Un mural muestra la historia de Vado | El Paso

Martes 14 Agosto 2018 | 

10

07

06

Secciones

Martes 14 Agosto 2018 | 

10

07

06

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Un mural muestra la historia de Vado

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso | Sábado 09 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso / La intención es realzar los momentos históricos importantes
Imagen Galeria

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso / La intención es realzar los momentos históricos importantes

Con el fin de realzar los hechos históricos acontecidos en la región de Vado, Nuevo México, los propietarios del restaurant Mi Casa Café, dentro del paradero National Truck Stop (NTS) desplegaron un mural que detalla dichos momentos en una zona rica en legado a lo largo de los años.

El repaso cronológico parte de la época precolombina y llega hasta la actualidad, con momentos condensados en un par de murales de más de 4 metros cada uno, donde se destacan hechos, nombres y fechas ligadas a la Villa de Vado, ubicada a 15 minutos de Las Cruces, y parada importante en la ruta de la Carretera Interestatal 10 (I-10), en la salida 155.

“La idea es resaltar la importancia que tiene Vado tanto en la historia de México como de los Estados Unidos”, dijo Antonio Rodríguez, gerente de NTS, donde se colocó el mural de ‘La Historia de Vado’.

“Cuando realizamos la investigación, nos dimos cuenta de que en Vado se han llevado a cabo hechos de gran importancia en la historia, mismos que hemos querido resaltar y compartir con la gente”, afirmó.

Rodríguez toma tiempo para explicar a los visitantes un poco de la historia que ahora se ilustra en los murales de vinil, en donde se puede apreciar la compra de Gadsden, la Batalla de los Bracitos, el auge del algodón y la llegada de la familia Boyer y su valioso aporte durante la época de la segregación, entre otros.

Legado histórico

Ubicada a 32 millas al oeste de El Paso, la Villa de Vado tiene sus orígenes en 1886, fecha en que fue reconocida oficialmente cuando se estableció en el lugar una oficina postal, y en dicho momento se le conoció como Herron, nombre adoptado debido a que C.M. Herron era el administrador de dicho puesto.

Sin embargo, la historia de Vado se remonta incluso de forma previa a la llegada de los españoles, ya que algunas tribus nómadas, que vivían de la caza y pesca, hicieron florecer la agricultura en el lugar, dando como consecuencia el crecimiento de redes de comercio en la región.

Cuando los visitantes se adentran a Vado por la calle principal, es posible encontrar los letreros que señalan a la zona como parte de El Camino Real de Tierra Adentro.

El Camino Real era una ruta de comercio que conectaba desde entonces a la Ciudad de México con el norte del país, y se extendía hasta Santa Fe, Albuquerque y San Juan Pueblo en Nuevo México, antes de que dichos territorios fueran cedidos a los Estados Unidos.

Guerra mexicoamericana

En el mural, que resume siglos de historia, destaca el momento histórico en que los Estados Unidos y México estaban en guerra, y es precisamente en el Paraje de los Bracitos donde se libró la única batalla entre ambos ejércitos en lo que es ahora Nuevo México.

“Muchas personas que llegan y nos visitan nos dicen que se sorprenden al saber ahora quién fue el coronel Doniphan, ya que para muchos lugareños ese nombre es más identificado con una avenida muy importante que llega hasta El Paso”, comentó Rodríguez.

En los murales se relata precisamente la forma en que el coronel Alexander Doniphan dirigió en 1846 a las tropas americanas para derrotar al ejército mexicano en Paraje de los Brazitos, lo que les abrió el camino sin mayor resistencia a la ciudad de El Paso, y a Chihuahua en su camino a la Ciudad de México.

En el mural se refiere el momento posterior a dicho conflicto, cuando en 1854 el diplomático James Gadsden, embajador de los Estados Unidos en México, negoció con el presidente Antonio López de Santa Anna la compra de territorio que ahora es la parte sur de Nuevo México y Arizona.

Es precisamente el apellido del embajador el que ahora lleva el Distrito Escolar Independiente de Gadsden, y que sirve a esta parte del estado.

Redes de transporte

“La historia del transporte es algo que nos pareció muy importante a destacar con estos murales, y algo que también le interesa mucho a la gente que transita por la I-10”, dijo Rodríguez sobre el contenido de los murales.

Aunque la llegada del ferrocarril  fue de gran importancia, cabe señalar que el sistema de transporte y correo de los carruajes del Butterfield Overland también cruzaba por esta zona.

La Butterfield Overland conectaba la ruta entre Saint Luis, Missouri y San Francisco, California, cruzando por el territorio de Nuevo Mexico.

Fue en 1881 cuando la compañía Atchison, Topeka & Santa Fe Railway construyó en Vado, Nuevo México, un almacén en 1881 para proveer una puerta de salida a los productores locales de cebollas chile y algodón.

En 1886, C.M. Herron fue el primer administrador de correo en la villa que tomó su nombre, mismo que fue cambiado a Earlham en 1888, a Vado en 1911 y Center Valley en 1913.

Destaca el hecho de que el edificio de la oficina postal de Vado fue considerada alguna vez la más pequeña en los Estados Unidos, por la dimensión de su edificio.

Dicha oficina fue descontinuada en 1919, y restablecida como Vado en 1927.

El edificio histórico ya no sigue en pie, debido a que un conductor ebrio se impactó con la oficina postal en 1994.

La familia Boyer

Francis Boyer y su familia llegaron a Vado en 1921, después del intento infructuoso de establecerse en Blackdom, cerca de Roswell, Nuevo México, en un intento de establecer una comunidad afroamericana autosuficiente.

La falta de agua hizo que Boyer decidiera buscar nuevos horizontes, y ante el consejo de su padre, quien había conocido la zona de Vado durante la guerra mexicoamericana, decidió buscar mejor suerte en la zona, para dar vida a una comunidad primordialmente agraria.

Francis y Ella Boyer llegaron a la zona en 1923, y en sus memorias Francis comentó que llegó porque su padre, Henry, le dijo: “En este lugar el color de la piel de un hombre no hace que lo minimicen”.

Aunque en la actualidad más del 95 por ciento de los habitantes son de origen hispano, en la década de los 20 y hasta los años de la postguerra, la comunidad afroamericana tuvo una presencia clave.

En la comunidad de Vado se realizaba la siembra de chile y cebolla, y en pleno auge contaban con una estación de tren de carga.

“Nuestro pueblo entonces tenía tres tiendas de abarrotes, dos bares, dos cafés, una nevería e incluso dos iglesias”, comentó Bobbie Boyer, actual habitante de Vado y cuya familia fue piedra angular en su fundación.

De acuerdo con el registro histórico de Nuevo Mexico, Francis Boyer fue descendiente de un príncipe de la tribu ibo de África, pero sus ancestros fueron traídos a América y él nació en el Condado Hancock de Georgia en 1871, aunque su futuro estaba destinado a dejar huella en la zona rural de Vado.

Escuela Paul L. Dunbar

El Condado de Doña Ana ponderó la segregación educativa en 1926, por ello es que el matrimonio Boyer trabajó activamente para fundar la escuela Paul L. Dunbar, en honor al laureado poeta afroamericano.

El edificio aun en pie conserva parte del legado de los residentes del lugar, tanto afroamericanos como mexicanos, así como las instalaciones de Headstart de Vado.

En el año 2017 el edificio de la Escuela Paul L. Dunbar fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos, pero en cada rincón del poblado la historia sorprende por los detalles que afloran sobre una época que se niega a dejar de existir.

“Si te fijas en las banquetas de la escuela, ahí dice que fueron construidas en 1939, aunque el edificio por supuesto es más antiguo”, dijo John Holguín, cuyos antepasados llegaron a Vado en el curso de la Revolución Mexicana, y cuya familia tiene gran trascendencia en la zona.

“Hay muchos recuerdos de nuestra juventud, de nuestra niñez, de la forma en que nuestros padres trabajaban la tierra, de la estación de tren, de cómo muchos de los hijos de Vado sirvieron en las fuerzas armadas, y como tratamos de preservar su memoria”, dijo Holguín, veterano de la guerra y merecedor del corazón púrpura por su servicio.

Una de las paredes de la escuela Paul L. Dunbar muestra decenas de retratos de residentes de Vado que prestaron servicio en las fuerzas armadas, algunos que han sido rastreados incluso hasta el siglo antepasado.

“William H Fields es quizá uno de los veteranos de quien tenemos su retrato en esta sala y cuyo retrato es el de mayor antigüedad”, dijo Holguín. “Él prestó su servicio en la guerra mexicoamericana”.

La postguerra

Durante la Segunda Guerra Mundial el beisbol siguió siendo el deporte nacional, a pesar de que los jugadores de las Grandes Ligas prestaron su servicio en el frente, por ello es que se creó la Liga Negra, y Vado tuvo dos equipos con gran actividad en el diamante.

“Los Gigantes de Vado jugaban seguido contra los Black Snakes que era el equipo con mayor cantidad de triunfos en la zona de La Mesa”, narró en sus memorias el finado Roosevelt Boyer, esposo de Bobby Boyer.

Vado vivió un gran esplendor en la década de los 40 y 50, pero una dura sequía hizo que varios de sus residentes se mudaran a Arizona y California en busca de trabajo, y a la fecha, la comunidad de más de 2 mil habitantes persiste al paso del tiempo y la modernidad.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
‘Conducir moto no es un juego'
Karla Valdez
El Diario de El Paso | 21:14 hrs

Llaman a extremar cuidados tras fatalidades recientes





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: