Deportes

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 22 Septiembre 2017 | 

10

57

23

Secciones

Viernes 22 Septiembre 2017 | 

10

57

23

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Abismal diferencia

Associated Press | Viernes 15 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

 |

|

Las Vegas— En aquella época, el “Canelo” era simplemente Saúl Álvarez, un joven pelirrojo de 15 años, cuyo mayor anhelo era ganar algo de dinero en el boxeo.

Recibió su oportunidad en una noche veraniega de 2005 y en un suburbio de su natal Guadalajara. Su rival era otro adolescente, llamado Abraham González, pero pudo haber sido cualquier otro.

Álvarez mostró que tenía potencial al noquear a González en el quinto asalto. Con ello, ganó por primera vez dinero en este deporte.

“Ochenta pesos”, rememoró el mexicano esta semana. “Creo que eran entonces como seis dólares”.

Una docena de años después, la paga ha mejorado bastante. Mañana por la noche, Álvarez devengará millones de dólares por enfrentarse al noqueador Gennady Golovkin dentro de la división de los medianos. Muchos puristas del boxeo comparan este combate con los mejores de la historia dentro de esta categoría.

Unos 40 millones de paisanos de Álvarez mirarán por televisión la pelea, en el día en que se celebra el aniversario del inicio de la guerra por la independencia de México. El “Canelo”, quizás el mayor ídolo deportivo de la actualidad en su país, se medirá al temible Golovkin en un duelo que podría definir la carrera de ambos.

En Estados Unidos, HBO transmitirá el pleito, en la modalidad de pago por ver.

“Esto es por mi país y por mi gente”, recalcó Álvarez. “La gente simplemente quería esta pelea”.

El espectáculo no se avizora apto para cardiacos. Golovkin hilvanó 23 nocauts consecutivos antes de irse a los puntos en su contienda más reciente, mientras que Álvarez domina bien el contraataque y no rehúye el intercambio de puñetazos.

Entre los dos acumulan apenas una derrota en 88 peleas. Álvarez la sufrió en 2013, frente a Floyd Mayweather Jr, en un combate que llegó muy pronto en la carrera del mexicano, según afirma él mismo. En contraste, Álvarez esperó antes de encarar a Golovkin. Tanto el púgil como su promotor Óscar de la Hoya fueron duramente criticados por evitar al kazajo durante los últimos dos años.

Ahora, Álvarez luce como un púgil maduro en la división, y los dos contrincantes llegarían a la función sabatina en su mejor momento.

No debería haber muchas sorpresas. Y de ningún modo habrá pretextos.

“Mi mentalidad está enfocada al 100% en ganar”, aseveró Álvarez. “Cada noche, antes de irme a la cama, visualizo que voy a noquear”.

Álvarez ha estado ya antes en los grandes escenarios. Su batalla contra Mayweather fue adquirida por más de dos millones de hogares para mirarla. Y en los últimos cinco años, Álvarez ha alcanzado grandes cifras de audiencia, tanto en las arenas como en la televisión.

El “Canelo” ha aparecido en comerciales de la TV con Sylvester Stallone, ha cobrado bolsas multimillonarias en dólares y se ha consolidado como el nuevo exponente de la generación de bravos boxeadores mexicanos.

Si puede vencer a Golovkin, que es favorito por un margen ligero, Álvarez se apoderará de tres títulos mundiales y conseguirá una victoria con repercusión en todo el mundo del boxeo.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Reza América por México
Agencia Reforma | 21:21 hrs

Así regresó a las actividades en un entrenamiento singular

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: