*

Sábado 03 Diciembre 2016 | 

4

39

51

Secciones

Sábado 03 Diciembre 2016 | 

4

39

51

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Aplicará en el Vaticano su experiencia con hispanos

Anna Macías
Especial para El Diario | Viernes 14 Octubre 2016 | 00:01:00 hrs

Archivo | Monseñor Kevin J. Farrell

Archivo | Monseñor Kevin J. Farrell

Dallas— Cuando Kevin J. Farrell llegó al Norte de Texas hace ya casi 10 años, la población latina había crecido tanto en la Diócesis de Dallas que algunas iglesias en barrios hispanos celebraban la misa dominical sin un sacerdote.

No había suficientes sacerdotes para todas las misas, por lo cual a veces los diáconos las presidían y daban la comunión con hostias consagradas días antes por un párroco.

A su llegada en el 2007, Farrell abordó esta crisis con una táctica similar a la que empleó antes el Distrito Escolar de Dallas, que también fue rebasado por el crecimiento de la población hispanohablante. Mientras que el DISD importó maestros, Farrell trajo sacerdotes de México, Honduras, Colombia y otros países de Latinoamérica para llenar las vacantes.

Pero el nuevo obispo también se enfocó en reclutar a jóvenes locales con vocación al sacerdocio. Impulsó al seminario local Holy Trinity a reclutar más candidatos hispanos o bilingües.

Farrell, un inmigrante irlandés que habla español y estudió en Salamanca, España y Monterrey, Nuevo León, se lleva toda esa experiencia con los inmigrantes latinos al Vaticano, donde el Papa Francisco lo elevará a cardenal el 19 de noviembre y lo pondrá a cargo de la nueva oficina de Asuntos de Fe y Familia.

Abogado de los latinos

“Farrell fue un gran amigo, un aliado que abogó por la comunidad hispana durante sus nueve años en Dallas”, dijo Rodolfo García, rector de la Catedral Santuario de Guadalupe en Dallas. “Él celebró la misa y los sacramentos con los hispanos en días de enorme importancia como el festivo de Nuestra Señora de Guadalupe y presidió las confirmaciones de muchos”.

García, pastor de la parroquia más grande de la Diócesis de Dallas –con unos 11 mil miembros, en su mayoría latinos– agregó que Farrell estuvo presente con la comunidad en sus luchas, por ejemplo cuando miles de inmigrantes se manifestaron en una marcha a favor de la reforma migratoria.

“También bendijo, participó y caminó al lado de la comunidad hispana en asuntos sociales de gran importancia, como la inmigración y la educación”.

La Diócesis de Dallas declaró su orgullo ante la promoción de Farrell y publicó una larga lista de sus logros en Dallas. Entre ellos estaban la construcción de la iglesia de Santa Cecilia, la cual se había quemado en un incendio; la fundación de una nueva escuela católica llamada Cristo Rey, la construcción de un complejo de apartamentos para personas de bajos recursos, y la creación de una revista católica y otros servicios de comunicación en español. 

Asimismo fortaleció los programas de catecismo para creyentes de todas edades y formó una mesa de consultores laicos que lo aconsejaban regularmente. Luchó por emparejar las desigualdades en la Diócesis, por ejemplo, pidiendo a los jóvenes en escuelas católicas que hicieran servicio comunitario en las parroquias más pobres, al Sur de la ciudad.

Defendió los derechos de los inmigrantes, los hispanos en particular que forman aproximadamente la mitad de la Diócesis, en total 940 mil personas en nueve condados alrededor de Dallas. Además, marchó con los inmigrantes en protestas, buscó más oportunidades para darles voz en los medios de comunicación, creando foros en español y vietnamita. Cada semana, Farrell escribía un blog y, a veces, enviaba mensajes por Twitter a sus feligreses.

En una entrevista antes de partir de Dallas, Farrell dijo que se lleva buenas memorias de la comunidad hispana, pero tiene empatía por las luchas que enfrentan.

“Los inmigrantes viven constantemente en temor”, dijo Farrell. “Algunos están aquí legalmente, pero todos tienen un primo o un amigo que quizás es indocumentado. Es una preocupación también”.

Roberto Corona, un misionero laico de la orden Scalibrini que organizó a los inmigrantes en la parroquia San Lucas de Irving, Texas, dijo que a veces, le hubiera gustado que Farrell fuera más radical en defensa de inmigrantes. Sin embargo, reconoce que el obispo luchó por ellos.

“El hecho de que se involucrara en marchas, foros y el movimiento pro inmigrante trajo esperanza y aliento a los laicos que trabajamos en la lucha”, dijo Corona, que también fundó la organización “Pueblo Sin Fronteras” y creó dos refugios internacionales para indocumentados.

“Si él sigue escuchando cercanamente a los laicos, especialmente a los de grupos minoritarios y comunidades marginadas, la Iglesia se beneficiará con el juicio colectivo de la contribución”.

Creyó que lo 'cuenteaban'

Farrell dijo que él pensó que alguien le hacía una broma en mayo cuando su secretaria le avisó que el Papa Francisco lo llamaba por teléfono para avisarle que lo había elegido para un nuevo cargo en la Iglesia. Pues, en muchos casos el Vaticano comunica cambios de personal, pero no es obvio que una promoción venga directamente de la boca del Papa.

“Dije a la secretaria, ‘¡Claro, el Papa está en la línea! Debe de ser uno de mis amigos imitando al Papa en broma”, recordó en una entrevista con la estación de radio Católica Crux.

En junio, Farrell y el Papa Francisco se reunieron en persona y el pontífice le describió directamente en detalle que ayudaría a crear un dicasterio o departamento del Vaticano para promover a laicos a los más altos niveles de la Iglesia. Se espera que Farrell se reporte al Vaticano y empiece su nuevo puesto este mes.

“En general, la Curia Romana quiere que los laicos obtengan más puestos prominentes en la administración de la Iglesia”, dijo Farrell.

Dijo que el Papa Francisco, un nativo de Argentina, conversó con él en español, expresando su deseo de que el nuevo dicasterio sea guiado por Amoris Laetitia, un documento eclesiastés escrito por dos Santos Sínodos.

“Lo impresionante es que este documento fue el fruto de dos Santos Sínodos, y no fueron los mismos obispos cada vez” que se reunieron a escribir la obra, dijo Farrell. “Cuando se trata de la familia, el Santo Padre quiere, y yo también, que Amores Laetitia sea la fuerza que guíe al dicasterio. Esta obra tiene que guiar el trabajo pastoral de la Iglesia en el futuro”.

Dijo que el Papa Francisco enfatizó la importancia de incluir a los jóvenes que organizan el Día Mundial de la Juventud y los matrimonios que organizan el Día Mundial de la Familia, dos eventos que se celebran cada tres años en distintas ciudades.

Farrell dijo que le conmovió cuando el Santo Padre le dijo que desea escuchar más las voces de creyentes ordinarios.

“En un momento, me dijo algo que encontré muy interesante”, dijo Farrell. “Siempre soy consultado por los distintos organismos que tenemos en el Vaticano. ¡Me gustaría escuchar más de los laicos también! Tengo a los obispos y sacerdotes que me dicen lo que los fieles piensan, pero me gustaría escucharlo directamente de la gente”.

Farrell contó que su hermano menor también es un obispo asignado al Vaticano. Mientras se acomoda en Roma, compartirá un apartamento con su hermano.

Bromeando dijo” “Espero que sea por un tiempo corto. Nadie quiere vivir con su hermano menor por un tiempo largo”.

 


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Usa a madre como señuelo para traficar droga
Staff/El Diario de El Paso | 23:02 hrs

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: