Educacion

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 20 Febrero 2018 | 

16

09

56

Secciones

Martes 20 Febrero 2018 | 

16

09

56

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Guíalo según su forma de ser

Nabil Valles/El Diario | Jueves 15 Febrero 2018 | 00:01 hrs

 /
Imagen Galeria

/

La relación entre los talentos y la personalidad de un niño pareciera una obviedad. Este es el motivo por el que se piensa que, para potenciar el talento, la clave está en entender la personalidad.

La cuestión, sin embargo, es más compleja: la personalidad revela apenas una parte de quienes somos. Por ello, ayudar a los hijos a reconocer y desarrollar sus talentos dependerá también del conocimiento de su carácter.

La dificultad surge con la confusión entre ambos conceptos. María de Jesús Ramos, especialista en desarrollo personal y familiar, aclara sus diferencias y explica la manera en que conocer cada uno de estos aspectos tiene relevancia en la labor de los padres.

“Mientras que la personalidad muestra lo que eres por fuera o lo que eres para el mundo, el carácter revela lo que eres dentro”, puntualiza.

Por personalidad debe entenderse un conjunto de rasgos o cualidades que caracterizan la manera de actuar, por lo que está más vinculada con el entorno social, que con los valores internos.

De esta manera, la personalidad es algo que se construye a partir de las experiencias, pero no de los rasgos esenciales que definen cómo es una persona. El carácter, por el contrario, está conformado por una serie de valores estables en la vida.

“En contraste con la personalidad, el carácter no necesita validación y apoyo de la sociedad. Si combinas tu personalidad y tu carácter, el resultado será quién eres en realidad”, abunda.

A partir de estas consideraciones, los padres podrán encontrar los talentos de sus hijos en el carácter, que es el factor que determina lo que les interesa y en lo que son naturalmente hábiles.

Para ello, una buena idea es fijarse en lo que les gusta hacer a los niños, con independencia de lo que hace su grupo de amigos o compañeros de escuela; notar en qué actividades se destacan individualmente.

Mientras tanto, la personalidad indicará en qué actividades o contextos sociales pueden encontrar un canal de expresión las inclinaciones del carácter. La expresión artística, por ejemplo, sienta bien a las personas de carácter introvertido.

En cuanto a la etapa en que la personalidad alcanza su pleno desarrollo, Ramos comenta que es a partir de la adolescencia cuando “habiéndose forjado ya un patrón relativamente estable de conducta, emoción y pensamiento”, se puede hablar propiamente de ella.

“Esta personalidad variará a lo largo de la vida, pero a grandes rasgos su estructura va a ser semejante, salvo que suceda algún acontecimiento de importancia que empuje al sujeto a realizar cambios en su manera de visualizar el mundo”, concluye.

 

Fuente:

María de Jesús Ramos

Trabajadora social con especialidad en desarrollo personal y familiar.

CETAP

Centro de Tecnologías del Aprendizaje

Correo: [email protected]

cel. 6561982929

 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Conócelo, ámalo y apóyalo
Cynthia Camacho/El Diario | 00:01 hrs

En la adolescencia los hijos comienzan a decidir y a elegir su camino. Si estás es esa etapa de la vida, aprende a lidiarla...

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: