jueves 23, octubre, 2014 | hrs

Nuevo obispo de El Paso se solidariza con las víctimas de pederastia


Juliana Henao
El Diario de El Paso | Domingo 22 Septiembre 2013 | 23:35 hrs
El tema resulta escabroso, muchos prefieren no pensar en él u obviarlo. Otros dicen que les resulta increíble, repulsivo e incluso, doloroso.

Lo cierto es que se trata de un problema real, lamentablemente latente, que cubre con una estela de tristeza y sufrimiento a las víctimas y la iglesia católica a nivel mundial.

Nos referimos a la pederastia.

Con paciencia, sinceridad y una valentía casi sobrehumana, arropadas en el afecto que siente por los fieles, el recién instalado obispo de la Diócesis Católica de El Paso, Mark J. Seitz, puso interés en abordar el tema.

Y que, además, ha registrado, al menos, dos incidentes similares a nivel local.

Seitz, quien recibió oficialmente la dirección de la Diócesis de El Paso el pasado julio, confesó hablando un español muy fluido, que el problema lo vive “con profundo dolor”.

“Tengo que reconocer”, continuó “que esto me ha generado una gran consternación. Comparto con miles de personas, dentro y fuera de la Iglesia, la sensación de desazón terrible frente a estos delitos”, dijo, en entrevista exclusiva con El Diario de El Paso.

Aseguró que piensa en las víctimas, en su dolor y en la marca imborrable que esto ha generado.

“Yo he incluido a todas las víctimas de abuso sexual en mis oraciones diarias y desde los noventas he ayunado los viernes por ellos y lo sigo haciendo hasta la fecha”, confesó el padre espiritual de unos 670 mil católicos en 10 condados del estado de Texas.

Y sumó: “Les pido a los que puedan que lo hagan también, así se traerá un poco de alivio para aquellos que sufren por este flagelo”.

El obispo Seitz, quien viene de la grey católica de Dallas, donde ejerció su ministerio durante 41 años, consideró que “sin lugar a dudas el abuso de niños es un delito grave, que viola la dignidad de la persona y traiciona la confianza que un menor pone en un adulto, en este caso en un sacerdote”.

En agosto de este año, se denunció el abuso sexual de un ex sacerdote católico de El Paso, identificado como el reverendo Alfonso Madrid.

De acuerdo a la abogada Lori Watson, su cliente John Doe, quien impuso la demanda, fue abusado desde los ocho años de edad, de 1974 a 1975, por Madrid cuando éste servía en la iglesia de la ciudad llamada El Sagrado Corazón.

El demandante asegura que el ex sacerdote abusó más de 100 veces de él cuando era sacristán junto a su hermano en esa iglesia.

Madrid sirvió en la Diócesis de El Paso 30 años atrás y murió en 1982 de causas naturales.

La abogada Watson, de la firma de abogados de Dallas Merritt & Watson, informó que en julio pasado un ex estudiante también de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, llegó a un acuerdo con la Diócesis de El Paso y con New Orleans Province of the Jesuit Order, después de presentar una demanda por un caso de abuso sexual que sucedió cuando tenía 9 años.

El obispo Seitz, quien es el sexto de la Diócesis, en reemplazo de su homólogo Armando X. Ochoa, aunque dijo que no podía dar declaraciones de casos específicos de abuso sexual con menores en El Paso, afirmó que un caso ya era “demasiado”.

“Es mi prioridad asegurarme que cualquier caso de abuso sexual que se presente en la Diócesis de parte de nuestros sacerdotes o de nuestros empleados sea reportado de acuerdo a la ley del estado e investigado a profundidad”, dijo.

Y aseguró: “Los sacerdotes, los religiosos y cualquier persona que esté relacionada con la Diócesis y se involucre en un caso de este tipo será removido”.

Seitz reiteró que su misión dentro de la Diócesis de El Paso es  llegar en persona a las 55 parroquias y 22 misiones que tiene bajo su égida y conocer de primera mano sus necesidades, desafíos y logros.

La máxima autoridad de la iglesia Católica en El Paso explicó que la Diócesis por muchos años ha ofrecido un recurso para denunciar un abuso sexual perpetrado por alguien que trabaje o esté involucrado con el estamento mismo que es debidamente investigado.

De la misma manera Seitz también mencionó que existe en la Diócesis un consejo de revisión que continuamente está evaluando las reglas, la conducta y desempeño de todos sus miembros, incluyendo cualquier denuncia de abuso.

La Diócesis de El Paso informó que aquellos que han sido víctimas de abuso sexual infantil por parte de algún miembro de la Iglesia Católica Romana, se les pide, contactar a las autoridades y a Susan Martínez, del Ministerio de Asistencia a Víctimas a través del teléfono (915) 872-8465 o por el email smartinez@elpasodiocese.org.

jhenao@diariousa.com

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de abajo se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.