Resisten albañiles embates de los robots | El Paso

Sábado 21 Julio 2018 | 

7

47

30

Secciones

Sábado 21 Julio 2018 | 

7

47

30

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Resisten albañiles embates de los robots

The New York Times | Domingo 15 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

The New York Times / Una máquina coloca un ladrillo

The New York Times / Una máquina coloca un ladrillo

Las Vegas— Los albañiles trabajaban con una eficacia implacable, cuchareando y colocando mezcla en un ladrillo tras otro, apisonando cada uno para asegurarse de que todo quedara nivelado. Una hora después, mientras miles de espectadores observaban, habían construido un tramo de pared que sería el trabajo de un día para un albañil si este estuviera construyendo a un ritmo normal.

“Cuando coloco ladrillo estoy al borde de la locura”, dijo Matt Cash, de Carolina del Norte, el campeón que defendía su título en el Spec Mix Bricklayer 500, la competencia de albañiles más grande del mundo.

Al otro lado de este estacionamiento detrás del Centro de Convenciones de Las Vegas, un robot avanzaba a un ritmo más lento y pesado. Fue bautizado como SAM, como diminutivo de semi-automated mason (albañil semiautomatizado). Si participara en la competencia, sin duda perdería.

En esta contienda, los humanos repelen el futuro con palustre y músculo. Pero quizás no puedan hacerlo tanto tiempo más.

Al menos en el caso estadounidense, los albañiles se están volviendo cada vez más difíciles de encontrar; a pesar de que los salarios han aumentado, hay una escasez de trabajadores. Además, la productividad —qué tanto de un muro de ladrillos puede completar un jornalero en una hora de trabajo— no es mucho mayor que hace dos décadas. Las herramientas más importantes para la albañilería —cuchara, cubeta, cuerda y carretilla— no han cambiado mucho a través de los siglos.

Estos factores parecería que ponen al oficio en riesgo de ser dominado por robots.

Sin embargo, los participantes humanos en esta competencia no estaban preocupados. SAM está lejos de ser adoptado de forma generalizada. Sólo hay once de ellos y cuestan aproximadamente 400 mil dólares cada uno, una cantidad exorbitante para muchos contratistas pequeños.

Las máquinas no pueden trabajar en esquinas o curvas ni leer planos. SAM también exige que trabajadores carguen sus ladrillos, rellenen la mezcla y limpien las juntas de los ladrillos.

Lo que SAM sí hace es trabajar sin que le dé sed, enfermarse o cansarse. En ciertas formas, compite en una carrera diferente.

“No se trata de si ganamos o no en la primera hora”, dijo Scott Peters, presidente de Construction Robotics, el fabricante de la máquina. “Sencillamente, nos gustaría verlos en la cuarta hora”.

Jeff Buczkiewicz, presidente de la Asociación de Contratistas de Albañilería de Estados Unidos, reconoció que hay un papel para los robots. “Harán posible que no necesitemos tantos trabajadores, pero en vista de la escasez que vemos ahora, eso es probablemente algo bueno”, dijo Buczkiewicz.

El énfasis en la labor quedó de manifiesto en enero pasado. Los competidores realizaban una tarea de por sí físicamente exigente a un ritmo agobiante. Para cuando terminó, habían movido más de 600 ladrillos que pesan casi 1.5 kilos cada uno. Los ganadores de este año fueron David Chávez y Miguel Contreras, de Texas.

Sin importar la destreza de los competidores, todos tienen un desafío muy grande que enfrentar: mantener el atractivo de los ladrillos como un material de construcción barato y durable. Para ello, los albañiles necesitan encontrar la forma de enseñar su habilidad y sus conocimientos a miles de nuevos trabajadores… o a robots como SAM.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Mueren 17 al hundirse barco en Missouri
Margaret Stafford / Associated Press | 21:30 hrs

El mal clima fue responsable del naufragio del bote turístico





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: