Sazón para las estrellas | Espectaculos

Espectáculos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 20 Julio 2018 | 

14

16

56

Secciones

Viernes 20 Julio 2018 | 

14

16

56

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Sazón para las estrellas

José Arrieta/Agencia Reforma | Sábado 31 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Internet /

Internet /





Ciudad de México— ¿Qué tienen en común Diego Armando Maradona, Leonardo Di Caprio y David Beckham? Que son sólo tres de las celebridades que han caído bajo el encanto de un carnicero turco.

Y es que Nusret Gökçe, mejor conocido en redes sociales como Salt Bae, ha tomado la fama por asalto a base de carne, sal... y memes, una combinación que ha atraído a los famosos a sus restaurantes, ubicados en Abu Dhabi, Dubai, Miami y Nueva York.

De ascendencia kurda, Gökçe proviene de una familia humilde que vivía en Erzurum, Turquía. Debido a los problemas financieros de su padre, de oficio minero, desde muy pequeño se vio forzado a trabajar como ayudante de carnicero en el popular mercado de Bostanci, Estambul.

“Empecé como aprendiz en la calle de los carniceros Bostanci. Trabajé al mismo tiempo con 10 artesanos sin interrupción. No tomaba vacaciones, no me pagaban horas extras y trabajaba 18 horas por día.

“En 2007, el servicio conceptual de carnicería-restaurante comenzó en Istinye Park, Estambul. Esta idea me emocionó. En 2008-2009 pensé: ¿cómo funciona este negocio?. Dije: Argentina, Estados Unidos y Japón deben ser los mejores”, señaló Gökçe, de 35 años, en una entrevista concedida a la revista turca Aksam.

Su pasión por la carne lo llevó a conocer Argentina, donde aprendió a identificar los ingredientes de primera calidad, y a Estados Unidos, donde trabajó en restaurantes neoyorquinos sin sueldo, sólo con el objetivo de conocer los secretos de las steak house norteamericanas.

Y aunque a su vuelta a Estambul logró renombre, su salto definitivo a la fama lo debe a un video publicado en Instagram donde, con mucho estilo, agrega sal a un trozo de carne, imagen que se hizo viral en cuestión de minutos.

“No me veo como un carnicero o sólo el propietario de un restaurante. Veo mi trabajo como un arte, porque hago arte con la carne y el movimiento es como un toque final de esta pieza artística. Viene de mi interior”, detalla.

Actualmente, el carnicero turco cuenta con 13.4 millones de seguidores en Instagram, nueve restaurantes en distintas partes del mundo y un séquito de fieles comensales que va desde futbolistas como Diego Armando Maradona, David Beckham, ‘Kun’ Agüero o Cesc Fàbregas, hasta celebridades como Naomi Campbell, Snoop Dogg y Leonardo Di Caprio.

De porte atlético y fanático de ‘El Padrino’ (1972), el carnicero no ha escapado de la polémica: para muestra, el disfraz de Fidel Castro que portó durante la inauguración de su sucursal en Miami, Florida. A pesar de ello, su buena estrella parece no apagarse.

Y aunque sus restaurantes norteamericanos no han recibido buenas críticas, el gesto del carnicero, de 35 años de edad y con 13 hijos, a la hora de salar la carne, ya lo ha hecho inmortal, al grado de casi hacer llorar de emoción al ‘Pelusa’.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Cher no para
Gilda Baum/Agencia Reforma | 19:09 hrs

A pesar de su edad, la cantante Cher no para con su carrera





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: