*

Jueves 23 Febrero 2017 | 

2

46

44

Secciones

Jueves 23 Febrero 2017 | 

2

46

44

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

No sorprende que haya pocos periodistas minoritarios

Esther Cepeda/The Washington Post | Jueves 12 Enero 2017 | 00:01:00 hrs

Chicago – Shaun King, activista de los derechos civiles y redactor del New York Daily News en la sección de justicia, tuvo que introducir su respuesta a un delito de odio reciente, cometido contra un hombre discapacitado de la zona de Chicago, con cuatro párrafos de repudio, antes de indicar lo siguiente:

“Veo miles de blancos en línea que me preguntan por qué no estoy hablando sobre el tema. Aparte del hecho de que literalmente acabo de regresar al país con mi esposa y mis cinco hijos hace unas horas, mi respuesta es simple. Este país no necesita que yo hable sobre delitos cometidos por afroamericanos, porque a nadie en este país se lo considera más responsable de los delitos que comete, y hasta de los delitos que no comete, que a los afroamericanos de Estados Unidos”.

Al día siguiente, Julio Ricardo Varela, colocutor del podcast político y latinocéntrico ‘In the Thick’, creó una tormenta cuando envió un tweet sobre la historia en curso del presunto tirador del aeropuerto de Florida, Esteban Santiago, citando a periodistas y publicaciones que escogieron destacar la ascendencia puertorriqueña de Santiago. Varela, que también proviene de Puerto Rico, escribió:

“Cómo publican los medios información sobre ?#EstebanSantiago

DE PUERTO RICO! SU MAMÁ TODAVÍA VIVE ALLÍ!

Ah, sí, peleó en Irak y facturó un arma de fuego”.

Otro tweet llegaba a esta conclusión: “Si las noticias de cable siguen acentuando el origen puertorriqueño de ?#EstebanSantiago, llegó el momento de educar sobre cuántos boricuas sirvieron en Irak”.

Así son las cosas para los periodistas minoritarios en la época de Trump –cuando un miembro de su tribu hace algo atroz, tienen que apresurarse a hacer clarificaciones antes de que la población suponga cosas o antes de que les pidan cuentas a ellos.

Esos periodistas son bombardeados con mensajes que les imploran que condenen un acto o que implican, en forma desagradable, que ellos son solidarios con los acusados porque no emitieron una denuncia pública –como si, los periodistas, hablaran por todos los no-periodistas con los que comparten una raza o etnia.

Por supuesto, tras una década de creciente xenofobia relacionada con la inmigración, los periodistas con nombres que suenan hispanos son hostigados a diario, independientemente de si una noticia tiene que ver o no con un sospechoso latino.

Victor Manuel Ramos, redactor de Newsday, recientemente subió a Facebook la foto de un sobre que decía: “¿Eres estadounidense –o meramente tienes la ciudadanía?” Ramos escribió como pie de foto: “A veces cuando uno cubre inmigración, las cartas (en este caso, el sobre) de los lectores son preguntas personales. Recibida hoy”.

Y la gente se pregunta por qué no hay más minorías en el periodismo.

El año pasado, la American Society of News Editors expresó que había alrededor de un 17 por ciento de periodistas minoritarios en las redacciones de diarios. En los sitios de noticias el porcentaje fue un poco mejor, con un 23 por ciento de minorías en el personal.

La preocupación, desde hace décadas, de por qué el cuerpo de prensa de la nación no se parece adecuadamente a los individuos que cubre es desubicada.

Mmm, vamos a ver, cuesta decenas de miles de dólares obtener un título universitario de cuatro años en periodismo, incluso de una universidad estatal regular (y cientos de miles, en las universidades selectivas –-y eso es sin contar los estudios de postgrado).

Después, una vez graduado, un periodista novato puede esperar apenas ganarse la vida como asistente de noticias, especialista gráfico, redactor en línea o productor. En 2016, durante el tercer año consecutivo, Careercast.com calificó “reportero de diarios” como el peor trabajo, bien al final de la lista de 200. “Periodista de radio-teledifusión” era el antepenúltimo.

Encima de eso, muchos editores y lectores exigen estándares ridículos de los periodistas minoritarios. A menudo se espera que sean expertos en amplias áreas de experiencia histórica, cultural y económica. Para muchos lectores, representan, como mucho, colectores de información racialmente sesgados.

Sin embargo, cuando un blanco comete un crimen atroz, nadie espera que los reporteros blancos o los columnistas blancos nieguen específicamente su responsabilidad o empatía por las acciones del culpable. Se comprende en general, que el crimen y el delincuente no están conectados en forma definitiva a una raza o etnia específica.

¿Pueden los periodistas minoritarios esperar que alguna vez se haga la misma suposición de imparcialidad periodística razonable con respecto a los sujetos de una noticia?

En última instancia, si la gente no puede reconocer que ‘todos’ los periodistas tienen opiniones y sesgos, que pueden tener o no tener que ver con su origen racial, habrá menos y menos periodistas minoritarios para hostigar.


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Analizan hoy el futuro de la maquila en EU y México
Diego Murcia
El Diario de El Paso | 00:01 hrs

Realizan cumbre ‘Maquiladoras en la era de Trump’

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: