Alma y corazón juarense | Espectaculos

Espectáculos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 18 Agosto 2018 | 

21

24

49

Secciones

Sábado 18 Agosto 2018 | 

21

24

49

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Alma y corazón juarense

Cynthia Camacho
El Diario | Lunes 14 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Cortesía Cristina Isabel Rivera  /

Cortesía Cristina Isabel Rivera /

Cuando una gran voz se combina con sentimiento, alma y corazón, al que escucha no le queda más que rendirse a su sonido y dejarse llevar.

La voz y las canciones de la juarense Diana Gameros son esa clase de hallazgos afortunados en el mundo de la música.

Sus temas recogen la nostalgia por su ciudad de origen; la añoranza por las reuniones familiares llenas de magia y de música, y la solidaridad con las causas humanitarias.

La franqueza de su propuesta la llevó a entablar una estrecha amistad con Natalia Lafourcade, quien la ha invitado a unirse a su gira por Estados Unidos en las 10 fechas correspondientes a la costa oeste de ese país, que abarca cinco ciudades de California, dos ciudades de Oregon, y en Seattle, Washington.     

Diana reside en San Francisco, California, donde goza de gran fama como cantautora, compositora, maestra de música y activista.

Nació en Ciudad Juárez y creció en medio de una bulliciosa familia de siete personas (incluida ella y sus hermanos) en la colonia San Angel. Ahí vivió una niñez maravillosa, según la describe.

“Para mí Juárez y mi niñez fueron hermosas, con un montón de niños en la cuadra nos salíamos a jugar en las calles esperando a que pasaran los carros para jugar al futbol, al basquetbol, o patinar, hubo mucho juego y mucha libertad también, y me aseguro de que la gente aquí en Estados Unidos conozca ese Juárez”.

En casa y en las reuniones familiares, su familia materna aprovechaba esas ocasiones para sacar las guitarras y cantar.

A los cinco años, su madre le compró a Diana un teclado de juguete, quizá en obediencia a un presagio de su abuela, quien al ver por primera vez sus manos de recién nacida exclamó: “Esta niña va a ser pianista!”.

Con ese tecladito de juguete, Diana empezó a tocar canciones navideñas de oído, y a partir de los nueve años empezó a tomar clases de piano con la maestra Carmen Germes en Ciudad Juárez.

A los 13, viajó a Michigan a visitar a una de sus tías. Ahí se enamoró del lugar lleno de vegetación y con el Lago Michigan tan cerca, no pudo resistir la oferta de quedarse a vivir una temporada para aprender el idioma inglés.

“Yo dije que sí sin pensar en pedir permiso a mis padres, sólo les avisé: ‘Me voy a quedar con mi tía’, y me quedé”.

Lo que siguió fue un ir y venir entre la frontera y Michigan. En Ciudad Juárez  terminó la preparatoria en el Colegio de Bachilleres 5.

“Siempre la tuve muy clara (sobre dedicarse a la música). Mi familia siempre me ha apoyado en esa decisión. Mi madre siempre me dijo que lo que yo quisiera hacer de mi vida, me iba a apoyar, siempre me dio la libertad y el apoyo de crecer con esa confianza”.

A los 21 años, Diana tomó la decisión de quedarse en Michigan. Por mucho tiempo viajó con visa de turista y así, en calidad de indocumentada, permaneció en esa ciudad estudiando Piano y Grabación en un Community College.

Durante esos años, Diana trabajó en restaurantes para costear sus estudios y no podía ser muy abierta acerca de su estatus migratorio.

En sus diversos empleos conoció a inmigrantes que le compartieron sus historias y la hicieron solidarizarse con su sufrimiento.

“No es nada fácil vivir en un país de manera ilegal, las cosas son más difíciles. No podía aceptar las becas que me ofrecían por mis calificaciones, no podía aceptarlas por mi situación migratoria”.

 

San Francisco la abraza

Por su cabeza pasó la idea de regresar a Juárez, pero San Francisco (California) se atravesó en su camino.

Sin nada más qué perder, decidió jugársela y mudarse a esa ciudad como un último recurso antes de dejarlo todo y volver a Ciudad Juárez.

En San Francisco encontró una mayor identificación, un lugar donde su situación migratoria era compartida por un mayor número de personas, y de una manera  más abierta.

“Empecé de ‘super low profile’. Las primeras veces que toqué en San Francisco lo hacía en lugares pequeños, en lugares donde había micrófonos abiertos. Me gustaba la idea de cantar mis canciones y ver las reacciones de la gente.

Me contrataron en un restaurante mexicano y eso fue genial; la gente empezó a saber de mí y eso me llevó a tocar en más lugares, en cafés, galerías, y también eso lo veo como un regalo enorme”

A partir de ahí, –asegura Diana– se le empezaron a abrir las puertas en todos los sentidos. Para empezar, su música fue muy bien recibida por el público anglosajón.

“Poder llegar al corazón de las personas sin hablar su idioma es maravilloso”.

El reconocimiento por parte de la comunidad en San Francisco empezó a llegar, y su activismo en favor de la cultura hispana, de la mujer y de los inmigrantes a través de su música han pavimentado ese camino.

Diana sostiene que su ‘fórmula’ –si es que la hay–, radica en la autenticidad, en estar en contacto con el alma y el corazón al momento de componer y de interpretar.

Ha grabado dos discos titulados ‘Eterno Retorno’ y ‘Arrullo’, éste último con la participación de grandes músicos del área de San Francisco, así como las voces de su madre Altagracia Estupiñán, y de su abuela materna Leonarda Rentería en algunos fragmentos de los canciones.

“Valoro la oportunidad de empezar desde cero y saborear este caminito de la música. Desde que grabé mi primer disco, elijo foros teatrales para presentarme porque son muy íntimos, incluyo audios, videos, creo un show multidisciplinario y los teatros tienen la infraestructura para eso”.

Diana ha tocado en hospitales, en el metro, en la cárcel, para diferentes organizaciones no gubernamentales apoyando cualquier causa, y en festivales.

 

Con Natalia

Fue en un festival donde conoció y compartió camerino con Natalia Lafourcade. La plática y sus afinidades musicales hicieron que la amistad entre ellas fluyera de manera natural.

Natalia planteó la idea de producirle un disco a Diana, y cuando estaban ultimando detalles acerca de la pre producción, el proyecto quedó en pausa a partir de que Lafourcade empezó a promover con intensidad el álbum ‘Hasta la Raíz’.

La cantautora veracruzana invitó a Diana a acompañarla en la próxima presentación que tendrá en El Paso el 17 de mayo en el Teatro Plaza, pero por compromisos ya adquiridos, Diana se quedó con las ganas de presentarse en la frontera que la vio crecer.

Sin embargo, la acompañará en el recorrido por la costa oeste de Estados Unidos.

 

Eterno retorno

Por último, Diana compartió que espera con ansias el momento en que se regularice su situación migratoria para volver y presentar su música en Ciudad Juárez.

Su intención es aprovechar la gran amistad que la une a integrantes de la Orquesta Sinfónica de la UACJ, para presentar un espectáculo multidisciplinario en el que pueda –por fin– presentar su música entre su propia comunidad y con su gente.

 

Conócela

www.dianagameros.com

FB/Diana Gameros

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Castro ya no vuelve a la florería
Agencias | 00:01 hrs

Verónica Castro declara que su personaje llegó a su fin





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: