz Pérez Cuéllar

Patricia Maryorga
El Diario
2015-03-08

Chihuahua– El ex diputado juarense y ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Cruz Pérez Cuéllar, presentó su renuncia a esa fuerza política con el argumento de que éste se encuentra en una etapa autodestructiva y su presencia al parecer, ha perjudicado a otras personas en sus aspiraciones políticas.
Pérez Cuéllar fue suspendido del partido por un año el pasado 27 de noviembre por la Comisión de Orden del PAN, quien determinó retirarle sus derechos en el partido, por haberlo difamado, así como a la Comisión Estatal Organizadora del pasado proceso interno.
En ese proceso, Cruz Pérez Cuéllar fue exhibido en un audio donde conversaba vía telefónica con la diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Laura Enriqueta Domínguez Esquivel, donde habían acuerdos sobre el proceso interno del PAN, prueba que fue presentada como intento de fraude.
El ex dirigente del PAN reseña en una carta difundida en medios de comunicación, que desde 2008 ha sido atacado fuertemente, pero la decisión de renunciar la tomó luego de los dos últimos procesos de elección internos en el PAN.
“(…) cuando vi cómo a un hombre de bien, como Héctor Ortiz, se le atacó ferozmente sólo por ser mi amigo. Tenía en la pasada elección, la simpatía de la mayoría de los grupos, contaba con una estructura sólida, pero mi cercanía con él lo hizo objeto de ataques sin sentido. O también cuando el actual dirigente estatal se mofaba frente a los que él piensa son sus más cercanos amigos, porque Alejandro, mi hermano, no podría contender en el Distrito federal 03 en este 2015, ya que él se encargaría que se le diera a una dama”.
Explica que con esas dos situaciones, le quedó claro que los ataques eran sobre su persona y que sólo podría mantenerse en “una dinámica interna destructiva, de lucha interminable y que no le aporta nada a la sociedad, ni a mí ni a nadie, o de plano emprendía la retirada para empujar proyectos de bien común, de cara a la sociedad y a todo el electorado. Opté por lo segundo”.
Descarta y adelanta que no se irá a la militancia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y dice que el PAN es una gran institución, que le desea que salga de esa dinámica de autodestrucción en la que se encuentra y si su salida contribuye a ello, “qué bueno”.
La carta íntegra es la siguiente:

En el verano de 1986 acudí a las oficinas del Comité Municipal del PAN en Ciudad Juárez, tenía 17 años de edad, fui solo y sin invitación a solicitar mi afiliación al partido. Recuerdo muy bien la risa del entonces encargado de afiliación, casi podría asegurar que era Pepe Meraz quien me dijo que como era menor de edad no podía afiliarme, así que regresé en enero del 1987 en cuanto cumplí 18 años, a partir de ahí inicié un hermoso recorrido, apasionante y riquísimo en experiencias que lamentablemente llega a su fin, 28 años después, una vez que entregue mi renuncia al PAN, una decisión irrevocable y largamente meditada en los últimos meses.
Toda mi vida le daré gracias a Dios por estos 28 años, lo vivido, aprendido, disfrutado y sufrido no lo cambiaría por nada, sin embargo, me parece que para vivir una vida partidaria plenamente se debe estar feliz, convencido y entusiasmado con los proyectos que se impulsan y en los que se cree, y la verdad, yo ya no lo estoy.
Al redactar estas líneas son muchos los recuerdos que vienen a mi mente, la gran mayoría agradables, otros no tanto. Como olvidar la enorme satisfacción de haber sido Coordinador de los Diputados Locales del PAN en el primer trienio de Patricio Martínez, o haber sido Presidente Estatal en el 2002 cuando ganamos la elección extraordinaria en Ciudad Juárez. Las cicatrices de esas luchas, las angustias, la entrega en unidad y sin reserva de prácticamente todo el panismo chihuahuense y la victoria final las llevo en mi corazón para siempre.
Lamentablemente del 2008 a la fecha siento que he sido atacado en exceso por algunos de mis todavía compañeros, digo en exceso porque quienes andamos en esto sabemos que, como decía Artemio Iglesias (afortunadamente ya no me podrán sancionar por citar a un priista): “si no quiere que lo pisen no vaya al baile”. Y a ese baile yo ya no voy. Yo le echo la culpa a dos acontecimientos en mi carrera política, que de ser dos éxitos contundentes terminaron siendo algo así como dos tragedias, uno fue ganar en el 2006 el tercer distrito federal por 33 mil votos, 2 a 1, nadie en la historia del PAN en Chihuahua ha ganado con esa contundencia. A partir de ahí recibí un golpeteo soterrado y mezquino, supe entonces que mis triunfos afuera hacían estragos adentro.
El segundo éxito fue desafiar a la dupla Corral-Barrio en 2008 y haberle ganado a Rocío Reza la Dirigencia Estatal del PAN 79 a 33. Nunca me lo perdonaron y los tres años de mi dirigencia tuve que enfrentar sus embates abiertos en los medios de comunicación sin importarles el daño que le hacían a la institución, porque cuando ellos hacen las cosas siempre están bien pero cuando otros hacemos exactamente lo mismo que ellos entonces ya ahí si esta mal, una lógica muy farisaica pues.
A pesar de eso entregué al panismo 24 alcaldías en donde se gobernaba a mas de medio millón de chihuahuenses.
Aun así aguanté y ni por asomo consideré dejar las filas del PAN, pero la idea comenzó a tomar forma cuando vi como a un hombre de bien, como Héctor Ortiz, se le atacó ferozmente sólo por ser mi amigo. Tenía en la pasada elección la simpatía de la mayoría de los grupos, contaba con una estructura sólida, pero mi cercanía con él lo hizo objeto de ataques sin sentido. O también cuando el actual dirigente estatal se mofaba frente a los que él piensa son sus mas cercanos amigos, porque Alejandro, mi hermano, no podría contender en el Distrito Federal 03 en este 2015 ya que él se encargaría que se le diera a una dama. Con ese par de ejemplos me quedó claro que los ataques ya no eran sólo a mi y que únicamente tenía dos opciones: o mantenerme en una dinámica interna destructiva, de lucha interminable y que no le aporta nada a la sociedad ni a mi, ni a nadie, o de plano emprendía la retirada para empujar proyectos de bien común, de cara a la sociedad y a todo el electorado, opté por lo segundo.
Entre pelear, discutir y estarse defendiendo de ataques en un universo cada vez mas reducido y menos representativo de la sociedad chihuahuense, y discutir, debatir y hasta competir de cara a toda la sociedad o todo el electorado, decidí por lo segundo.
El PAN es una gran institución y de todo corazón deseo que salga de la dinámica autodestructiva en la que se encuentra, y si mi salida contribuye a eso qué bueno, me llevo todo lo bueno que me dio y le dejo todo lo bueno que le pude aportar, frente a todo lo que dicen y maldicen, me parece que nadie podrá negar que mientras estuve ahí me entregué con toda pasión y entusiasmo a la causa, sé que también cometí errores, como todos.
De una vez puedo decir que no me voy al PRI, no es que sea yo malpensado pero como ya sé como se las gastan mejor lo aclaro desde ahora para evitar especulaciones, también aclaro que no es nada contra el PRI, la vida me ha enseñado que puedes encontrar gente de bien y gente de mal en todas las instituciones, religiones, niveles sociales, etc.
También dejo en claro que así como llegué solo al partido a solicitar mi afiliación así me voy, no promoveré desbandada ni anarquía. Considero que la credibilidad de un hombre se comprueba al principio y al fin del camino.
Me siento obligado a agradecer a tantas personas que de manera decidida trabajaron conmigo palmo a palmo, sin tregua ni descanso, a los panistas de corazón que viven el ideal y que sueñan con un país mejor, a todos ellos mi gratitud y respeto.
Me quedo muy tranquilo a pesar de que los amigos que consulté me aconsejaron que me apegara al librito, que agazapado esperara mejores tiempos y que no renunciara al PAN, no les hice caso. Un entrañable, muy entrañable amigo me dijo: “Cruz si te sales del PAN estarás cavando tu tumba política”. Espero que no tenga razón, aunque sé, porque lo conozco, que fue totalmente honesto y que me quiere bien, pues aun y con esas palabras siento que me quité un gran peso de encima, estoy tranquilo, feliz y muy entusiasmado, sobretodo porque cada vez que dudaba de esta determinación recordaba las palabras de Rubí, mi esposa, cuando me ofreció su apoyo incondicional en cualquiera que fuera mi decisión, así que adiós a la pelea interna y bienvenidos los proyectos para construir un mejor Juárez, un mejor Chihuahua y un mejor México.
¡Sigamos Construyendo!

Te puede interesar
Piden renuncia de la titular de la Secretaría de Energía
El Diario de Juárez | 21:01hrs.
El Partido de la Revolución Democrática acusó falta de experiencia a Rocío Nahle por no dar solución al desabasto de combustible en el país
Victoria del Magic sobre Celtics
Associated Press | 21:01hrs.
Orlando se impuso 105-103 a Boston y con ello rompió su racha de cuatro derrotas consecutivas
EU y Argentina apoyan a 'presidente interino' en Venezuela
Excélsior | 19:01hrs.
Esto por considerar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura
Inicia AMLO festejos por Zapata
Reforma | 08:01hrs.
AMLO iniciará en Morelos la celebración por Centenario de la muerte de Emiliano Zapata, a quien rendirá homenaje el primer año de Gobierno
Cae con AMLO compra de gasolina de EU
Reforma | 21:01hrs.
Es una caída de 28 por ciento respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018
EU reitera que no reconoce la toma de posesión del 'dictador' Maduro
Excélsior | 19:01hrs.
Son varios los países de América que no reconocen el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por considerarlo una dictadura
Tips para ser un experto al buscar vuelos en Google
El Diario de Juárez | 19:01hrs.
Esta herramienta utiliza un algoritmo que analiza las tarifas de boletos de avión en cualquier fecha
Parálisis en EU podría resultar más cara que construir muro
El Diario de Juárez | 14:01hrs.
El cierre parcial de gobierno en Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares hasta el momento
Define Congreso venezolano plan para enfrentar a Maduro
Associated Press | 09:01hrs.
La oposición ha considerado el segundo mandato del presidente como 'usurpación' de cargo