Jueves 14 Diciembre 2017 | 

13

35

43

Secciones

Jueves 14 Diciembre 2017 | 

13

35

43

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Ubican a supuestos agresores de agentes fronterizos

Juliana Henao y Karla Valdez
El Diario de El Paso | Jueves 07 Diciembre 2017 | 00:01:00 hrs

Archivo/El Diario de El Paso / Rogelio Martínez, el agente fallecido

Archivo/El Diario de El Paso / Rogelio Martínez, el agente fallecido

Documentos federales obtenidos por El Diario de El Paso involucran a dos inmigrantes con la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza Rogelio Martínez y la agresión a otro agente cerca de Van Horn, Texas, en hechos ocurridos el pasado 18 de noviembre.

De acuerdo a dos órdenes de cateo firmadas por un juez federal en Nuevo México, un ‘coyote’ señaló que miembros de un grupo de inmigrantes que ayudó a cruzar ilegalmente a Estados Unidos relataron haber cometido la agresión en perjuicio de los agentes fronterizos.

Los documentos fechados el pasado 2 de diciembre sostienen que el informante dijo conocer a los dos sujetos, y que éstos hablaron de haber perpetrado una agresión contra agentes fronterizos.

Una segunda persona identificó a los agresores y dijo que el ataque a los agentes fronterizos había sido a pedradas, según la declaración jurada presentada ante el juez por un agente del FBI. Los nombres de los sospechosos fueron censurados de los documentos, ya que no se les han hecho cargos formales por la agresión.

Uno de los sospechosos ya está en custodia bajo el cargo de entrar ilegalmente después de ser deportado, en el 2015. El segundo sospechoso del ataque a los dos agentes fronterizos estaría en Odessa, Texas, pero los documentos no especifican si se encuentra bajo custodia federal.



‘Se aclara el misterio’



La Patrulla Fronteriza, así como el Buró Federal de Investigaciones (FBI) se negaron a dar declaraciones sobre los documentos, diciendo que la investigación no ha concluido.

Chris Cabrera, portavoz del Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC), dijo que finalmente el misterio del ataque a los agentes se estaba aclarando públicamente y la versión del ataque en la cabeza, con un objeto contundente, posiblemente a pedradas, contra los agentes era una realidad, como NBPC informó desde el principio.

“No es un avance pero vamos por buen camino. El avance se verá cuando estos dos sospechosos enfrenten cargos criminales”, dijo Cabrera, quien además había afirmado que el supuesto ataque a los agentes estaba relacionado con el cruce ilegal al país de un grupo de inmigrantes.

Martínez sufrió heridas graves en su cabeza y cuerpo que provocaron una pérdida significativa de sangre, de acuerdo a documentos de la Corte. El agente murió a consecuencia de sus lesiones. El segundo agente también sufrió heridas graves en la cabeza y no ha sido identificado, por tratarse de una investigación en curso.

El auto, pieza clave en la investigación



Según la información brindada por informantes a investigadores asignados al caso, uno de los sospechosos estaba en Portales, Nuevo México y el otro en Odessa, Texas.

La información ofrecida condujo a los investigadores al paradero de los sospechosos y a la localización de un vehículo Pontiac Grand AM plateado modelo 2004.

“Existe causa probable para creer que el vehículo en cuestión tiene evidencia residual relacionada con el asesinato de un agente de la Patrulla fronteriza y la agresión en contra de otro, contrabando de personas y tráfico de drogas”, afirmó el agente especial del FBI Jeff Rosenquist en su petición de la orden de cateo.

Cuando fue localizado e interrogado, uno de los sospechosos negó todo a las autoridades. Su hermano también fue interrogado y admitió haberlo recogido en un vehículo cerca de Presidio, Texas, y luego transportado en dirección a Portales, N.M. El hermano negó tener conocimiento del ataque a los agentes.

El segundo informante, identificado como una mujer, dijo a los investigadores que por casualidad había escuchado hablar por teléfono a uno de los sospechosos sobre el cruce de metanfetamina y heroína. Los investigadores sospechan que los agresores habrían cruzado droga en mochilas a través de la frontera.

Las órdenes de cateo establecen que existe una causa probable para creer que el vehículo en cuestión, el Grand AM, contiene evidencia asociada “con el asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza y el asalto a un segundo agente, así como tráfico de personas y de drogas al país”.

En el documento de la Corte, el agente asignado a la investigación del caso concluye que la evidencia reunida hasta el momento muestra que el vehículo “ayudará a hallar evidencia relacionada con el tráfico de drogas, el asesinato del agente Martínez y el asalto a otro agente”.

Entre las evidencias se incluyen una mancha roja en un asiento del vehículo y unos pantalones deportivos que tenían manchas. Como parte de la investigación se están analizando fluidos, muestras de ADN y de tierra encontradas en el vehículo.

El agente señala en los documentos que cuando hay proximidad física, como en el caso de una pelea, existe la probabilidad de la transferencia de evidencia de una persona a otra.

Los investigadores presentarán sus hallazgos a la Fiscalía federal, la cual estaría encargada de presentar los cargos.

[email protected]

[email protected]


 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Arrancará en enero reconstrucción del hotel Plaza
Diego Murcia/El Diario de El Paso | 22:24 hrs

El inmueble cuenta con 19 pisos

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: