En Juárez nació la estrella | Espectaculos

Espectáculos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 21 Septiembre 2018 | 

14

20

12

Secciones

Viernes 21 Septiembre 2018 | 

14

20

12

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


En Juárez nació la estrella

Natalia Piña / El Diario | Domingo 22 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Archivo / El Diario | Luis Rey, Andrés García y Luis Miguel junto a una persona del centro de espectáculos Malibú, cuando el cantante se presentaba en el lugar

Archivo / El Diario | Luis Rey, Andrés García y Luis Miguel junto a una persona del centro de espectáculos Malibú, cuando el cantante se presentaba en el lugar

Aunque siempre reservado y con un pasado del que poco se conoce, la primera luz de ‘El Sol’ de México, su alba y origen, surgió en el Juárez de antaño, cuando Luis Miguel sólo era un pequeño de resplandeciente cabellera larga y de sonrisa y mirada pizpireta.

Es bien sabido que el periodista y empresario fundador de Canal 44, Arnoldo Cabada de la O, fue quien televisó a Luis Miguel por primera vez, sin embargo, detrás de esta primera actuación improvisada de ‘La Malagueña’, existe un trasfondo fascinante. 

No es sorpresa entonces que el consagrado astro comparta una conexión con la ciudad que le dio su primera oportunidad artística, y más que una conexión, una historia que va más allá de cualquier concierto que ofreció en la localidad.

Para saber cómo es que el intérprete de ‘Cuanto Calienta el Sol’ –de 1987- llegó a catapultarse a la fama desde un programa televisivo de la localidad, es necesario mencionar que él es hijo del español Luis Gallegos y de la italiana Marcela Basteri.

Mejor conocido como Luisito Rey, el padre de Luis Miguel Gallegos Basteri fue también un cantante y compositor, y debido a su carrera, viajaba constantemente con Marcela a varios escenarios de países como: España, Argentina, Puerto Rico, Costa Rica  y México.

Y fue precisamente a finales de la década de los sesenta, cuando la pareja vino a Ciudad Juárez, un lugar que fue decisivo para la carrera de su hijo.

En ese entonces Arnoldo Cabada, originario de Santa Bárbara, Chihuahua y de 83 años, trabajaba en XEJ-TV Canal 5, y según relató para El Diario de Juárez, Luisito “venía en gira artística”, y por la naturaleza del trabajo de ambos, sus caminos se cruzaron y comenzó una amistad.

No obstante, el vínculo entre Cabada y Gallego se puso en pausa debido al trabajo de Luisito Rey, el cual lo obligó a mudarse a San Juan de Puerto Rico, donde nacería Luis Miguel el 18 de abril de 1970.

El debut del ‘chaval’

Durante sus primeros dos años de vida, tanto él como su madre estaban impuestos a mudarse constantemente, hasta que llegaron a España en 1972 y ‘Luismi’ se convirtió en el hermano mayor de Alejandro, el primer ‘incondicional’ de su vida.

Fue allí, en la tierra natal de su padre, donde Luis Miguel comenzó a ser alentado por Luisito Rey para subirse a escenarios, pero, la verdadera historia de éxito comenzó cuando el astro cumplió 10 años en 1980, siendo este el año en el que volvieron a México, específicamente a Ciudad Juárez.

Y un año antes, y tras haber renunciado a XEJ-TV, Arnoldo Cabada consiguió la concesión de XHIJ-TV Canal 44, e inició transmisiones el 16 de octubre de 1980 en la ciudad.

Así mismo, el empresario y su esposa Martha Alvídrez, se convirtieron en padres de Sergio y Armando Cabada, quienes tenían en ese entonces, 17 y 12 años, respectivamente; y el mayor de ellos, Sergio, compartió algunos de los recuerdos que la familia Cabada Alvídrez tiene con la familia Gallegos Basteri. 

Según las declaraciones proporcionadas por los Cabada, Marcela Basteri y Luisito Rey, quien trabajaba en el legendario salón de baile Malibú, ubicado en lo que ahora se conoce como Soriana Híper San Lorenzo, visitaban con frecuencia su hogar. 

“Un día llega Luisito con su familia y le dice a mi papá: ‘Traigo al chaval y lo quiero debutar y quiero que me ayudes Arnoldo’, y mi papá le contesta: ‘Si, como no, yo te ayudo con mucho gusto’, y el ‘chaval’ era Luis Miguel”, comentó Sergio entre risas.

Y después de la petición de Luisito Rey, Arnoldo Cabada cumplió su palabra y en el primer aniversario de Canal 44, en 1981, le dio un espacio al cantante y a su hijo en una de las transmisiones.

“En el estudio de la Vicente Guerrero debuta Luis Miguel. Él debuta con su padre, su padre es el que toca la guitarra; nosotros tenemos como media hora de ese material, es ahí cuando se ve el registro de la voz de Luis Miguel; una voz preciosa, potente, muy bonita voz, su padre había hecho un gran trabajo”, dijo Sergio.

También cantó en el Malibú

Pero, el Canal 44 sólo es uno de los dos lugares en los que se dio a conocer el talento innato de Luis Miguel por primera vez, ya que después del programa televisivo se presentó en el salón de baile en el que trabajaba su papá, el Malibú.

Pedro Armando de los Reyes, originario de Torreón Coahuila y de 72 años, y quien vivió en Juárez desde 1955, trabajó como jefe de personal y fue el encargado de contratar a los artistas para los espectáculos de fin de semana en el salón de baile.

Él trabajó en el Malibú desde su apertura en 1970 y hasta su clausura en 1987, y recuerda muy bien al pequeño “Alegre y vacilón” que cantó, según Armando de los Reyes, ante 300 o 400 personas en uno de los salones pertenecientes al dueño del lugar, Juan Salgado.

“En aquella época el viernes no existía en los fines de semana, existía nada más el sábado y el domingo; y a Luis Miguel no lo conocía todavía nadie, nadie lo conocía a Luis Miguel, no había grabado, no había hecho nada todavía, por eso se presentó con Andrés García y Grace Renat”, explicó Pedro.

También agregó que el Malibú: “Era el mejor salón del país”, donde “se peleaban los artistas para presentarse y agarrar fechas”, y que tanto como él, Sergio y Arnoldo Cabada, jamás se imaginaron que aquel niño, obediente a su padre, se convertiría en ‘El Sol’ de México.

“Nosotros lo veíamos jugar Atari con mi hermano Armando. Ellos llegaban como cualquier familia, había muchas familias que llegaban a la casa de mis padres. Nosotros no lo vemos como que sea un tema más, es sólo un recuerdo bonito”, añadió Sergio.

“Nosotros oíamos cómo lo trataban de niño. Jamás pensamos que Luis Miguel fuera llegar a ser lo que fue de artista, y hubiera sido para nosotros igual, lo tratamos como un niño con su familia, que llegaba a casa a desayunar o a comer cuando llegaban a comer o a convivir”, comentó Sergio.

Papá exigente

Durante este periodo de tiempo, de 1980 a 1982, la familia Cabada pudo conocer de cerca a la familia Gallegos Basteri, tanto, que se percataron de las exigencias que Luisito Rey tenía con Luis Miguel, quien dejó la primaria Juan de Dios Peza en quinto grado.

“El papá era bien duro con él, es decir, el papá le exigía, pero yo digo que eso es muy bueno en los hijos, por lo que llegó a ser Luis Miguel”.

“Ya cuando Luis Miguel era Luis Miguel, ya que estaba consagrado como artista, mi papá varias veces lo reunió con Luisito Rey porque se peleaban, muy fuerte, entonces mi papá los reunía e intentaba que otra vez volvieran a restablecer su amistad”, declaró Sergio.

Y Pedro Armando de los Hoyos coincidió con la exigencia de Luisito Rey hacia Luis Miguel en esos tiempos, ya que aseguró que: “No lo dejaban descansar”, por lo que especulan que la exigencia provocó que ‘Luismi’ busque romper con su pasado, ya que la familia Cabada Alvídrez también observó frecuentes problemas entre los padres del cantante.

“La última vez que lo vimos fue cuando mi hermano Armando, siendo él quien traía algunos eventos, lo trajo a Ciudad Juárez. Luis Miguel tenía 20 años sin venir a Juárez, y Armando compró una fecha de Luis Miguel – en 2012- y ahí lo saludamos otra vez con mucha calidez, con mucho cariño, muy amable. Es un hombre que sabe manejarse”, concluyó Sergio.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Estrena programa
Agencias | 00:01 hrs

La cantante tendrá su espacio en la TV con 'The Kelly Clarkson Show'





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: