Temen en México ‘invasión’ de mariguana estadounidense

Peter Robinson/Cacha Cattan/Benjamin Bain /Bloomberg Business
2015-06-08

Un nervioso ‘teniente callejero’ en una pizzería de Ciudad Juárez trafica drogas para ‘Barrio Azteca’, una pandilla que emergió de las prisiones de Texas en la década de los ochenta para controlar una parte de los cargamentos ilegales provenientes de México hacia el Suroeste de Estados Unidos.
Pensemos en la película “No Country for Old Men”: entregas en secreto durante la noche, asesinatos, y un lucrativo negocio aparte del tráfico humano y la prostitución.
Al reunirse con un reportero mientras su fornido jefe circula la cuadra, el traficante de Juárez está absorto con su más nuevo y popular producto: mariguana hecha en Estados Unidos.
Se maravilla de un negocio de mariguana medicinal que visitó en Arizona. “Había tanques con un sistema que a cierta hora liberaba oxígeno, agua y luz como si fuera un reloj”, dice el hombre, quien pidió que su nombre no fuera revelado por temor a ser arrestado o a sufrir represalias por parte de otros miembros de la pandilla. Los conocedores en Juárez ya lo están notando, dice; han comenzado a pedir el Purple Haze o Kush de los dispensarios estadounidenses.
Los miembros de la pandilla traen el producto de calidad de vuelta de Estados Unidos. Los precios son más altos –unos 200 pesos por gramo, comparado con los 50 pesos que costaría el producto habitual– pero también lo es la calidad. “Hay más novedad, más variedad”, dice.
Ahora que la mariguana es permitida de alguna u otra forma en 23 estados de Estados Unidos, el usual flujo de esta droga de Sur a Norte ha ido disminuyendo y, hasta cierto grado, se ha invertido. Esto nunca fue imaginado como uno de los beneficios del Tratado de Libre Comercio (NAFTA).
Ahora, la creciente industria de mariguana en Estados Unidos está transformando los patrones de distribución de los cárteles –forzándolos a traficar más exclusivamente con heroína, por ejemplo– y conllevando a un cambio cultural y económico en el propio consumo de la mariguana en México.
Dos oportunidades podrían surgir: un ‘boom’ empresarial para los productores de mariguana legal en Estados Unidos, y la oportunidad de concentrar la guerra contra las drogas en el tráfico de substancias mucho más letales.
Los efectos de esto se sienten ya en Sinaloa, por mucho tiempo el corazón de la producción mexicana de mariguana.
Los agricultores de dicho estado están arrancando de raíz la mariguana plantada en las zonas montañosas. “En nuestro pueblo se tira porque ya no es un negocio redituable”, dice Mario Valenzuela, alcalde de Badiraguato, el pueblo natal del infame capo de la droga Joaquín ‘El Chapo” Guzmán, quien fue arrestado en el 2014.
Por el transcurso de los últimos dos años, la participación en un programa que da subsidios a los agricultores que plantan tomate o chícharos en lugar de mariguana, se ha incrementado en un 30 por ciento, según Valenzuela.
Él dice que esto tiene que ver con el incremento en la producción de mariguana en Estados Unidos desde que se incurrió en la legalización.
En el pasado, sólo un sexto de la cannabis que se consumía en Estados Unidos era cultivada dentro de los 50 estados; ahora, eso ha aumentado a por lo menos un tercio, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas.
La mariguana de Colorado y California ha comenzado a reemplazar a la de menor calidad que por mucho tiempo fluyó a través de la frontera oculta en camionetas, por túneles, con mulas humanas y por bote desde México.
Los decomisos de mariguana por parte de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en la frontera de California sumaron un total de 132 mil 75 libras en el año fiscal del 2014, la mitad del monto confiscado cinco años antes.
La mariguana de Colorado es tan distintiva tanto en Estados Unidos como en México que los empresarios como Shawn Lucas, fundador de la proveedora de equipamiento para el cultivo, llamada Dutch Hort, dicen que habrá un día en que será una marca de reconocimiento global.
La floreciente exportación del estado ya ha ocasionado problemas en Nebraska y Oklahoma, donde la mariguana aún es ilegal. Estos estados han registrado un alza en la delincuencia en relación a la mariguana proveniente del estado vecino, por lo que en diciembre pidieron a la Suprema Corte de Estados Unidos que le pusiera un alto a la producción en Colorado.
En la Ciudad de México, los jóvenes que recorren los mercados al aire libre en busca de mota, aluden a las marcas que ya son populares al Norte de la frontera.
Para el 2020, si la mariguana llegara a legalizarse por completo, las ventas estadounidenses podrían alcanzar los 35 billones de dólares, dice Matt Karnes, un ex analista de medios de First Union Securities, quien ahora está al frente de la compañía de investigación Green Wave Advisors en Nueva York.
Eso no dista mucho de los 38.5 billones de dólares que los estadounidenses gastaron en las pizzerías el año pasado.
Muchos agricultores mexicanos han optado por cultivar verduras en lugar de mariguana, pero algunos deciden cultivar amapolas para la heroína.
Lucas, de 37 años, es un típico ejemplo de cómo la mariguana ha llegado a popularizarse. Comenzó a cultivar mariguana cuando tenía 16 años con semillas que fueron traídas de Canadá. Abrió algunas tiendas vendiendo nutrientes para el cultivo, siempre cuidándose de hablar en clave con sus clientes. En ese entonces, sólo algunos estados permitían la mariguana medicinal.
“Si tan sólo llegabas a pronunciar la palabra ‘cannabis’, o ‘hierba’, te tenía que sacar de la tienda”, dice Lucas. “Yo no iría a parar a la cárcel por tu culpa”.
Pasó algunos años en Shenzhen, China, estableciendo contactos con fabricantes de las lámparas de descarga de alta intensidad utilizadas por los cultivadores de mariguana. Ahora, uno de sus clientes en Colorado cuenta con 6 mil luces, cada una valuada en 600 dólares al menudeo. “Nunca pensé que llegaría a ver eso”, dice Lucas. “A esto me he dedicado durante toda mi vida adulta”.
México ha estado en la ruina por años tras los efectos de una sangrienta guerra contra el narcotráfico, avivada por sentimientos prohibicionistas en Estados Unidos.
Todo comenzó en 1969, cuando el presidente Richard Nixon ordenó una inspección sorpresa a todos los vehículos que cruzaban hacia Estados Unidos. Ahora la frontera, hecha manifiesta por 650 millas (mil 46 kilómetros) de valla, bulle con drones depredadores, sensores terrestres, y cámaras de vigilancia.
Las luchas territoriales hicieron de Juárez una de las más violentas ciudades en el mundo a principios de esta década, con mil 900 asesinatos registrados en el 2011.
México descriminalizó la posesión de 5 gramos o menos de mariguana en el 2009. Un proyecto de ley presentado el año pasado permitirá la instalación de dispensarios como los que hay en muchas de las entidades de Estados Unidos. “¿Por qué tenemos que estar matándonos entre nosotros por la mariguana?” pregunta el legislador de la Ciudad de México, Vidal Llerenas, un partidario de la legalización. “Tenemos una guerra aquí para prevenir que la droga cruce a un país donde ya es legal”.
Mientras que el proyecto de ley languidece, la cuestión podría ser acelerada si California aprueba la venta de mariguana recreativa en una medida que muy probablemente será puesta a votación en noviembre del 2016.
“Si California la legaliza, la prohibición en México ya no se podrá sostener por medios políticos”, dice Jorge Javier Romero, presidente de una organización de política en torno a las drogas en la Ciudad de México conocida como CUPIHD.
Alrededor del 64 por ciento de los mexicanos apoyan que se permita la mariguana para usos médicos, de acuerdo a una encuesta de agosto del 2013 realizada por Parametría –algo sorprendente para un país que también es uno de los más católicos en el mundo.
Algunos ya no esperan la bendición del Estado. Carlos Zamudio, de 37 años, ayudó a abrir La Semilla Growshop en la Ciudad de México en febrero, vendiendo lámparas y nutrientes, muchas veces importados de Estados Unidos y Canadá.
Uno de los modelos en su tienda, la lámpara para cultivo XXXtreme 6 es fabricada por Hydrofarm, un proveedor de hidroponía en Petaluma, California, cerca del famoso Triángulo de Esmeraldas, donde se concentra la mayor cantidad de los cultivos de mariguana del estado.
Zamudio dice que su tienda es una de por lo menos cuatro en la Ciudad de México. “El mercado se está abriendo”, dice.
Pepe Pallán intenta establecer una red de pacientes y doctores, a pesar de que la mariguana medicinal aún no es oficialmente legal. Un fanático de la serie de televisión estadounidense, Weeds, sobre una madre soltera que trafica con mariguana, Pallán, de 38 años, espera poder ir a California y asistir a la Universidad Oaksterdam de Oakland, la cual se llama a sí misma “la primera universidad de la mariguana”.
Pallán intenta conectar a clientes en la Ciudad de México con doctores que estén dispuestos a supervisar un tratamiento. Él obtiene la mariguana de un cultivador que utiliza métodos orgánicos y procura permanecer lejos de los cárteles. “Yo no hago negocios con esos tipos”, dice.
Pero, desafortunadamente, esos tipos aún no han quedado fuera del negocio. Los capos de la droga en México quizás hayan perdido algunas ganancias debido a la legalización de la mariguana en Estados Unidos, pero siempre hacen ajustes. Es muy probable que las pérdidas en volumen del tráfico de la mariguana sean compensadas con mayores ventas de heroína y metanfetaminas, según Adam Isacson, asociado de alto rango de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, un grupo político.
Algunos de los agricultores que dejaron de cultivar mariguana ahora cultivan amapolas para la heroína, ayudando a que se tripliquen las muertes por sobredosis en Estados Unidos a causa de dicha droga desde el 2010. La mitad de la heroína en EU proviene ahora de México, muy por arriba del 14 por ciento que se registraba el 2009, según la Administración Antidrogas (DEA).
La guerra contra el narcotráfico no ha terminado. Sin embargo ha habido un histórico cambio en la frontera. La lucha se enfoca ahora en la heroína y en otras substancias letales.
Las pérdidas de la guerra contra la mariguana han sido enormes en términos de seguridad y vidas. Décadas de prohibición nunca detuvieron el flujo de la mariguana proveniente desde México; la legalización lo hizo. La pregunta ahora es ¿quién controla ese flujo, un traficante sin nombre en Juárez, o una industria legalizada al otro lado de la frontera?


 

Te puede interesar
Piden renuncia de la titular de la Secretaría de Energía
El Diario de Juárez | 21:01hrs.
El Partido de la Revolución Democrática acusó falta de experiencia a Rocío Nahle por no dar solución al desabasto de combustible en el país
Victoria del Magic sobre Celtics
Associated Press | 21:01hrs.
Orlando se impuso 105-103 a Boston y con ello rompió su racha de cuatro derrotas consecutivas
EU y Argentina apoyan a 'presidente interino' en Venezuela
Excélsior | 19:01hrs.
Esto por considerar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura
Inicia AMLO festejos por Zapata
Reforma | 08:01hrs.
AMLO iniciará en Morelos la celebración por Centenario de la muerte de Emiliano Zapata, a quien rendirá homenaje el primer año de Gobierno
Cae con AMLO compra de gasolina de EU
Reforma | 21:01hrs.
Es una caída de 28 por ciento respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018
EU reitera que no reconoce la toma de posesión del 'dictador' Maduro
Excélsior | 19:01hrs.
Son varios los países de América que no reconocen el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por considerarlo una dictadura
Tips para ser un experto al buscar vuelos en Google
El Diario de Juárez | 19:01hrs.
Esta herramienta utiliza un algoritmo que analiza las tarifas de boletos de avión en cualquier fecha
Parálisis en EU podría resultar más cara que construir muro
El Diario de Juárez | 14:01hrs.
El cierre parcial de gobierno en Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares hasta el momento
Define Congreso venezolano plan para enfrentar a Maduro
Associated Press | 09:01hrs.
La oposición ha considerado el segundo mandato del presidente como 'usurpación' de cargo