Edgardo Perros, el 'ángel guardián' de los canes desamparados | Escaparate

Escaparate

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 15 Noviembre 2018 | 

18

27

09

Secciones

Jueves 15 Noviembre 2018 | 

18

27

09

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Edgardo Perros, el 'ángel guardián' de los canes desamparados

El Diario de Juárez | Sábado 15 Septiembre 2018 | 13:12 hrs

Edgardo es su nombre, pero le gusta que le llamen Edgardo Perros, pues se dedica a propagar un mensaje de amor y bondad hacia el cuidado de las mascotas. Hace cinco años dejó Bucerías, Nayarit, con el propósito de recorrer el país y fomentar el cuidado de estos animales, que son abandonados o utilizados para peleas callejeras.

Decidió comenzar su caminata por el litoral y las dos fronteras al percatarse de que en Bucerías un joven tenía 60 perros que usaba para peleas callejeras o incluso los quemaba.

La situación cambió hasta que vecinos de la localidad le pidieron que dejara esa práctica ilícita. A raíz de estos hechos, Edgardo Zúñiga comenzó a rescatar perros abandonados, debido a que considera que “nunca es tarde para hacer algo bueno”.

El hombre calcula que a cinco años de haber iniciado su travesía, ha recorrido entre 12 mil a 15 mil kilómetros, pues sólo de Tijuana a Matamoros transitó 3 mil 200 kilómetros, ya que en ocasiones se desviaba de la carretera para descansar en algún punto lejano a la ruta.

El miércoles 17 de julio de 2013, salió de su hogar acompañado de seis perros, de los que ahora sólo sobreviven tres que rescató de la Riviera de Nayarit: El Negro, Blanco y Chilletas. Sin embargo, en estos cinco años encontró otros 10, en Coatzacoalcos, Puerto Progreso, Mérida, Emiliano Zapata, Tabasco y Benemérito de las Américas en la Selva Lacandona.

Edgardo recuerda que en un triciclo que le obsequiaron puso algo de ropa, trastos, una casa de campaña, una lona, luces, un banderín, una pila, herramientas y un par de zapatos para iniciar la caminata por la costa del Pacífico hasta Ensenada. Su trayecto lo llevó a San José del Cabo, Cabo San Lucas, Tijuana, Hermosillo, Matamoros y Chihuahua.

La carga se ha hecho cada vez más pesada, en principio su triciclo pesaba apenas unos 100 kilos, ahora tiene que empujar una carga de entre 200 y 250 kilogramos. Lleva a cuestas agua y alimentos para los perros que lo siguen y obedecen fielmente. El sábado 21 de julio por la noche, a Edgardo le robaron a ‘Yo no fui’, un perrito que rescató en Puerto Progreso, Yucatán, hecho que lo deprimió.

‘Cuca’ es la perrita que recién encontró, agónica a la orilla de la carretera fronteriza del Sur, en la Selva Lacandona. Padece cáncer de mama y ahora recibe tratamiento con el médico Baraquiel Solís Castillo, en Comitán de Domínguez.

Mientras Cuca se recupera, Edgardo instaló un campamento en el entronque a Lagos de Montebello, en espera de continuar 225 kilómetros hacia Tapachula y otros mil 982 desde la Costa chiapaneca hacia Bucerías, donde ha recibido la solidaridad de las personas que caminan por la frontera de Guatemala.

El hombre que cumplió 49 años el pasado 7 de julio asegura que en su paso por los pueblos de Chiapas ha recibido la solidaridad de cientos de personas que le ofrecen agua, alimento para los canes, medicinas y hasta dinero en efectivo.

“Me desprendí de todo lo material al salir de mi pueblo”, dice y añade que su trayecto por las carreteras del litoral mexicano lo ha hecho descalzo, excepto en las zonas de las pendientes, donde tiene que hacer fuerza para empujar el triciclo con los casi 250 kilos de peso, y hacerlo sin calzado le provoca lesiones en los pies.

En el periplo, Edgardo Zúñiga ha vivido demasiadas historias, pero confiesa que en este recorrido “todo México me ha gustado”, por su amor y solidaridad.

—¿Has sentido la necesidad de abandonar el trayecto?

—Nunca, porque de lo contrario no hubiera hecho el recorrido.

El activista se considera “un hombre feliz y de corazón bueno”, que tiene a “Dios como mi base y admiro a Jesús, a quien todos los días lo menciono”. Asegura que ve a los perros “como ángeles”, en los que ha encontrado “nobleza, cariño, amor, compañía y algo bonito qué hacer”, porque este recorrido es lo mejor que ha hecho en su vida. “La magia no soy yo; son ellos”.

La labor de Edgardo no es “buscar perros bonitos, sino los que han sido abandonados, que están lastimados o heridos”. Afortunadamente en México ya hay una “ley contra el maltrato animal y ahora hay que aplicarla; no hay que ser indiferente; hay que echarle ganas”, explica.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Si conoces estas 20 palabras eres 100% juarense
El Diario de Juárez | 13:02 hrs

Los fronterizos tienen su propio vocabulario, ¿o no?





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: