Lunes 24 Julio 2017 | 

20

47

22

Secciones

Lunes 24 Julio 2017 | 

20

47

22

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Salazar identificó los asuntos; nosotros elaboramos las soluciones

José Rodríguez
Senador estatal | Sábado 29 Marzo 2014 | 22:39 hrs

Si usted creció, igual que yo, como parte de la generación de los ‘Baby Boomers’, comparte las memorias colectivas de nuestra generación. Todos sabemos en dónde estuvimos cuando dispararon a Kennedy, cuando Neil Armstrong pisó tierra lunar, cuando las protestas estudiantiles en la Universidad de Kent State se volvieron fatales. 

Algunas de aquellas memorias colectivas resuenan particularmente fuertemente si usted creció, como yo, siendo un chicano y un tejano. Muchos aún recordamos ese día en 1970 cuando nos llegó la noticia de la muerte prematura del periodista chicano revolucionario Rubén Salazar, quien nació en El Paso y murió por causa de un proyectil de gas lacrimógeno disparado por parte de un agente del sheriff después de una marcha anti-Vietnam que se tornó violenta. 

Cuando llegó a trabajar a Los Ángeles Times en 1959, Rubén Salazar era uno de los primeros hispanos en unirse al personal del periódico, y cuando falleció era el único hispano que tenía una columna de fondo editorial en todo Norteamérica. También trabajaba como director de noticias para una estación de televisión que transmitía información sólo en español en Los Ángeles. 

Él utilizaba dichos puestos para explorar cómo la cultura afectaba lo que él creía ser su meta profesional y su deber personal: encontrar y reportar la verdad objetiva.

Gracias a un nuevo documental por el cineasta Philip Rodriguez, una nueva generación tiene la oportunidad de echarle un vistazo a la verdad objetiva de Salazar el hombre, una verdad que se ha oscurecido por la importancia simbólica de su repentina y violenta muerte para generaciones de hispanos.  El documental, ‘Rubén Salazar: Man in the Middle’, se transmitirá en PBS a las 9 tiempo del Este el 29 de abril, pero la comunidad de El Paso tendrá la oportunidad de verlo en un estreno especial el miércoles, 9 de abril a las 6 de la tarde, hora central, en el Cinema de UTEP. 

Seguramente, no es coincidencia que Salazar nació en Ciudad Juárez y se crió en El Paso, el miembro de una comunidad fronteriza que entonces, como ahora, acogió su posición como el portal entre culturas. Cerca de tres cuartos de nuestro distrito senatorial estatal habla por lo menos dos lenguajes, y nuestra historia debe mucho a la diversidad de nuestros antepasados, desde los grupos indígenas y las misiones españolas al ferrocarril que cruzó el continente. Salazar llevó consigo su habilidad nativa de traducir entre culturas cuando dejó su puesto en el periódico El Paso Herald-Post para irse a California. 

Vale la pena destacar que el América que encontró Salazar cuando partió de El Paso no compartía nuestra diversidad  cultural. Hoy, los hispanos constituimos más del 16 por ciento de la población de Estados Unidos; en los años ‘50 éramos apenas el dos por ciento de la población. Hasta 1970, año en el que mataron a Salazar, el censo contaba menos de 9 millones de hispanos en el país; hoy somos más de 50 millones y seguimos creciendo.

Todo esto subraya lo excepcional que fueron los logros de Salazar. El logró ser exitoso siguiendo las reglas que el establecimiento anglosajón de su era fijó, pero no abandonó sus raíces ‘chicanas’ al hacerlo. Al contrario, utilizó la plataforma que ganó con su éxito para hablar y atravesar una división cultural mucho más estrecha de la que existe hoy en día, todo con la esperanza de fomentar un entendimiento y respeto mutuos. 

Para mi generación, la muerte de Rubén Salazar marcó un punto de cambio importante en la lucha de los hispanos para conseguir los derechos civiles en Estados Unidos. No estoy seguro que estaríamos donde estamos hoy si la tragedia de su muerte no hubiera influenciado tanto a hispanos como a los no hispanos de este país, alentando a una nueva generación de latinos a convertir sus historias en parte del tejido sociocultural americano. 

En las décadas desde su muerte, los logros periodísticos de Salazar y su impacto personal se han reconocido de múltiples maneras. Parques, edificios, becas académicas, y galardones se han nombrado por él.  En el 2008, se hizo una estampilla del correo de Estados Unidos en su honor. 

Yo también me enorgullezco al agregar a dicha lista una proclamación en el Senado de Texas honrando su memoria. 

Rubén Salazar, un modelo a imitar quien le hizo frente a asuntos de los cuales aún dialogamos hoy en día, demostró que un periodista puede abogar por el empoderamiento de una comunidad y mantener la objetividad de su integridad periodística. 

Es hora de un gran cambio demográfico; el Nuevo Texas se aproxima. Es apropiado que ahora reconozcamos una de las figuras seminales de nuestro pasado reciente, quien predijo nuestro futuro. 

El estreno especial en UTEP se llevará a cabo el miércoles, 9 de abril en el Cinema de UTEP desde las 6 a las 8 de la noche. La entrada es gratuita pero el espacio es limitado.  Para reservar su entrada, acuda a http://t.e2ma.net/message/xzccf/le8s0d.  Para más información sobre el estreno contacte a Laura Rodriguez al [email protected]

*El senador José Rodríguez representa el Distrito 29 del Senado de Texas, que incluye los condados de El Paso, Hudspeth, Culberson, Jeff Davis, y Presidio.  Representa a áreas urbanas tanto como rurales, y más de 350 millas de la frontera Texas-México.  El senador Rodríguez se eligió en el 2010 y es miembro de los comités de Justicia Criminal, Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares, y Organización Gubernamental, asímismo, sirve como vicepresidente del comité de Jurisprudencia.


  • También te puede interesar
  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Dejan lluvias destrucción… ahora le tocó al Westside
Diego Murcia
El Diario de El Paso | 22:08 hrs

En la calle Villa Hermosa, socavón se traga ¡un auto!

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: