Beto, más acaudalado que Ted | El Paso

Martes 18 Diciembre 2018 | 

23

00

51

Secciones

Martes 18 Diciembre 2018 | 

23

00

51

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Beto, más acaudalado que Ted

Associated Press | Viernes 12 Octubre 2018 | 00:01:00 hrs

Austin, Texas – Con un aire modesto y una Toyota Tundra de color negro que ha dicho “fue el primer vehículo nuevo que ha comprado”, Beto O’Rourke ha hecho campaña en las miles de millas de la superficie de Texas y ha alcanzado la prominencia nacional con una imagen de hombre común que es acorde a su política, pero no con sus finanzas personales.

El congresista demócrata de El Paso es hijo de un juez republicano del Condado, que lo fue sólo una vez, y además, durante muchos años fue dueño de una mueblería. Beto se casó con la hija de uno de los constructores más prominentes de esta ciudad que ha realizado inversiones que valen millones de dólares.

El Congreso está plagado de personas acaudaladas, aunque en el 2015, O’Rourke tenía un patrimonio de aproximadamente 9 millones de dólares, ocupando el lugar 51 lugar de 435 miembros de la Cámara, de acuerdo al Centro de Respuesta Política, una organización no partidista.

Eso es más del doble del patrimonio de 3.8 millones de dólares de su contrincante republicano, el senador Ted Cruz, quien ocupa la posición 41 de 100 senadores.

O’Rourke y su familia viven en la cima de una colina, en una casa estilo hacienda con una superficie de 4 mil 700 pies cuadrados en El Paso, mientras que Cruz, su esposa e hijas, tienen un condominio bien equipado en un elegante lugar en Houston.

“Soy muy afortunado y reconozco que mucha gente no tiene esa misma suerte”, le comentó O’Rourke a The Associated Press después de un evento en un Community College en Austin, en donde vistió su ropa habitual de campaña, que consiste en una camisa y pantalón de vestir.

O’Rourke logró ascender, de ser un rockero punk a un destacado político aunque no favorito, y ahora se ha convertido en alguien muy conocido después de postularse a un puesto sorprendentemente competitivo para el Senado, siendo un demócrata del Estado con mayor tendencia republicana del  país.

Aunque las partes más privilegiadas de su vida no encajan tan fácilmente en la colorida historia de su campaña y en raras ocasiones han sido mencionadas.

La opulencia es en donde terminan las cosas similares que tienen los dos candidatos.

O’Rourke está a favor de una atención médica en donde haya una sola persona que lo pague, elevar el salario mínimo, reducir la deuda estudiantil y relajar las políticas de inmigración, mientras que Cruz está en el lado contrario de esos temas.

Juventud

Beto, quien se graduó de un elegante internado de Virginia, y su amigo Cedric Bixler Zavala, le ayudó a integrar Foss, un grupo punk de El Paso, que recorrió el país en una SUV apodada el “Vagón Pesado”.

Posteriormente, O’Rourke dejó el grupo para obtener una licenciatura en Literatura Inglesa en la Universidad Columbia, gracias a préstamos, becas y trabajos que desempeñó mientras estudiaba.

Cruz siguió un camino más recto, se graduó de Princeton y de la Escuela de Derecho de Harvard.  Mientras era secretario del juez William Rehnquist de la Suprema Corte, O’Rourke estuvo luchando y experimentando después de asistir a la universidad en Nueva York como niñero de una familia que vivía en Upper West Side, fue corrector de un periódico y comerciante de arte, mientras ayudaba a su tío a ampliar una empresa de servicios de Internet.

Los años austeros de O’Rourke terminaron cuando regresó a El Paso, en donde co-fundó una empresa de diseño web en 1999.  Conoció a su futura esposa, Amy, en una cita a ciegas en el 2004 y pronto anunció que se iba a postular al Consejo de la Ciudad.

Luego, O’Rourke ingresó al Congreso al derrotar al representante Silvestre Reyes, quien desempeñó ese puesto durante muchos años, en las elecciones demócratas del 2012.

Su esposa vendió unas acciones con valor de 500 mil dólares de la empresa dedicada a la web, el mismo día en que O’Rourke declaró su candidatura al Senado.

El suegro de O’Rourke es Bill Sanders, un desarrollador de El Paso a quien The New York Times describió en una ocasión como “un grande empresario de cabello blanco de la frontera de Texas” y “una de las figuras más influyentes en una región dominada por intereses mercantiles”.

Muchos de los simpatizantes de O’Rourke no tienen conocimiento de sus acaudalados antecedentes, aunque algunos dicen que no es un factor determinante.

“Yo nunca hubiera imaginado conocerlo y escuchar sobre sus valores”, comentó Jordan Flowers de 27 años, quien es dueño de una florería y empresa de eventos, quien esperó en compañía de su hijo Edison de 4 años para entregarle un bouquet de flores a O’Rourke después de una parada que hizo en Austin.

“Es muy amigable”.

Pat, el padre de O’Rourke, pasó más de ocho años como comisionado del condado y juez del condado y se molestó mucho acerca de las entonces relajadas políticas federales de inmigración, tanto que en 1986 le envió al presidente Ronald Reagan una factura por 7.5 millones de dólares, que según dijo un hospital del Condado de El Paso gastó atendiendo a “extranjeros indocumentados”, que cruzaron la cercana frontera con México.

Rafael, el padre de Cruz, huyó a Estados Unidos proveniente de Cuba con nada más que 100 dólares cosidos a su ropa interior y se declaró en bancarrota cuando el futuro senador estaba en la preparatoria.

La esposa de Cruz, Heidi, es la directora administrativa de la oficina en Houston del Grupo Goldman Sachs.

Ningún candidato necesita abrir su chequera personal para esta campaña, ya que han recaudado aproximadamente 23 millones de dólares en efectivo, en lo que se ha convertido en la competencia al Senado más costosa del país.

Melissa, la madre de O’Rourke, también es muy conocida en su ciudad natal como co-dueña, hasta el año pasado, de Charlotte’s Furniture. 

De acuerdo a la revelación de sus registros financieros personales, O’Rourke y su esposa aún tienen acciones con valor de 5 millones de dólares en Peppertree Square, un centro comercial en donde está ubicada la mueblería.

Susie Byrd, quien prestó sus servicios en el Consejo de la Ciudad junto con O’Rourke, comentó que tuvo una infancia cómoda, aunque no formó parte de una dinastía política.

“En esta comunidad existe un sentimiento cálido hacia sus padres”, comentó Byrd, “aunque no existe ninguna infraestructura política a su alrededor que pudiera haberle facilitado más las cosas que a los demás”.

Después de la muerte de su padre en el 2001, O’Rourke se convirtió en el co-propietario de Imperial Arms, un complejo de 18 apartamentos en El Paso, valuados en unos 5 millones de dólares, de acuerdo a sus registros financieros que fueron dados a conocer.

Poco después de haberse postulado al Senado, se los vendió a Patricia “Isha” Rogers, quien ha contribuido con más de 11 mil dólares a las campañas de O’Rourke desde el 2012.

O’Rourke negó haber dependido de un donador para invertir, dijo que la mayoría de las ganancias fueron destinadas a los gastos de remodelación y a pagar la hipoteca del edificio.

“Lo que Amy y yo tomamos de eso, fueron tal vez decenas de miles de dólares”, dijo. “No fue una transacción que nos haya hecho ganar mucho dinero”.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Calidad de mano de obra los motiva a crecer en EP
Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso | 00:01 hrs

Invierte Foster Electric $4.2 millones; crea 32 empleos





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: