Vivienda compartida, una opción cada vez más popular | Economia

Economía

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Agosto 2018 | 

15

52

52

Secciones

Martes 21 Agosto 2018 | 

15

52

52

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Vivienda compartida, una opción cada vez más popular

Associated Press | Miércoles 09 Mayo 2018 | 10:58 hrs

Internet /

Internet /

El costo de la vivienda es prohibitivo para mucha gente en las grandes ciudades, pero una creciente tendencia a compartir casa ayuda a aliviar el golpe.

La vivienda compartida asume muchas formas y abarca desde casas hasta departamentos de lujo pequeños. Pero la premisa es siempre la misma: Las personas pueden ahorrar dinero y ampliar su círculo social si comparten vivienda y sacrifican espacio.

Y ahora los inquilinos tienen una nueva opción: compartir departamentos diseñados con ese fin, con el incentivo de que tienen contratos de alquiler más flexibles y no hay que pagar comisiones al alquilarlos, lo que representa un ahorro de miles de dólares. En Estados Unidos le dicen "co-living" a esta modalidad.

Un ejemplo es Carmel Place, un edificio en el barrio Kips Bay de Manhattan que funciona desde 2016 y es administrado por Ollie, una startup especializada en co-living. Tiene 55 departamentos pequeños de un ambiente, de entre 24 y 28 metros cuadrados, el tamaño de un garage para un auto. Los departamentos vienen con sábanas y toallas, y muebles diseñados especialmente para unidades diminutas, como camas plegables. Los residentes comparten un espacio común, lavadero, gimnasio y una terraza en el techo.

Los departamentos más baratos cuestan 2 mil 775 dólares por mes, cifra que incluye servicio de cable y Wi-Fi, limpieza y acceso a actividades sociales. A una cuadra, un departamento de un ambiente de 47 metros cuadrados , sin amoblar y con gimnasio, se alquila a 3 mil 150 dólares.

Matthew Alexander vive en Carmel Place desde hace dos años. Antes compartió vivienda con la modalidad de "roommate", ocupando una habitación en un departamento tradicional, pero quería mayor privacidad, un espacio propio, y le gustó el concepto de Carmel Place porque es nuevo y ofrecía cosas como entrega de víveres.

Alexander se hizo muchos amigos a través de eventos planificados por Ollie, como clases de combinación de bebidas y otros ingredientes en Soho y una visita a una fábrica de chocolate en Brooklyn. No le importa el tamaño de su departamento, aunque dice que es demasiado pequeño como para dos personas.

"Me gusta el concepto de microdepartamento y de minimalismo", dijo Alexander, quien tiene 27 años y trabaja en la división de personal de Citigroup.

Hay mucha demanda de departamentos en edificios con la modalidad "co-living". Common, un startup que tiene residencias en Nueva York, San Francisco, Chicago y Washington, dice que recibe mil solicitudes semanales para las 500 habitaciones que ofrece.

El de co-living es un concepto nuevo que está en plena evolución. Pero la demanda que hay hace pensar que va a sobrevivir incluso si los millennials se casan y se mudan a viviendas más grandes, ya que hay mucha gente joven lista para llenar esos vacíos.

Ollie está a punto de ofrecer viviendas en Long Island City, un barrio de Queens, Nueva York, muy cerca de Manhattan. Tiene departamentos amoblados de dos y tres dormitorios con cocinas (aunque sin sala de estar) en 13 pisos de un rascacielos de 42 pisos. Cuenta con unidades de tan solo mil 393 dólares: un dormitorio pequeño y baño compartido, con acceso a una piscina cubierta y un gimnasio.

En el mismo barrio, Craiglist ofrece un departamento de dos dormitorios por 2 mil 21 dólares.

"Estamos tratando de ofrecer a precios rebajados un producto de primera calidad", dijo Christopher Bledsoe, cofundador y CEO de Ollie. La empresa reduce los costos al ubicar mucha gente en sus edificios y negociar rebajas con vendedores de muebles y de otros productos.

Bledsoe dice que dos tercios de los inquilinos de Ollie tienen menos de 35 años y el resto son gente de más de cincuenta.

Otra opción de co-living es WeLive, que tiene edificios en Arlington (Virginia) y Nueva York, los cuales ofrecen 200 departamentos cada uno y espacio para trabajar compartido. Los departamentos están amoblados y son levemente más grandes que los de Ollie. Cuentan asimismo con espacios compartidos grandes y servicios como limpieza. Un monoambiente de WeLive en Arlington cuesta de mil 500 dólares al mes para arriba, 100 dólares menos que monoambientes sin amoblar ofrecidos en el mismo barrio por Apartments.com.

Otras firmas cuentan con unidades más baratas, sin tantos servicios adicionales. HubHaus, de Los Altos, California, alquila viviendas y las adapta para que sean compartidas. Las habitaciones no están amuebladas pero las áreas comunes sí. Ofrece Wi-Fi y servicio de limpieza dos veces al mes. Y auspicia actividades como excursiones y cenas.

Una habitación en una casa de cinco dormitorios cerca de la sede de Apple en Cupertino, California, cuesta mil 250 dólares. En la misma calle Craiglist ofrece una habitación con baño privado por mil 300 dólares. Un departamento de un dormitorio en el mismo barrio cuesta 2 mil 750 dólares al mes.

Sruti Merchand, cofundadora y CEO de HubHaus, dice que la modalidad de co-living se populariza porque no hay muchas viviendas baratas en alquiler. Y considera que a los jóvenes les gusta la idea de viviendas que priorizan el sentido comunitario por sobre la privacidad.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Confían inversores extranjeros en economía mexicana
Reforma | 08:51 hrs

En julio la tenencia de valores gubernamentales mexicanos por parte de extranjeros avanzó 2.4 por ciento





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: