Lunes 20 Noviembre 2017 | 

0

55

38

Secciones

Lunes 20 Noviembre 2017 | 

0

55

38

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Trump se inclina a la izquierda, y sorprende a sus aliados

The New York Times | Sábado 09 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

The New York Times | El mandatario durante una conferencia de prensa

The New York Times | El mandatario durante una conferencia de prensa

Washington – Los líderes republicanos del congreso se sentaron en los sillones de la Oficina Oval con una sonrisa a medias el miércoles por la tarde cuando se dieron cuenta de que el presidente Trump los estaba eludiendo para llegar a un acuerdo de gastos a corto plazo y un límite de endeudamiento con los demócratas, y no con ellos.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul D. Ryan, y el senador Mitch McConnell, el líder de la mayoría, habían esperado que la excepcional reunión bipartidista y bicameral fuera un poco más que un momento para tomar fotos, una junta en la que los lineamientos generales de un acuerdo se discutieran, dijeron los asistentes.

En vez de eso, Trump —quien a menudo ha delegado los detalles de las negociaciones a subordinados como el vicepresidente Mike Pence— interrumpió al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, mientras hablaba a favor de un aumento de 18 meses al límite de endeudamiento para estabilizar los mercados financieros. Cuando otros líderes ofrecieron extensiones de un año o medio año, el presidente los rechazó, de acuerdo con lo relatado por miembros del personal a quienes se les informó acerca de la reunión.

El acuerdo de tres meses que Trump terminó por aceptar es un cambio estratégico significativo para un presidente que hasta ahora se ha mostrado ansioso por preservar, y no por expandir, su atractivo político. El plan lo presentaron dos líderes a quienes ha satanizado y marginalizado implacablemente: el senador de Nueva York Chuck Schumer y la representante de California Nancy Pelosi.

El acuerdo les dará a los demócratas más influencia en las próximas negociaciones, lamentaron varios miembros sénior del equipo de Trump después de la reunión.

En sus casi ocho meses como presidente, Trump se ha inclinado casi exclusivamente a la derecha para consolidar su base populista conservadora, lo cual le ha ganado el apoyo limitado, pero firme, del 30 al 40 por ciento del público. En las últimas 36 horas, parece haber abandonado abruptamente esa estrategia, impulsado por la necesidad inmediata de aprobar proyectos de gasto después del huracán Harvey… y castigado por la represalia bipartidista contra la decisión que tomó el martes de eliminar gradualmente un programa que les permitió permanecer en el país a los inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad.

“Si podemos hacer que algo pase, lo firmaremos y haremos felices a muchas personas”, les dijo Trump a los reporteros mientras iba rumbo a Bismarck, Dakota del Norte.

La reunión en la Oficina Oval produjo un momento que los legisladores y miembros del personal describieron como instantáneamente icónico, y no de una buena manera.

Trump a menudo invita a su hija Ivanka Trump a las reuniones para señalar su conclusión… o para desequilibrar a sus interlocutores. Cuando Trump entró a la oficina casi al final de la discusión el miércoles, al parecer para hablar de la reforma fiscal, los republicanos que se encontraban en la sala reaccionaron con sorpresa y molestia.

McConnell, quien casi no le habla al presidente, en silencio enfureció, de acuerdo con dos personas que conocen la situación. Pasó rápidamente por donde estaban otros legisladores y miembros del personal con los labios fruncidos y sin decir nada cuando regresó al Capitolio.

“El presidente estuvo de acuerdo con el senador Schumer y la congresista Pelosi”, dijo McConnell, quien intentó proyectar un sentido de unidad bipartidista a pesar del drástico cambio.

Relajado, Ryan les dijo a sus colegas que ya se esperaba ese tipo de sorpresas, pero se quejó de que Trump no había considerado completamente las implicaciones de sus actos.

Un Mnuchin castigado se fue de la habitación; un testigo describió la escena como un estado de neurosis de guerra. Más tarde, les dijo a los reporteros que no podía estar “más contento” con la reunión.

El director presupuestal fiscalmente conservador del presidente, Mick Mulvaney, más tarde les dijo a los legisladores republicanos que haría su mejor esfuerzo por lidiar con la nueva realidad de que su jefe estaba llegando a acuerdos con la oposición.

Kevin Cramer, el congresista republicano del distrito de Dakota del Norte, les dijo a los reporteros mientras viajaba con Trump a Bismarck que estaba boquiabierto debido al acuerdo con Schumer y Pelosi.

“Me quedé sin aliento cuando lo escuché”, dijo. “De hecho, pedí que me lo aclararan cuando el presidente nos lo dijo antes del vuelo”.

Los republicanos han dependido por lo menos de una constante que los ha reconfortado durante el mandato de Trump: sin importar lo impredecible, desconectado, calumniador o beligerante que ha sido con ellos, se ha mostrado reacio a botarlos para irse con los demócratas.

Hasta el miércoles.

El martes, ya entrada la noche, juró “reconsiderar” su decisión de eliminar el popular programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, de la era de Obama, si el congreso no propone una solución permanente en un plazo de seis meses, con lo que desconcertó a quienes con mano dura se oponen a la inmigración y habían estado celebrando la victoria horas antes.

Ese día, más temprano, Trump había eliminado el programa de su predecesor, el cual evita que los inmigrantes ilegales más jóvenes sean deportados, con base en que un presidente no tiene el poder de tomar esas medidas por sí mismo. Después, le delegó la responsabilidad al congreso después de darle una fecha límite de seis meses para “arreglar” el programa antes de que expire.

Entonces, apenas ocho horas después de que se anunciara su decisión, el presidente publicó en Twitter un mensaje que socavó por completo ambas posturas en menos de 140 caracteres: “El congreso ahora tiene seis meses para legalizar DACA (algo que la administración de Obama no pudo hacer)”, escribió, utilizando la sigla del programa. “Si no pueden, ¡reconsideraré este asunto!”

Los funcionarios de la Casa Blanca no dieron explicaciones de inmediato acerca de lo que pretendía Trump con el mensaje ni cómo volvería al asunto en seis meses. Cuando le preguntaron durante una aparición con los líderes del congreso el miércoles por la mañana si había cambiado de parecer en torno a su decisión, Trump dijo: “No he cambiado de parecer”.

Sin embargo, funcionarios de la administración dijeron que el cambio socavaba en gran medida la postura de otro funcionario clave del gabinete, el fiscal general Jeff Sessions, un antiguo proponente de leyes de cumplimiento de inmigración más severas, quien anunció la decisión.

Trump vio la cobertura de las noticias por cable de la decisión respecto del DACA el martes, frustrado por el repudio generalizado de la política, incluso entre los republicanos. Les dijo a los asistentes que la mayoría de los comentarios que había recibido eran positivos.

Sin embargo, para el miércoles Trump pareció entender lo arriesgada que se había tornado su situación política. Por eso es que hizo presión para obtener una rápida resolución a las negociaciones de gasto y límite de endeudamiento, pues dijo que quería volver a enfocarse en la ayuda a los afectados por el huracán Harvey.

Con todo, el presidente también disfrutó la oportunidad de confundir a los críticos que lo acusaron de abandonar sus promesas de campaña de gobernar como un empresario bipartidista que sabe llegar a acuerdos.

Trump ha gozado de relaciones sorprendentemente buenas con Pelosi y Schumer a lo largo de los años. “Nancy… eres la mejor”, le escribió el presidente con un plumón negro encima de un reporte noticioso de su toma de posesión como la primera presidenta de la Cámara de Representantes en 2007, el cual le había enviado enmarcado.

Trump, nativo de Queens, ha conocido durante años a Schumer, quien creció en Brooklyn, y ambos se consideran fuereños luchones. A pesar de sus muestras públicas de desdén mutuo, ambos se han estado comunicando a través de su personal durante meses, y parecen disfrutar de la compañía del otro.

Disfrutaron un chiste rápido y una palmada en la espalda al inicio de la reunión del miércoles, un momento que plasmaron los fotógrafos de los medios noticiosos, quienes los capturaron a través de la ventana de la Oficina Oval. Para el miércoles por la noche, la foto se divulgaba en las redes sociales y los medios noticiosos conservadores como prueba de que el presidente se había rendido frente al enemigo.

El encabezado de Breitbart, el sitio de noticias que dirige el antiguo y destituido estratega en jefe de Trump, Stephen K. Bannon, decía: “Conozcan el pantano: Donald Trump retrasa la agenda de septiembre hasta diciembre después de una reunión con el congreso”.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Niegan a 'dreamers' renovación de DACA
Diego Murcia
El Diario de El Paso | 21:46 hrs

Por error, demora el Servicio Postal sus solicitudes; ahora al menos 19 viven de nuevo aquí en la incertidumbre

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: