Cumple hoy 354 años Ciudad Juárez

Juan de Dios Olivas
El Diario
2013-12-08

Ciudad Juárez— Vestido con su hábito color marrón, atado un lazo en la cintura y sandalias de cuero,  aquel franciscano caminó y se colocó frente a un improvisado altar de la rudimentaria construcción de barro y enramada. Las miradas de los indios sumas y mansos presentes, se centraron en el personaje. Fray García de San Francisco rompió el silencio y dio inicio a una ceremonia sencilla y humilde, que sería recordada hasta la actualidad.
Aquel día de hace 354 años, este fraile proclamaba la fundación de la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte y, sin saberlo, colocaba los cimientos de la futura Ciudad Juárez.
“En el nombre de la santísima e individual Trinidad, padre, hijo y espíritu santo, tres personas distintas y un sólo Dios verdadero; para su mayor gloria, honra y reverencia, y confusión del enemigo infernal. Y para servicio de la santísima Virgen María, señora nuestra y patrona inmaculada;  y mayor exaltación de nuestra fe católica…”, abrió su discurso.
Posteriormente, tras recordar que los mismos indios le pidieron acudir a ellos a predicar el evangelio, alzó la cruz que llevaba en sus manos para tomar posesión de la conversión de Mansos y Sumas para así consagrar el nuevo templo.
“…Y nombro y dedico esta iglesia y conversión a la santísima Virgen de Guadalupe con sobrenombre del Paso, colocando su santa imagen; para lo cual y quitarle al demonio su tirana posesión, hago testigos a los cielos y a la tierra y a todos los santos ángeles que en guarda están presentes; y especialmente a todos los gentiles que son de esta conversión…”

Paso del Norte

El lugar elegido para fundar la Misión se encontraba a corta distancia del Río Bravo, del punto al que el conquistador Juan de Oñate, 61 años antes, bautizó como Paso del Norte, al tomar posesión de “todos los reinos y provincias de Nuevo México sobre el Río del Norte (Bravo) en nombre del Señor Rey Don Felipe II”.
Era el punto del Camino Real donde habitualmente las caravanas de viajeros cruzaban el río Bravo para internarse al actual territorio de Nuevo México.
Cinco meses antes de la fundación, en julio de 1659, una caravana proveniente de la ciudad de México, se dirigía a Nuevo México con un nuevo gobernador y un nuevo custodio para la misión de Senecú: Bernardo López de Mendizábal y fray Juan Ramírez. Este último nombrado también procurador de las misiones.
Durante la marcha por el Camino Real de Tierra Adentro se registró una agria disputa entre el gobernador y los religiosos, que provocó la deserción de 10 de ellos e impidió que las misiones franciscanas se reforzaran y ampliaran su prédica.
Ramírez se regresó a México en busca del apoyo de sus superiores para afrontar el conflicto y dar parte al virrey para encontrar una solución.
En tanto, los indios Mansos y Sumas acudieron a fray García de San Francisco, quien entonces se encontraba en la Misión de Socorro, ahora Texas, para solicitarle la construcción de una misión en el Paso del Norte del río Bravo y el envío de franciscanos.
Fray García, al enterarse de que no habría sacerdotes destinados a evangelizar, decidió ir él a fundar de manera oficial el campo misionero que había estado preparándose ya con permiso de la Corona española y autoridades eclesiásticas meses atrás. Al aceptar, en agradecimiento en varias ocasiones le construyeron arcadas de ramas para recibir a los religiosos, pero el recién nombrado gobernador López de Mendizábal ordenó a sus soldados destruirlas cuantas veces se construyeran y obstaculizar la labor de evangelización. Sin embargo, los indios mantuvieron otros arcos ocultos y cuando llegaron los franciscanos los recibieron con ellos. 
El motivo de los mansos para apoyarlo era que estaban dispuestos a vivir en forma pacífica y sedentariamente en torno a la nueva misión, protegidos de la voracidad de los soldados españoles que buscaban mano de obra para sus empresas. También buscaban librarse del exterminio practicado en Nuevo México y aprender de los ministros religiosos formas occidentales de sedentarismo que no conocían.

Pilar de una gran ciudad

Sabedor de que Bernardo López de Mendizábal era ya un enemigo jurado de los franciscanos y se oponía a la fundación de una misión entre los Mansos, fray García tuvo que actuar con rapidez para construir una iglesia provisional, reunir un nutrido grupo de indígenas mansos y sumas y realizar la ceremonia formal de fundación.
Así, apoyado por indios Sumas y Mansos provenientes de la misión de Senecú y del mismo Paso del Norte que habían sido evangelizados por los frailes franciscanos, levantaron una pequeña construcción de lodo y palos con techos de paja.
Los débiles muros y la techumbre mostraban la prisa por terminar. Sin imaginar el futuro, los indígenas construían con sus propias manos los cimientos de lo que 354 años después sería Ciudad Juárez.
El día elegido por fray García fue el domingo 8 de diciembre de 1659, en que se celebraba la fiesta de la Inmaculada Concepción.
En una breve y sencilla ceremonia llevada a cabo el 8 de diciembre, fray García dedicó la misión a la Virgen de Guadalupe, cuyo culto estaba ya presente entre los criollos del centro del virreinato y su celebración muy cercana: el 12 de diciembre.
El nombre que le dio fue: Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte.
En los informes dirigidos a sus superiores y asentados en el auto de fundación, fray García informaba a sus superiores:
“...haber bajado (yo) con no poco trabajo a El Paso del Río del Norte en la frontera de la Nueva España y en medio de la custodia y provincia de Nuevo México y habiéndome congregado la mayor parte de las rancherías de los mansos paganos en dicho sitio y habiéndoles ofrecido la palabra evangélica, y ellos habiéndola aceptada para su catecismo, y permitiéndome construir una pequeña iglesia de ramas y lodo y un monasterio techado con paja, dichos paganos añadido y recibídome como su predicador y ministro...” Fray García puso como testigos de la fundación a los gentiles Bernardino Gualtoye, Antonio Guilixigue, Antonio Elogua, Juan Azoloye, Francisco Tzitza y Felipe Quele, que lo acompañaron desde Senecu hasta el Paso del Norte.
El auto de fundación fue asentado en 1663, por el notario apostólico, fray Antonio Tavares, en el Libro Primero de Casamientos de la Misión de Guadalupe, el cual se encuentra extraviado desde la década de 1990.
[email protected]

Te puede interesar
Piden renuncia de la titular de la Secretaría de Energía
El Diario de Juárez | 21:01hrs.
El Partido de la Revolución Democrática acusó falta de experiencia a Rocío Nahle por no dar solución al desabasto de combustible en el país
Victoria del Magic sobre Celtics
Associated Press | 21:01hrs.
Orlando se impuso 105-103 a Boston y con ello rompió su racha de cuatro derrotas consecutivas
EU y Argentina apoyan a 'presidente interino' en Venezuela
Excélsior | 19:01hrs.
Esto por considerar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura
Inicia AMLO festejos por Zapata
Reforma | 08:01hrs.
AMLO iniciará en Morelos la celebración por Centenario de la muerte de Emiliano Zapata, a quien rendirá homenaje el primer año de Gobierno
Cae con AMLO compra de gasolina de EU
Reforma | 21:01hrs.
Es una caída de 28 por ciento respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018
EU reitera que no reconoce la toma de posesión del 'dictador' Maduro
Excélsior | 19:01hrs.
Son varios los países de América que no reconocen el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por considerarlo una dictadura
Tips para ser un experto al buscar vuelos en Google
El Diario de Juárez | 19:01hrs.
Esta herramienta utiliza un algoritmo que analiza las tarifas de boletos de avión en cualquier fecha
Parálisis en EU podría resultar más cara que construir muro
El Diario de Juárez | 14:01hrs.
El cierre parcial de gobierno en Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares hasta el momento
Define Congreso venezolano plan para enfrentar a Maduro
Associated Press | 09:01hrs.
La oposición ha considerado el segundo mandato del presidente como 'usurpación' de cargo