*

Lunes 05 Diciembre 2016 | 

9

35

22

Secciones

Lunes 05 Diciembre 2016 | 

9

35

22

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Discusiones entre alumnos se reducen en salones de clases

Elvia Limón/The Dallas Morning News | Domingo 16 Octubre 2016 | 00:01:00 hrs

The Dallas Morning News | La “bola de respirar”, como la conocen los alumnos, es una de varias técnicas de desarrollo de conciencia que la escuela de Carrollton ha adaptado en los últimos tres años Imagen Galeria

The Dallas Morning News | La “bola de respirar”, como la conocen los alumnos, es una de varias técnicas de desarrollo de conciencia que la escuela de Carrollton ha adaptado en los últimos tres años

Carrollton, Texas— Henry Zavala lentamente expandió una esfera de plástico con los colores del arcoíris frente a sus compañeros de la Primaria Davis. Los alumnos de primer grado se sentaron en un círculo al frente del salón con sus brazos cruzados y ojos cerrados mientras todos inhalaban profundo en sincronía con el juguete colorido que se expandía.

“Me siento en calma. C-A-L-M-A”, dijo Henry –de 6 año– a The Dallas Morning News después del ejercicio de respiración.

La “bola de respirar”, como la conocen los alumnos, es una de varias técnicas de desarrollo de conciencia que la escuela de Carrollton ha adaptado en los últimos tres años. Lisa Williams, la directora, comentó que se interesó en la auto-regulación después de leer varios artículos del tema.

Agregó que decidió implementar ejercicios basados en la concientización en el salón de clases porque pueden ayudar a que los alumnos manejen mejor el estrés y recuperen su enfoque.

“Estamos en una escuela de alto índice de pobreza y los alumnos pueden tener muchos traumas”, explicó Williams. “Sé que eso puede volver difícil el aprendizaje”.

Los salones de clase de la escuela están equipados con “bolas de respirar” y “frascos brillantes” que usan al menos una vez al día.

Los “frascos brillantes” son hechos con una botella de plástico, agua y pegamento brillante que los alumnos agitan cuando se distraen. Luego se sientan y esperan hasta que el brillo cae hasta el fondo de la botella para ayudarlos a recobrar su enfoque antes de regresar a trabajar.

Frany Tullis –estudiante de cuarto grado– platicó que su amiga le dio un frasco brillante luego de comentar qué bonita era. Ahora la usa para calmarse en casa cuando está frustrada por su hermano.

“La uso mucho, especialmente cuando mi hermano me desespera”, dijo Tullis.

Las clases también tienen “estaciones de calma” donde los alumnos se pueden sentar, ya sea voluntariamente o por sugerencia de la maestra, cuando sienten que necesitan calmarse.

Con las manos dicen

cuando están molestos


Además, los alumnos aprenden a usar gestos con las manos para informar a sus maestros cuando se sienten molestos o “cerca de explotar”.

Lynsi Christiansen, maestra de matemáticas de cuarto grado, expresó que sus alumnos a veces le piden hacer un ejercicio de concientización toda la clase cuando sienten que todos necesitan recuperar su enfoque.

“Es un lenguaje que podemos compartir y ayuda a construir un sentido de comunidad”, comentó.

Cada salón de clases adaptó sus propios métodos de concientización basados en las necesidades de sus alumnos.

Jesús Prieto, maestro de primer grado de lectura bilingüe y artes lingüísticas, hace que sus alumnos se sienten en sus sillas con sus ojos cerrados mientras les pone música ambiental en su celular.

Otros grupos tienen “correas serpenteantes”, una pieza gruesa de elástico que se pone abajo de los escritorios de manera que los alumnos puedan serpentear con sus pies. Esto ayuda a aquellos que batallan para quedarse en sus escritorios a que se muevan constantemente sin levantarse de sus lugares.

Les ayuda a creer

en sí mismos: maestra


Sonia Nguyen, maestra de artes lingüísticas en cuarto grado, confesó que al inicio ella estaba escéptica de los métodos de concientización. Agregó que al poco tiempo se dio cuenta de que eran un método efectivo de comunicarse con sus alumnos e incrementar la seguridad en sí mismos.

“Están aprendiendo auto-control y les está enseñando una forma de preparase para no sentirse amenazados por los retos”, dijo Nguyen.

“Les ayuda a creer en sí mismos. Nosotros podemos decirles que pueden hacer algo, pero una vez que ellos saben que pueden es otra historia”.

Nguyen agregó que los niños (varones) de su clase ya están dispuestos a abrirse y hablar de sus sentimientos y ha visto una mejoría de calificaciones en todos sus alumnos.

Natonia Lafreniere, maestra de prescolar, también confesó haber estado escéptica cuando Williams le comentó sobre la concientización, pero ahora la practica con sus alumnos todos los días.

Lafreniere también ayudó a dirigir una sesión de concientización para el personal docente y administrativo del ISD de Carrollton-Farmers Branch el verano pasado.

“Leemos y compartimos artículos basados en la investigación y datos para mostrarles”, explicó. “Cuando entrenas a un adulto tienes que abrirle la mente”.

La consejera de la Primaria Davis, Netti Prasad, reportó que ha visto menos discusiones entre los alumnos desde que se decidió implementar las intervenciones de concientización en los salones.

“Tuve un niño de quinto grado llorando en mi oficina y no podía entenderle qué me decía”, comentó Prasad. “Estaba tan molesto que se volteó y tomó una bola de respirar y la usó para calmarse él mismo”.

Los expertos aclaran que aún se está recabando la información sobre el alcance de la influencia que estos ejercicios proporcionan para promover el aprendizaje así como la salud mental y de comportamiento.

El doctor Nathaniel Rigss, profesor de Desarrollo Humano y Estudios Familiares en la Universidad Estatal de Colorado, lo atribuyó a que es un campo relativamente nuevo y los estudios a gran escala están limitados.

Añadió que se han hecho algunos estudios a menor escala que han demostrado que las prácticas de concientización pueden promover entre los jóvenes la auto-regulación y el control de impulsos, y que también se ha demostrado que reducen el estrés. Aunque puede que la concientización por sí misma  no influya en el desempeño académico, ha habido alguna evidencia que demuestra que puede incrementar la preparación del alumno para aprender y como resultado, indirectamente mejorar su desempeño académico.

Prasad expresó que el ambiente de la escuela ha mejorado mucho en los últimos tres años y que los alumnos hasta le han pedido que los ayude a hacer frascos brillantes para ayudarse cuando están lejos de la escuela.

“Los alumnos me cuentan cómo los están usando en casa”, dijo. “Me encanta escuchar eso”.



 


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Invade al Centro el espíritu navideño
Diego Murcia
El Diario de El Paso | 22:37 hrs

Regresan festejos a San Jacinto tras 3 años de ausencia

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: