*

Espectáculos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 02 Diciembre 2016 | 

19

22

57

Secciones

Viernes 02 Diciembre 2016 | 

19

22

57

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Regresa el juego de Brown al cine

El Universal | Viernes 14 Octubre 2016 | 00:01:00 hrs

Archivo/El Diario |

Archivo/El Diario |

Ciudad de México— “Inferno” (2016), largometraje 24 de ficción del ya veterano de mil batallas Ron Howard (como productor, actor, escritor y director), es después de “El código Da Vinci” (2006, Howard) y “Ángeles y demonios” (2009, Howard), la tercera superproducción espectacular basada en la literatura del autor de estos libros, Dan Brown, de venta masiva que protagoniza su personaje “Robert Langdon” (Tom Hanks), catedrático especialista en simbología. En esta ocasión, de nuevo en Italia, “Langdon”, con ayuda de la doctora “Sienna Brooks” (Felicity Jones), debe recuperar la memoria, perdida tras un aparente atentado, e interpretar contra reloj una serie de claves que desperdigará el ingeniero genético “Bertrand Zobrist” (Ben Foster) relacionadas con “Dante y su Divina comedia”, la inmortal obra literaria considerada en esta película profecía sobre el fin del mundo. La que asimismo también tiene un particular protagonismo para que “Langdon” evite un probable apocalipsis es la famosa pintura “El mapa del infierno” de Sandro Botticelli.

La clave de la cinta está en el manejo de ese aparente holocausto. El guionista David Koepp inicia dramáticamente la historia a toda velocidad, y fluye casi sin detenerse hacia un punto que se antoja previsible. Jugando siempre con esto, la película dosifica, oculta o hace explícita la información e incrementa con ello el suspenso, dejando creer que las acciones que se están viendo concluirán con la muerte de la tercera parte de la humanidad. Pero no. Lo visto es simple apariencia. Debido a que el filme toma una serie de vueltas de tuerca presentes en la novela, eso que parecía previsible de súbito cambia, tomando otro rumbo o revelando una faceta inesperada. El argumento se transforma cada cierto tiempo, obligando a “Langdon” a tomar, junto con el espectador, una ruta diversa.

Howard resuelve para la pantalla, en dos horas justas, lo que la novela establece como enigma para todo un día. Recurre para ello al elegante estilo del director de fotografía Salvatore Totino que subraya la grandeza de Florencia, Venecia y Turquía; de Dante, de Botticelli y de una historia lo suficientemente ingeniosa desde el primer minuto que presenta sintéticamente el apocalipsis imaginado por Zobrist. El juego novelístico de las pistas por descubrir se vuelve una vertiginosa historia fílmica donde los personajes sin descanso sortean varios obstáculos, empezando por saber si entre ellos pueden confiar y si esos que están persiguiéndolos lo hacen para matarlos o para salvarlos.

La parte difícil de esta película son las ideas sobre el trans-humanismo, variante de la eugenesia, filosofía que propone crear genéticamente mejores seres humanos y que también se nutre del maltusianismo (teoría económica de Thomas Malthus que dice que el crecimiento humano es geométrico y el de los recursos naturales para la sobrevivencia, aritmético), asegurando que una catástrofe, de preferencia inducida, como una guerra mundial, compensaría el desequilibrio humanidad/recursos al disminuir drásticamente la población. En la cinta por eso se crea un virus. Howard evita abundar en el punto, medio fascista por insinuar qué implica elegir a los más aptos para sobrevivir.

Eso sí, el concepto de dilatar el tiempo que propone Brown en la novela, lo habría comprendido el único director que pudo hacer con este argumento una obra maestra. Ese director respondía al nombre de Alfred Hitchcock. Sin embargo, el oficio de Howard da para una cinta de entretenimiento puro con final impredecible.


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Hacen trova por los rarámuris
Miguel Giacomán / El Diario | 00:01 hrs

Objetivo es beneficiar con víveres a la comunidad de la Sierra de Chihuahua

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: