Incluso Ben Franklin subestimó a los inmigrantes | Opinion El Paso

Domingo 27 Mayo 2018 | 

11

29

33

Secciones

Domingo 27 Mayo 2018 | 

11

29

33

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Incluso Ben Franklin subestimó a los inmigrantes

Esther J. Cepeda / Washington Post | Miércoles 16 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Chicago— La historia de los Estados Unidos es que somos una nación de inmigrantes. Pero lo que los libros de texto pasan por alto es que durante el tiempo que ha habido inmigrantes en los Estados Unidos, también ha habido personas que odian a los inmigrantes.

Y aunque a menudo se ha dicho que las clases más bajas –los que compiten por trabajos no calificados– son las que tienen la mayor enemistad hacia las “hordas invasoras”, nunca es solo el pobre el que se queja del “otro”.

A lo largo de la historia, algunas de las masas más acomodadas, bien educadas y bien aisladas de las masas sucias han sido las más estridentes voces antiinmigrantes.

Escuche a este tipo, que estaba más que ofendido de que los inmigrantes alemanes se mudaran a su ciudad y hablaran otro idioma, educando a sus hijos e imprimiendo periódicos en su lengua materna, en lugar de inglés:

“¿Por qué deberían los Groseros Palatinos hacernos sufrir para invadir nuestros Asentamientos,  y, al agruparse, establecer su Lenguaje y sus modales, a costa de nuestra Exclusión? ¿Por qué debería Pennsylvania, fundada por los ingleses, convertirse en una colonia de extranjeros, que pronto será tan numerosos como para germanizarnos en lugar de que nosotros los anglicemos , y nunca adoptarán nuestro idioma o costumbres más de lo que pueden adquirir nuestra complexión?”

Esto fue escrito por mi Padre Fundador favorito, Benjamin Franklin, un genio que inventó o popularizó tantas necesidades modernas como los fogones de leña modernos y los departamentos de bomberos, y que fundó universidades y bibliotecas (por nombrar solo algunas de las contribuciones de Franklin a nuestro país).

Llamo a Franklin porque lo amo mucho, y porque muestra que incluso personas brillantes pueden preferir las suyas (“tal vez soy parcial a la complexión de mi país, porque tal tipo de parcialidad es natural para la humanidad”, escribió).

Además, porque él estaba tan ridículamente equivocado sobre los alemanes.

Los alemanes forman un grupo étnico en los Estados Unidos que mantiene vínculos relativamente fuertes con su herencia. La escuela secundaria de mi hijo ofrece cursos de alemán como parte del departamento de idiomas del mundo, y la Oficina del Censo de los Estados Unidos estima que poco más de un millón de personas en los Estados Unidos hablan alemán con fluidez. Pero nadie está aterrorizado por el hecho de que los hablantes de alemán no se hayan asimilado adecuadamente al idioma, costumbres y costumbres de este país.

Estados Unidos sería irreconocible sin importaciones alemanas como cerveza, hamburguesas, jardín de infantes, bicicletas, arquitectura de clase mundial y la misma música que proporcionaba los ritmos de marcha de la Guerra Civil.

Los llamados alemanes morenos que Franklin estaba tan asustado no trastornarían la floreciente experiencia estadounidense, sino que la enriquecerían con entusiasmo. Y enriquecerlo también, ya que Franklin básicamente hizo fortuna con la imprenta de Gutenberg.

Doy crédito a Franklin: las maravillas que introdujo en el nuevo mundo no excluyeron a los alemanes y fue coautor del primer tratado de amistad entre Alemania y Estados Unidos en 1783.

Más importante aún, Franklin no tenía el poder de ver el futuro en un momento en el que nunca sería capaz de distinguir a un descendiente alemán de uno inglés al escuchar su inglés americano sin acento detrás de usted en la cola de la tienda de comestibles.

En otras palabras, Franklin era ignorante, pero, creo, no voluntariamente.

No podemos darle al Presidente Trump, a su jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, ni a ninguno de sus acólitos, el mismo beneficio de la duda. Recientemente, Kelly hizo olas al proclamar ridículamente que los inmigrantes “no son personas que se asimilarían fácilmente a los Estados Unidos en nuestra sociedad moderna ... No hablan inglés. No se integran bien, no tienen habilidades”.

No sólo los antepasados de Kelly han sido descubiertos como irlandeses e italianos que no aprendieron el idioma durante décadas después de mudarse aquí, sino que otros loros de la administración Trump también se están convirtiendo en un póster de qué tan bien los inmigrantes se asimilan en nuestro cultura. Un ejemplo es el experto conservador Tomi Lahren, quien habló con los inmigrantes de hoy, aunque resultó que uno de sus antepasados era un ruso que presuntamente falsificó un documento de inmigración para tratar de asegurar su estatus aquí.

Nunca cambiará: mientras haya inmigrantes en este país, habrá un contingente de descendientes de inmigrantes con lamentable poca autoconciencia y más que un poco de mezquindad que afirme que los inmigrantes no se asimilan.

Van a estar equivocados, y probablemente tengan la audacia de lanzar su propaganda antiinmigrante históricamente inexacta sobre una cena de tacos, en su automóvil japonés o en un juego de Grandes Ligas de Beisbol jugado por equipos que son conformados en un 34.5 por ciento por nacidos en el extranjero.

La historia cuenta que los inmigrantes que se mudan aquí eventualmente adoptan el inglés como su único idioma y se funden en el crisol. Cualquiera que diga lo contrario sólo está vendiendo noticias falsas.

 

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Piden no atacar a Patrulla Fronteriza
Karla Valdez / El Diario de El Paso | 21:26 hrs

Familiares de agentes caídos aseguran que no todos los elementos son iguales





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: